Despliega el menú
Aragón

El fuerte viento obliga a cerrar las estaciones de Cerler y Formigal y un acceso a Valdelinares

Las condiciones meteorológicas condicionan la actividad de las estaciones de esquí aragonesas.

Cerler, este domingo por la mañana.
Cerler, este domingo por la mañana.
Aramón

El fuerte nieve y la inestabilidad del manto de nieve no han permitido abrir este domingo las estaciones de esquí de Cerler y Formigal. Y Astún ha ha restrasado su apertura por las malas condiciones meteorológicas.

Según los partes de primera hora de la mañana, este domingo solo han abierto las estaciones de Panticosa (con 17 kilómetros esquiables), Candanchú (con 5) y Astún (con 7).

Las estaciones recomiendan "extremar las precauciones y no salir de las pistas señalizadas debido a la inestabilidad del manto nivoso".

Las previsiones meterológicas en el Pirineo para este domingo son de cielos nubosos y rachas de viento de moderadas a fuertes.

Uno de los accesos a las pistas de Valdelinares, cortado

En la provincia de Teruel, una de las carreteras de acceso a las pistas de esquí de Valdelinares y a Alcalá de la Selva, la A-2705, ha quedado cortada en un tramo de diez kilómetros por la nieve y no se puede transitar por ella. Aunque las máquinas quitanieves han estado trabajando durante toda la mañana para limpiar esta vía de comunicación, el fuerte viento que sopla en la zona vuelve a llenar de nieve la calzada en pocos minutos.

Así lo ha explicado el alcalde de Valdelinares, David Benages, quien ha destacado que, “por suerte, existen otras vías de acceso a la estación invernal”, ya que, hoy domingo, hay mucha gente practicando el esquí. El tramo de carretera de la A-2705 que ha quedado cortado discurre por una cota de 2.000 metros de altitud mientras que existe otro acceso que no supera los 1.700 metros. “Hace mucho viento, ese es el problema”, ha dicho Benages. El temporal dejó ayer una capa de nieve de 15 centímetros de altura en la zona de Valdelinares.

Etiquetas
Comentarios