Aragón

Los accidentes de trabajo aumentan casi un 7% en Aragón en 2018, según CC. OO.

"Hay un deterioro generalizado de las condiciones de trabajo", señala el secretario de Salud Laboral del sindicato

Los accidentes en la Construcción han aumentado un 18,56 por ciento
Los accidentes de trabajo aumentan casi un 7% en Aragón en 2018, según CCOO
freestockcenter

Los accidentes de trabajo han aumentado en 2018 en Aragón casi un 7 por ciento, en comparación con el año anterior. Así se desprende del Informe de Siniestralidad Laboral realizado por Comisiones Obreras (CC. OO.).

El estudio, presentado este lunes en rueda de prensa en la sede del sindicato, deja patente que hay "un deterioro generalizado en las condiciones de trabajo", ha apuntado el secretario de Salud Laboral de CC. OO.-Aragón, Luis Clarimón. Ha evidenciado que hay una tendencia "al alza" en los accidentes laborales.

Durante 2018 se han registrado en Aragón 15.447 accidentes laborales leves, 108 graves y 25 mortales en jornada de trabajo. Enfermedades profesionales se han registrado 608, aunque según el sindicato están "infradetectadas" ya que se declaran "menos de las que se debería", y accidentes in itinere 2.081 leves, 8 graves y 11 mortales.

El informe de CC. OO. apunta que se han producido un total de 36 accidentes mortales en total en 2018, 8 por condiciones de trabajo, 8 por accidentes de tráfico, 9 por patologías no traumáticas y 11 por accidentes de tráfico in itinere. En 2017 hubo 26 fallecidos en jornadas laborales y 3 in itinere.

La siniestralidad laboral en Aragón ha aumentado un 6,98 por ciento en comparación con 2017. Por sectores, ha crecido en todos menos en el agrario, donde ha caído un 0,57 por ciento. En la Industria ha aumentado un 13,40 por ciento, en la Construcción un 18,56 por ciento y en Servicios un 2,48 por ciento.

Antigüedad

De los 15.447 accidentes registrados, el 26,32 por ciento se han producido en trabajadores con menos de tres meses de antigüedad en la empresa, el 8,79 por ciento en aquellos que llevaban entre 4 y 6 meses, el 5,76 por ciento entre 7 y 9 meses, el 4,39 entre 10 y 12 meses, el 18,08 por ciento entre 1 y 3 años, el 19,18 por ciento entre 3 y 10 años y el 17,47 por ciento más de diez años.

Clarimón ha destacado el alto porcentaje de accidentes en aquellos que llevan menos de tres meses en el puesto de trabajo. Así, ha incidido en el deterioro "generalizado" en el trabajo; "con alta precariedad laboral y rotación de plantillas, a lo que se suma la falta de inversión empresarial en prevención".

"Al igual que en el resto de España, Aragón sigue registrando una alta tasa de siniestralidad directamente relacionada con la eventualidad de los contratos de trabajo". Ha sostenido que las razones pueden estar en las condiciones laborales, ya que tienen contratos más cortos y por lo tanto "con peores condiciones económicas y escasa formación del puesto de trabajo y menor información sobre los riesgos".

Ha precisado que el diferencial en el índice de accidentes entre los dos tipos de contratos no desaparece incluso cuando se tenga en cuenta las características personales. "Si comparamos a dos trabajadores estrictamente iguales en términos de experiencia, edad y sector, el que tiene un contrato temporal tendrá mayor probabilidad de sufrir un accidente".

Además, ha remarcado que este 2018 ha habido nueve personas fallecidas en sus centros de trabajo en horario laboral por patologías no traumáticas, como infartos e ictus. "Es necesario que empresas y empresarios integren la prevención de riesgos en todas las actividades y decisiones, a lo largo de toda la línea jerárquica de las empresas, con el objetivo de conseguir una mejora continua en las condiciones de trabajo".

Para el sindicalista, son las empresas por ley las principales responsables de la salud y la seguridad de sus trabajadores. "Esta responsabilidad se deriva de su capacidad organizativa de la actividad laboral y, por tanto, de crear y determinar las condiciones de trabajo y de exposición al riesgo".

Las mujeres sufren más accidentes in itinere

Clarimón ha explicado que las mujeres sufren más accidentes in itinere que los hombres. Además, desde 2002 se han incrementado un 10 por ciento los accidentes de tráfico que se producen en el trayecto al trabajo.

A pesar de que los hombres están implicados en un mayor número de accidentes de tráfico, las estadísticas se invierten cuando se trata de accidentes sufridos por mujeres in itinere. Ha mencionado que la principal causa con la que se relaciona esta situación es la doble presencia, es decir, la necesidad de estar en dos sitios a la vez, atendiendo el trabajo y el cuidado de otras personas, algo que ha aumentado "considerablemente" desde 2005.

También ha citado la exposición del riesgo psicosocial, las exigencias laborales que se imponen a los trabajadores para hacer frente al cumplimiento de su tarea, rapidez de ejecución, plazos o realización de varias tareas simultáneas.

Ha evidenciado que hay que sumar determinadas características de la organización del trabajo. Ha dicho que la falta de protocolos y de determinación de las tareas de los puestos perjudica, de forma importante, la capacidad de acomodar al trabajo sus capacidades.

Reducir la siniestralidad

Comisiones Obreras ha propuesto una serie de medidas con el objetivo de reducir la siniestralidad laboral e impulsar la calidad de los sistemas de prevención de riesgos laborales. Clarimón ha detallado que es necesario contribuir al fortalecimiento de la coordinación y la colaboración de las administraciones y los interlocutores sociales, y además, hay que impulsar la cultura preventiva sensibilizando, promoviendo y comprometiendo a organizadores, empresas, trabajadores y la sociedad en general.

"Hay que garantizar la perspectiva de género en todas las actuaciones en materia de salud laboral y, en concreto, en las evaluaciones de riesgos laborales en los centros de trabajo, teniendo en cuenta las características físicas, biológicas de hombres y mujeres y las posibles diferentes consecuencias que estas exposiciones pueden tener en la salud, especialmente en aquellos sectores altamente feminizados", ha mencionado.

Ha considerado necesario un mayor esfuerzo de las administraciones para acabar con su subregistro, instando a la puesta en marcha de programas de visitas a empresas con riesgos especiales, especialmente en sectores o en actividades determinadas, como los de procesos de producción que han estado expuestos a sustancias cancerígenas como el amianto.

El sindicato ha propuesto crear un fondo de compensación para las víctimas de amianto. "Es una reivindicación histórica de las personas enfermas por este mineral, serviría para que aquellos que han estado expuestos durante su vida laboral puedan ser compensados económicamente cuando la empresa en la que trabajaron ya no exista, y por tanto no haya a quién reclamar responsabilidades. También permitiría eliminar trámites judiciales y agilizar los plazos para que se produzca esa compensación económica".

Red de médicos centinela

El secretario de Salud Laboral de CC. OO.-Aragón ha sostenido que sería muy útil la creación de una red de médicos centinela. Este sistema podría servir para diseñar políticas de actuación paliativa y preventiva y ha apuntado que este tipo de red médica existe, "con gran éxito" en otras Comunidades, como Navarra.

Ha reclamado que se intensifiquen los programas de vigilancia, seguimiento y control de las empresas con alta tasa de siniestralidad e impulsar los programas de visitas a empresas con riesgos especiales.

Sobre los accidente in itinere, Clarimón ha mencionado que hay que apostar por la realización de Planes de Movilidad a las Empresas. "Consideramos que se tienen que elaborar planes de movilidad sostenible en los centros de trabajo de grandes y medianas empresas y en los espacios multiempresas, como polígonos industriales", ha concluido.

Etiquetas
Comentarios