Aragón

Huesca vuelve a ganar 80 millones de euros con el Gordo y manda otros 40 a Zaragoza

Doce administraciones vendieron el 03347 en las tres capitales, Tarazona y Fraga

Varias clientas de la papelería Wodan del barrio zaragozano de San José, que vendió una serie en participaciones de cinco euros, celebran con cava el premio Gordo.
Varias clientas de la papelería Wodan del barrio zaragozano de San José, que vendió una serie en participaciones de cinco euros, celebran con cava el premio Gordo.
Raquel Labodía

La Asociación de Antiguos Alumnos San Viator de Huesca y la papelería Wodan del barrio zaragozano de San José repartieron este sábado120 millones de euros de un Gordo muy repartido. Solo en la comunidad educativa del centro concertado se distribuyeron 80 millones en 800 participaciones agraciadas cada una con 100.000 euros, el mismo premio que recibirán los 400 compradores los boletos distribuidos en el establecimiento zaragozano, en el que cayeron otros 40 millones. Y todo salió de la misma administración de Huesca, responsable de las distribución de 30 series del 03347 que convirtieron a la capital oscense en la segunda ciudad más afortunada del país.

iframe.loteria_2017 {width:100%; border:0px solid #CCC; overflow-x:hidden; overflow-y:hidden;}

Aunque el grueso de la suerte se concentró en dos puntos concretos de Aragón, el primer premio de la Lotería también llevó la alegría a otras once administraciones de Zaragoza (cinco), Huesca (tres), Teruel, Tarazona y Fraga. La Comunidad se benefició también de los pellizcos que dejaron el tercer premio, el 04211, en Zaragoza, Huesca, Borja y Mallén; un cuarto, el 67774, en Zaragoza, Utebo y Robres; y otros cuatro quintos premios, de nuevo en la capital aragonesa, Teruel y Fraga, además de en Jaca y Ayerbe.

Los niños de San Ildefonso tardaron más de tres horas y media en cantar el Gordo de la lotería más esperado del año, a las 12.35, y desataron la alegría a lo largo y ancho de la Comunidad. Sobre todo en la capital oscense, que se quedó con 81,6 millones, y en Zaragoza, con otros 42 millones. En diez de las doce administraciones de Aragón agraciadas con el primer premio se vendieron décimos sueltos, cuyos compradores cobrarán 400.000 euros.

En total, el 03347 trajo a tierras aragonesas algo más de 125 millones solo siete años después de que tocara en Grañén. Eso sí, en el municipio monegrino cayó de forma íntegra y pudo así distribuir más de 700 millones.

El resto de premios se repartieron en una decena de municipios de las tres provincias, cuya suma supuso 1.342.000 euros. El vicepresidente de la Plataforma Independiente de Administradores de Lotería (Pidal), el zaragozano Alejandro Aznar, estimó que las derivaciones y la pedrea añadirían, solo en Aragón, otros 26 millones, según sus cálculos.

Huesca, epicentro de la suerte

La provincia oscense concentró un año más la suerte desde que, a las 10.01, se conoció el primer premio que recaía en Aragón, un quinto, el 29031, en una pizzería de Jaca. Fueron solo cuatro décimos vendidos por terminal, cuyos poseedores cobrarán 6.000 euros libres de impuestos.

También se repartieron 80 participaciones de otro quinto premio, el 47862, en la capital turolense gracias a un vendedor ambulante valenciano que acude todos los sábados a vender fruta desde hace 40 años. Su hijo, Adrián Zaragoza, brindó con los clientes, ya que también llevaba una parte de los 60.000 euros de la serie que adquirió en la comunidad vecina.

Antes del mediodía, el tercero de los quintos premios que salpicaron la Comunidad, el 18596, recayó en el barrio Oliver de Zaragoza, tanto en la administración número 72 situada en la calle de Antonio Leyva como en la tasca Santa Marta. Se vendieron 150 décimos, lo que supuso que los vecinos fueran agraciados con 900.000 euros en total.

Solo cinco minutos después se cantó un cuarto premio, el 67774, igualmente muy compartido por toda España y del que aquí se vendieron sendos décimos en el barrio de Las Delicias de Zaragoza, en la galería comercial del hipermercado Alcampo de Utebo y en la localidad oscense de Robres. A cada uno de los compradores les tocó 20.000 euros.

Y los altoaragoneses volvieron a llevarse parte de la suerte con el cuarto quinto premio que llegó a territorio aragonés, el 02308: concretamente, ocho décimos en Ayerbe y Fraga que dejan 48.000 euros.

El tercer premio, 04211, fue el más tardano, y tocó en Zaragoza, Borja y Mallén, donde se vendieron cuatro décimos por terminal que suponen 200.000 euros.

Inversión recuperada

En total, los aragoneses se jugaban 107,3 millones y, como todos los años, la mayor parte se vendieron en Zaragoza, más del 65%. No obstante, los oscenses gastaron, de media, 112,51 euros por persona, lo que los colocó a la cabeza de toda España. La suerte les ha devuelto con creces la inversión un año más.

Etiquetas
Comentarios