Aragón

La falta de fisioterapeutas afecta también a colegios de educación especial

En los colegios Ángel Rivière y Jean Piaget hay plazas de fisioterapeutas sin cubrir desde principio de curso.

Colegio San Roque de María de Huerva, donde también falta un fisioterapeuta.
Colegio San Roque de María de Huerva, donde también falta un fisioterapeuta.

El retraso en la contratación de fisioterapeutas afecta este curso en Aragón tanto a colegios ordinarios como a colegios de educación especial. Algunos centros llevan cuatro meses esperando la incorporación de estos profesionales, necesarios para la atención de  los niños con problemas motóricos.

Los colegios públicos de educación especial Ángel Rivière y Jean Piaget de Zaragoza llevan desde principio de curso reclamando la incorporación de dos fisioterapeutas a sus centros. Mientras, otros profesionales de estos colegios se organizan para atender a los niños. En el colegio Ángel Rivière falta un especialista a jornada completa y otro a media jornada. En el Jean Piaget esperan uno a media jornada (compartido con el centro anterior).

"Siempre suelen llegar los fisioterapeutas con más retraso que otros profesionales, pero ningún año como este. Estamos casi en Navidad y no sabemos cuándo se incorporarán. Esperamos que en enero se solucione. Ahora tenemos tres fisios a jornada completa y falta una plaza y media más por cubrir. Con lo que tenemos, damos la mejor atención posible. Gestionamos los fisios que tenemos en función de las necesidades de los alumnos y de la situación familiar. Hay familias que no pueden permitirse pagar una terapia fuera del horario escolar", señalan desde el Ángel Rivière, el colegio de educación especial más grande de Zaragoza. Tiene 106 alumnos y cerca de la mitad precisan de fisioterapia. Los fisios hacen sesiones individuales con los niños, trabajan en el aula y en la piscina.

Los centros de educación especial solicitan en abril o mayo al servicio provincial de Educación sus necesidades de personal para el curso siguiente: profesores, fisioterapeutas, enfermeros, auxiliares de enfermería y de educación especial. Estos profesionales se incorporan a principio de curso o cuando hay necesidad de cubrir una baja.

Las asociaciones de padres de los cuatro colegios públicos de educación especial de Zaragoza denunciaron en noviembre que este curso se estaba tardando más en cubrir determinadas bajas. "Estamos muy preocupados por el retraso en cubrir todas las plazas del imprescindible personal de apoyo. Las bajas de docentes se están cubriendo en dos o tres días, pero no las de otros profesionales como fisioterapeutas y auxiliares. Estos profesionales son imprescindibles para que nuestros hijos mantengan unas condiciones físicas y de salud adecuadas para llevar a cabo sus currículums académicos", señalaron en un artículo de opinión publicado en HERALDO.

Actualmente, los colegios Rincón de Goya y Alborada tienen todo el personal necesario. Y solo faltan fisioterapeutas en los centros de Ángel Rivière y Jean Piaget.

Desde Educación explican que el retraso en la contratación de estos profesionales no depende de ellos, sino del área de Función Pública (Departamento de Hacienda). Y no aclaran cuándo se incorporarán a los centros.

Varios colegios ordinarios con plazas de educación especial han denunciado este curso la falta de fisioterapeutas, como el colegio San Roque de María de Huerva. Al menos una veintena de niños se han quedado sin esta atención en distintos centros.

Etiquetas
Comentarios