Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

Aragón, pueblo a pueblo

Moyuela: cuevas, peñas, un gallo y ganas de disfrutar

El municipio del Campo de Belchite tiene casi cuarenta colectivos peñistas y sabe sobreponerse a los retos del día a día con un espíritu admirable, aunque el censo haya descendido.

Moyuela: cuevas, peñas, un gallo y ganas de disfrutar

El cariño por Moyuela se les adivina de lejos. Ambas ocupan una concejalía en el ayuntamiento del municipio; María Jesús Gracia nació en sus calles, marchó enseguida a Zaragoza y lleva ahora tres décadas de vuelta, y la malagueña Carmen López recaló en Moyuela por amor, un sentimiento que ella ha ampliado a cada metro cuadrado del pueblo que le recibió con los brazos abiertos. "Y mira que aquí en las fiestas se bromea con lo de ‘el forastero al lavadero’ –ríen ambas– que tenemos uno muy bonito, de los más grandes de la provincia; tiene una exposición permanente de imágenes que hablan de la historia del pueblo". Moyuela es también  el pueblo de la ermita de San Clemente. En lo alto de su torre se ve la silueta de un pequeño gallo, ‘el gallico’, al que le salieron hermanos más jóvenes en la zona del barranco. Desde 2007 hay uno inmenso en el mirador de Santa Bárbara, gracias a las hábiles manos del artista local Lorenzo Crespo; mide 11 metros y puede verse desde varios kilómetros a la redonda. "Es muy común venirse aquí andando y disfrutar de la puesta de sol; tiene unos colores tremendos –dice María Jesús– y la gente sube mucho; fíjate que desde aquí se ve la terraza del Sevilla, y cuando estamos tomando algo allá siempre se ve gente por aquí arriba". También se llama ‘El Gallico’ la revista de la Asociación Cultural Arbir Malena.

"Este es un pueblo agrícola, del cereal y algo de almendro –aclara María Jesús– y también tenemos granjas de pollos y cerdos. Contamos con dos bares a pie de carretera, el Sevilla que es amplio y también funciona como restaurante de menú y el Cordonero, que tiene unas tapas buenísimas. Mantenemos el colegio con ocho alumnos y la pelea es mantenerlo, porque cuando se cierra es complicado volverlo a abrir. Hay médico cada día y dos autobuses diarios a Zaragoza; por cierto, tenemos una peña zaragocista desde 2010. Lo que no queda es gente de los oficios tradicionales; no hemos tenido relevo cuando los que los practicaban se han ido jubilando o, desgraciadamente, se han muerto".

Peñas y cuevas

Lo de las peñas es todo un fenómeno en Moyuela. De hecho, si atendemos a la densidad como parámetro, el número es alucinante; hay casi 40 peñas para un censo de algo más de 250 personas. Moyuela tiene además muy desarrollado un fenómeno que también puede admirarse en muchos otros puntos de Aragón; las casas-cueva. Están en el barrio de Malta, ligeramente elevado con respecto a la carretera. Aunque hay varias que pertenecen al ayuntamiento y se utilizan como almacenes de aperos o incluso de trujales, también hay varias habitadas y magníficamente acondicionadas para vivir en ellas. Es el caso de María Marco, tía materna de María Jesús. Parte de su casa tiene el techo y la pared de pura cueva, aunque las hayan pintado. "Iba a ‘limpiarlo’ todo –dice, en referencia a pulir y uniformar esas paredes de cueva– pero me dicen muchos que no, que así está más bonito. Pero mira, mira que maja me ha quedado toda la casa; aquí se queda la familia cuando vienen", explica María, muy ufana.  

Ella es historia viva de Moyuela, un pueblo que tiene restos íberos y romanos en la zona de Arbir y La Malena; se cree que este último siguió estando habitado hasta la Alta Edad Media. La iglesia de Nuestra Señora de la Piedad es otra maravilla, con la magnífica torre mudéjar como elemento más destacado; está adosada al lado derecho de la nave central.

Las fiestas

Durante el año hay varios días festivos en Moyuela. María Jesús y Carmen los desgranan. "Aquí enseguida convertimos un simple vermú en una fiesta, pero en el calendario tenemos unas cuantas muy arraigadas. Las mayores son a mediados de agosto y se dedican al Santo Ángel de la Guarda y a Nuestra Señora de la Asunción. Se celebra la romería a la Malena en mayo, pero antes también destaca la celebración de San Jorge, patrón de Aragón, con una procesión a la ermita del santo en la que los participantes suelen vestirse con trajes regionales; luego hay convite de un dulce. El 23 de noviembre se celebra además San Clemente. Lo dicho, que por aquí siempre buscamos razones para hacer una buena fiesta; esos días se llena el pueblo y es una alegría tremenda".

Del arzobispo Apaolaza a Oliver Pina

El club de personajes ilustres de Moyuela es nutrido, peros dos nombres destacan sobre el resto. El primero es el de Pedro de Apaolaza, nacido en Moyuela en 1567; fue arzobispo de Zaragoza y ya había asumido anteriormente la responsabilidad del obispado de Barbastro, Albarracín y Teruel. El 27 de abril de 1641 declaró la autenticidad del famoso milagro de Calanda, según el cual la Virgen del Pilar habría restituido prodigiosamente a Miguel Juan Pellicer la pierna que le había sido cortada tres años antes. 

Más reciente en la memoria de Moyuela está la figura del compositor y pianista Ángel Oliver Pina, nacido en el pueblo en 1937 y fallecido en Madrid en 2005. Fue precisamente en Madrid, en la iglesia de San Manuel, donde se le hizo un homenaje el pasado mes de noviembre, en el que se presentó además la publicación ‘Obras de Órgano’, editada por la Institución Fernando el Católico. El primero maestro musical de Oliver Pina fue su propio padre; luego siguió su formación en el Real Conservatorio Superior de Madrid, donde pasó a formar parte de la plantilla docente en 1965. En 1966 llegó su mayor reconocimiento internacional: el Gran Premio de Roma" y en 1970 es becado por la Fundación Juan March. En 1980, gracias a la obra ‘Tríptico cervantino’, recibe el premio nacional Cristóbal Halffter en el apartado de composición para obras de órgano.

Otro nombre popular de Moyuela, en este caso para la afición zaragocista más avezada, es el del centrocampista Jesús Crespo, que jugó en Primera con el Real Zaragoza en la temporada 1978-79. Posteriormente desarrolló su carrera en la división de plata, y anotó un total de 66 goles en las filas del Getafe, Recreativo de Huelva y Cartagena, donde se retiró del profesionalismo en 1987. 

En datos

Comarca: Campo de Belchite.

Población: 258.

Distancia a Zaragoza, su capital de provincia: 75 km.

Los imprescindibles

El castillo

Los restos de este castillo del siglo XII están situados en una loma, junto a la ermita de San Jorge. Lo que queda en pie son unos muros de tapial con base de mampostería, de unos 20 metros de longitud por 6 de altura.

Feria Medieval

Una de las más detallistas de toda la provincia. La próxima se celebrara en junio; aún no hay fecha concreta, pero será a finales de mes, en función de las fechas de la siega y de los exámenes finales de los que viven en Zaragoza.

Casa Rural El Tren

Es un coqueto edificio muy cercano a la parroquia de la Piedad, abierto desde hace siete años y que llevan Irene Pina y Óscar Berlanga. La barbacoa recrea una cabina de tren, hay traviesas en las ventanas, balcones de forja...

 





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo