Despliega el menú
Aragón

El impuesto de Transmisiones logra su máximo histórico y roza los 158 millones

La subida fiscal y la recuperación económica disparan los derechos reconocidos en Aragón, que alcanzan el 88% de la previsión para 2018 al cierre de octubre.

El consejero de Hacienda, Fernando Gimeno, en una comparecencia en la comisión de Hacienda de las Cortes.
El consejero de Hacienda, Fernando Gimeno, en una comparecencia en la comisión de Hacienda de las Cortes.
Gobierno de Aragón

El impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados está en máximos históricos en Aragón, hasta el punto de rozar los 158 millones de euros al cierre de octubre. La subida fiscal pactada por la izquierda a finales de 2015, sumada a la recuperación económica, han disparado los derechos reconocidos por este tributo, hasta el punto de alcanzar el 88% de la previsión para todo el año cuando aún faltan por contabilizar dos meses. De mantenerse la evolución, se superará con creces los cálculos del consejero de Hacienda, Fernando Gimeno, para este ejercicio, estimados en 179,6 millones.

Los datos de la Intervención General constatan la escalada de la recaudación de las arcas autonómicas en lo que va de legislatura, permitiendo así que los ingresos no financieros hayan crecido de forma sustancial año tras año. Comparando el mismo periodo de enero a octubre, los derechos reconocidos ascendían a 3.063 millones en 2015 y han pasado a 3.819 millones en 2018. Es decir, casi un 25% más.

El impuestos sobre Transmisiones grava, fundamentalmente, la compraventa de viviendas, cuyo mercado se ha reactivado con fuerza, lo que también ayuda a explicar el alza en la recaudación de la DGA. En esta parte del tributo, los derechos reconocidos suponen el 84% de la previsión para todo el año, mientras que en el caso de los Actos Jurídicos Documentados (AJD), que se aplica sobre los documentos notariales, mercantiles y administrativos, llega ya al 96%.

Loading...

Este impuesto es que, con mucha diferencia, el que más cuantía supone al firmar una hipoteca, ya que representa un 1,5% del importe de la compraventa. Este porcentaje que se aplica en Aragón es el mayor de España, al igual que en Andalucía, Comunidad Valenciana, Castilla y León, Cataluña, Galicia y Murcia.

El Gobierno PSOE-CHA, con el respaldo de Podemos e IU, aplicó una subida fiscal en 2016 que ha convertido a Aragón en la segunda comunidad con impuestos más altos para las clases medias. En el caso de Transmisiones, subió el tipo hasta dos puntos, lo que supuso entre 1.200 y 3.000 euros en función del precio de la vivienda, como denunció la oposición.

Esta escalada impositiva incluyó todos los impuestos propios y cedidos a la DGA, que también afectó de forma relevante a la mitad del IRPF, Patrimonio y Sucesiones. En este último caso, la presión social llevó al PSOE a pactar con PP, PAR y Ciudadanos elevar la exención en el pago de las herencias de 150.000 a 500.000 euros el pasado mes de septiembre.

La ejecución presupuestaria a 31 de octubre constata la subida global de la recaudación de los impuestos directos e indirectos, que suman 3.019 millones frente a los 2.901 de hace un año. Y la mayor aportación ha recaído en el IVA, 97,8 millones adicionales, y en Transmisiones, otros 17,8 más.

Etiquetas
Comentarios