Despliega el menú
Aragón

Los partidos aragoneses afilan sus armas digitales para la batalla autonómica 4.0

Perfilan las estrategias que utilizarán para captar votos a través de la difusión de mensajes por las redes sociales.

Facebook ha adquirido los derechos para las próximas tres temporadas.
Facebook.
Reuters

Nadie cuestiona ya el rédito político que se puede extraer de un uso eficiente de las redes sociales, y menos los partidos políticos aragoneses, que preparan ya sus estrategias en Facebook, Twitter e Instagram para captar el máximo de votos posible a través de sus cuentas oficiales y de las de sus candidatos, sus militantes y sus colaboradores. Todos destinarán al menos una persona a gestionarlas, si bien Podemos, Ciudadanos y CHA son los que muestran más confianza en ellas. Su coste económico es reducido y permiten lanzar mensajes efectistas, aunque sin alcanzar la credibilidad de las herramientas tradicionales que ningún partido está dispuesto de desechar.

Es difícil encontrar líderes políticos aragoneses que no sucumban a los cantos de sirenas de las redes sociales. A pesar de los riesgos que puede acarrear un tuit envenenado. Lejos queda diciembre de 2007, cuando era noticia que Mariano Rajoy, entonces líder del PP, había incluido fotos personales y listados de sus políticas y libros favoritos en su página web como estrategia electoral.

En la actualidad, solo el presidente del Gobierno aragonés y candidato a la reelección, el socialista Javier Lambán, dispone de una web propia donde incluye su biografía, herramientas de interacción y noticias (la última, de julio de 2015). El popular Luis María Beamonte, la podemista Maru Díaz, el aragonesista Arturo Aliaga y José Luis Soro (CHA) cuentan con espacios específicos en las páginas web de sus partidos.

Aunque los partidos no desdeñan ninguna red social, consideran que Facebook es la que más ‘amigos’ les puede reportar. El impacto de las proclamas, unido a las herramientas que ofrece y la segmentación, intensifica su eficacia. Pero los políticos están más cómodos en Twitter, la red que muchos estrategas en márquetin digital cuestionan porque no se ajusta al público al que desean llegar.

La primera batalla electoral seria en las redes sociales en las autonómicas aragonesas se vivió en 2011, con las candidatas Eva Almunia (PSOE) y Luisa Fernanda Rudi (PP) lanzando sus mensajes en Twitter a sus 979 y 2.170 seguidores, respectivamente.

La propaganda digital fue a más en las autonómicas de 2015 con Podemos como el partido que más se apoyó en las redes sociales para acceder a las instituciones. Cuando el partido nació, sus candidatos ya eran usuarios habituales, así que han ido creciendo con ellas, mantienen consultas telemáticas para recabar la opinión de sus inscritos y en la actualidad están estudiando las potencialidades que ofrecen para aplicarlas en la próxima campaña.

A nivel nacional, los podemistas valoraron en marzo la posibilidad de organizar de cara a las elecciones de 2019 un ‘ejército’ de activistas en redes sociales, ‘retuiteros’ para potenciar el impacto de la campañas. El objetivo sería extrapolar el boca a boca tradicional al ámbito digital, una posibilidad que el PSOE-Aragón ya contempla, al contar con sus militantes para que difundan los mensajes.

Cs también basa una parte importante de su estrategia política en las redes, y cuenta con un equipo de comunicación digital independiente. El PP combinará su uso con las herramientas tradicionales, el PAR se apoyará sobre todo en Facebook y CHA incrementará las imágenes, los vídeos y la transmisión de sus actos en Aragón. Solo IU, que se integrará en Unidos Podemos, insiste en que hay que estar en la calle.

Y la incógnita será qué ocurre con Vox, que podría entrar en el Parlamento aragonés. Su gestión de las redes sociales en las andaluzas, con mensajes efectistas, vídeos y memes, le ha reportado doce escaños. ¿Extrapolará esa estrategia a las demás autonomías?

LOS PARTIDOS ARAGONESES UNO A UNO

PSOE: Ayudan a hacer un ejercicio de transparencia parlamentaria

El PSOE destina una persona a la gestión de las redes y tiene un equipo multidisciplinar capaz de intervenir en toda las fases de la comunicación ‘online’. El partido cree que van a tener una importancia capital en toda la campaña electoral de 2019 como, de hecho, ya la tienen en toda la acción política para "responder en tiempo real a las demandas de los ciudadanos" y hacer un "ejercicio de transparencia" parlamentaria. Enviará mensajes a través de los perfiles de los candidatos, la cuenta oficial del partido y de los militantes, a los que considera "su mejor altavoz". No utilizan algoritmos, usan las herramientas que dan las propias redes y "algo de intuición". En la campaña electoral, compaginarán el márquetin digital con el tradicional y dirigirán sus esfuerzos a todo el territorio.

PP: Un elemento más, complementario a los instrumentos tradicionales

El Partido Popular utiliza las redes sociales como unas "herramientas complementarias a las tradicionales". Considera que su valor principal está en la inmediatez y la emisión directa del mensaje que se quiere transmitir y valora, sobre todo, el uso de Facebook y Twitter, pero sin dejar de lado Instagram y los canales de Youtube. Utilizará los algoritmos que ya están habilitados en cada plataforma y tiene previsto lanzar los mensajes a través de la marca y de los candidatos. La gestión de las redes está integrada en el área de comunicación, y se sigue una estrategia marco a nivel nacional que "va desarrollando con libertad" cada organización autonómica. Más que de la edad del candidato, considera que el uso efectivo de las redes está en su habilidad para manejarlas.

PODEMOS: Considera que las redes tendrán un peso fundamental en las elecciones

Cuando se creó Podemos, sus candidatos ya eran usuarios habituales de las redes sociales. Y cuatro años después, su uso irá a más, pues el partido considera que "ayudan a llegar a un mayor número de posibles votantes y, por tanto, van a tener mucha importancia". De hecho, tienen a más de una persona destinada a gestionarlas. Durante la campaña tienen previsto  utilizar todos los canales, los de la marca y los de los candidatos, y todas las herramientas disponibles, ya que "cada red social llega a un sector y comunica de una manera singular". Respecto a la segmentación, reconocen que las herramientas dan muchas opciones y aún están estudiando las potencialidades y cómo aplicarlas. Se centrarán en Telegram, Twitter, Facebook e Instagram. Podemos sí dispone de un código ético. Su candidata a la presidencia de la DGA, Maru Díaz, utiliza Twitter, Facebook e Instagram.

PAR: Apuesta por Facebook como la más eficaz para  sus propuestas

Para el PAR, las redes se han convertido en "una herramienta imprescindible para el márquetin político", más cuando ya es posible segmentar y personalizar mensajes para llegar a los posibles votantes. Aunque reconocen que cada una tiene su importancia, consideran que la "más eficaz" para difundir sus propuestas es Facebook. La mayoría de los cargos del partido utilizan las redes a título personal y suelen hacer un uso responsable de ellas. El código ético que se aplicó en 2015 no afecta a cuentas personales. El Partido Aragonés plantea la campaña electoral de las autonómicas y municipales de 2019 con un mix de elementos de márquetin ‘online’ y ‘offline’, para que se retroalimenten entre ellos. La mayoría de sus candidatos no son nativos digitales, pero lo han ido asumiendo poco a poco.

CIUDADANOS: Un canal central de la campaña para convencer e interactuar

Ciudadanos dispone de un equipo de comunicación digital independiente, que se basará en la experiencia obtenida por mucho ensayo-error y de la efectividad de cada herramienta. Facebook es la más importante en cantidad de usuarios; Twitter, la más útil para comunicar la actividad política e Instagram, la que tiene un público más joven y activo. Utilizan, también, Telegram para difundir la actividad diaria. Cs está empezando a usar herramientas de segmentación para iniciativas que pueden ser interesantes para los jóvenes y sus cargos son muy activos en Twitter, pero prefieren Facebook para un uso privado. No hay un código ético más allá del sentido común.

CHA: Piensa que son herramientas "estratégicas y obligatorias"

CHA va incrementando el uso de las redes sociales pues considera que son una herramienta "obligatoria, decisiva y fundamental" en cualquier campaña electoral. Por eso, de cara a 2019, tiene la intención de incrementar las imágenes, los vídeos, las campañas propias y la emisión en directo de los actos políticos en todo Aragón. En el partido hay una persona encargada de coordinar la comunicación en las redes y utilizan Facebook, Youtube, Twitter y, desde hace menos tiempo, Instagram, Vero y Telegram. Su uso va en aumento, los cargos dan un "toque personal" a las suyas y destacan cómo las gestiona su líder, José Luis Soro, por su lenguaje "personal, directo y cercano" en Twitter, sus dos perfiles en Facebook (uno es público) e Instagram. Solo utilizan una segmentación -Aragón-, e interaccionan con los usuarios.

IU: Atiende todos los campos, pero insiste en que hay que estar en la calle

No se deja conquistar por las redes sociales. Reconoce su importancia en la comunicación política, pero cree que hay que combinarlas con canales más convencionales como el boca a boca y el contacto directo en la calle. Izquierda Unida, que se presentará a las autonómicas en Unidos Podemos, con su secretario general, Álvaro Sanz, en la lista liderada por Maru Díaz, no utiliza algoritmos para mejorar la eficacia de sus mensajes. El partido dispone de una persona que se dedica en exclusiva a las redes sociales, y no discrimina entre ellas pues considera que "lo mejor es tener un buen programa, una buena candidatura". Las campañas se diseñan en Aragón, aunque hay una propuesta base que elabora IU Federal. Combina los mensajes de su marca y de sus candidatos.

VOX: Concibe las redes  como "el gran motor publicitario del partido"

El partido que lidera Santiago Abascal, que aún no ha desvelado su candidato para las autonómicas en Aragón, tiene claro que las redes sociales, que son el "gran motor publicitario del partido", serán decisivas en las elecciones de 2019. De hecho, tiene una persona destinada a gestionarlas, con un equipo de apoyo. Su estrategia se centra Facebook, Twitter e Instagram sin utilizar algoritmos para que sus mensajes "lleguen a todo el mundo". En Vox lanzarán sus mensajes a través del partido y de todos los candidatos, pues "tienen la formación y soltura necesaria para llevar las redes, y cuentan con asesoramiento para poder hacerlo".

Etiquetas
Comentarios