Despliega el menú
Aragón

Gimeno insiste en que cumplirá el déficit y la oposición recuerda que no lo ha hecho nunca

El consejero de Hacienda espera cuadrar el desfase con 20 millones de ingresos extra y partidas que no se pueden gastar.

El consejero de Hacienda, Fernando Gimeno, con los diputados Alfredo Sancho y Javier Martínez, este lunes, en las Cortes.
El consejero de Hacienda, Fernando Gimeno, con los diputados Alfredo Sancho y Javier Martínez, este lunes, en las Cortes.
José Miguel Marco

El consejero de Hacienda, Fernando Gimeno, ha insistido este lunes en que este año sí logrará cumplir el objetivo de déficit pese a que la oposición le recordara que no lo ha hecho en toda la legislatura y que, además, la propia Intervención General ya ha advertido del severo riesgo de que la DGA supere en más de 66 millones de euros el desfase autorizado al cierre del ejercicio.

Gimeno no se ha salido del guion previsto en las Cortes de Aragón y ha hecho hincapié en que dispone de colchón suficiente para cuadrar los números. Para ello, ha subrayado que ha logrado unos ingresos extra de 20 millones, provenientes de pleitos ganados a empresas por los tributos de Grandes Superficies y de Transmisiones Patrimoniales, a los que se añadirán partidas de distintas consejerías que no se podrán gastar.

El consejero de Hacienda ha comparecido en las Cortes de Aragón, a petición de Podemos y del PAR, para hablar del plan económico y los recortes por incumplir los objetivos de estabilidad en 2017. Ha llegado a decir que tenía todo planificado para cumplir el déficit en el último año y hasta para ampliar las exenciones en el impuesto de Sucesiones, lo que ha provocado que el popular Antonio Suárez le tachara de "caradura". "Ha bajado el impuesto por la presión de los ciudadanos", ha apostillado.

Gimeno no se ha cortado al asegurar que los recortes de 24,4 millones, la mayor de parte de gasto social y de los programas de empleo como le ha recriminado la aragonesista Elena Allué, eran una "ridiculez" frente a un presupuesto de más de 5.300 millones. Y se ha venido arriba al considerar que si ahora tuviera que presentar un plan económico "no harían falta tantos ajustes". También ha confirmado que el lunes llevará modificaciones presupuestarias por 43 millones para pagar las nóminas de Educación y Sanidad y ha asegurado que el año que viene estará asegurado el pago de los salarios aunque haya prórroga.

La comparecencia de Gimeno se ha acabado convirtiendo en un examen a su gestión presupuestaria. Hasta el diputado podemista Héctor Vicente le ha acusado de "ocultar" de forma sistemática la desviación de los gastos en Educación y Sanidad, hasta el punto de "incumplir los compromisos y acabar haciendo recortes".

Sus críticas las ha ampliado a las previsiones para 2019, considerando que las recogidas en el plan económico son "papel mojado" porque el crecimiento previsto está "desfasado" y, por tanto, no llegarán los ingresos previstos.

Por su parte, Elena Allué ha echado en cara al consejero la misma "opacidad" y ha subrayado que sin nuevos recortes, como dijo la Intervención, no se podrá cumplir el objetivo de déficit. "Es imposible sin más recortes pese a que ha tenido 1.279 millones más de ingresos y ha incrementado la deuda en otros 1.600", ha reprochado antes de recordarle que no ha cumplido ningún año el objetivo de déficit.

El diputado del PP Antonio Suárez no ha logrado que el consejero le aclarara cuánto dinero se han ahorrado con la centralización del gasto ni si Aragón dispondrá de los 80 millones extra de financiación autonómica comprometidos para 2019.

Unos presupuestos "gruyere"

Las críticas se han extendido también a Podemos por respaldar las cuentas y luego criticar los incumplimientos de la DGA. Esto le ha llevado a Antonio Suárez a hablar de "comedia italiana" por los vaivenes de la formación morada al "querer y no querer" al consejero, mientras Javier Martínez (Cs) ha arremetido contra su "ineptitud absoluta" al apoyar unos "presupuestos gruyere, con agujeros por todos lados" durante tres ejercicios. "Se deben hacer responsables de una mentira", ha dicho.

Incluso el portavoz de CHA, Gregorio Briz, ha cargado contra Héctor Vicente por hacer "UTE" con el PAR con un "discurso equivocado" acerca de que las políticas del PSOE son las mismas que las del PP cuando Podemos es "corresponsable" al haber aprobado las cuentas. No se sumó a las críticas el socialista Alfredo Sancho, quien ha reforzado el discurso de Gimeno sobre los 649 millones adicionales de gasto social que ha acometido la DGA.

Etiquetas
Comentarios