Aragón

Los hospitales aragoneses cierran al menos 244 camas durante las Navidades

Apenas representan el 6% del total de las 4.200 plazas de gestión pública que hay en la Comunidad aragonesa.

Hospital Universitario Miguel Servet
GUILLERMO CALAHORRA

Los hospitales aragoneses cierran durante las semanas de Navidad al menos 244 camas, un número similar al del año pasado cuando se dejaron inoperativas 257. Apenas representan un 6% del total de las alrededor de 4.200 plazas públicas o de gestión pública que hay en la Comunidad aragonesa. Los responsables sanitarios intentan ajustar cada vez más esta cifra y cerrar menos recursos por los problemas que se han registrado en los últimos años en las Urgencias. La falta de camas para poder ingresar crea un embudo y satura estos servicios.

Las direcciones de los centros toman la decisión de cerrar camas en Navidad al reducirse considerablemente la actividad quirúrgica programada. Disminuye por las vacaciones de los profesionales sanitarios y por la propia decisión de los ciudadanos de no operarse durante las fiestas navideñas y esperar al mes de enero. El periodo de cierre habitual es el que comprende del 21 de diciembre al 7 u 8 de enero, después de Reyes.

Según datos facilitados por fuentes oficiales y los sindicatos CSIF y CC. OO., el hospital Miguel Servet de Zaragoza cerrará esta Navidad 94 camas, de las que 48 pertenecen al Materno Infantil y el resto se distribuyen entre la General (12) y Traumatología. Son 46 más que el año pasado, pero porque en 2017 el centro estaba inmerso en las obras de la nueva unidad de Psiquiatría, ubicada en la tercera planta. Estos trabajos obligaron a varios servicios a trasladarse y dejar inoperativas varias habitaciones. Hace unos días, se inauguró oficialmente esta nueva unidad, con 30 camas disponibles, y todos los servicios que sufrieron afecciones han recuperado sus recursos.

El Miguel Servet, además, cierra menos camas que hace unos años, ya que es el centro que ha registrado otros inviernos más problemas por la presión asistencial en las Urgencias. En alguna ocasión se han tenido que suspender y posponer operaciones ya programadas para liberar habitaciones libres.

Los responsables del Clínico de Zaragoza han decidido, por su parte, dejar inoperativas 95 camas hasta el 8 de enero. De ellas, 24 pertenecen al hospital de semana de la planta séptima y 12, a Cirugía Vascular, ubicada en el primer piso. En total, serán dos más que el año pasado. Mientras, que el hospital Nuestra Señora de Gracia de Zaragoza (Provincial) cerrará 55 camas: 24 en ortogeriatría, dos en la unidad de cuidados intensivos y 29 en cirugía. El cómputo global es similar al del año pasado cuando se clausuraron 60.

Muchas menos que otros años

Las camas que se cierran este año están muy lejos de las que decidieron dejar inoperativas hace cinco años. En 2013, los hospitales aragoneses llegaron a tener fuera de servicio en Navidad más de 400 camas, 200 en el Miguel Servet y más de 100 en el Clínico. En 2015, ya con el actual Ejecutivo, la medida afectó, por ejemplo, a 171 recursos del Miguel Servet.

El cierre de camas es una medida habitual también en otros momentos del año. Las vacaciones de los profesionales sanitarios obligan también a reducir la actividad quirúrgica programada durante los meses de verano.Por ejemplo, el Miguel Servet y el Clínico cerraron hasta 338 camas en el mes de agosto, 38 menos que en 2017.

En centros de especialidades

Pero no solo los hospitales tomarán medidas estos días. Otros centros sanitarios también se adaptan a la reducción de la actividad y de personal estas semanas de Navidad. En el de especialidades Inocencio Jiménez, situado en la avenida de Navarra de Zaragoza, se informa en la puerta de que hoy, mañana y el 28 de diciembre el horario de las instalaciones será solo de mañana, de 8.00 a 15.00. A partir de esa hora, para radiografías urgentes, los pacientes deberán acudir al hospital Clínico.

Etiquetas
Comentarios