Despliega el menú
Aragón

Díaz revela su clave electoral: que al PSOE no le dé la suma por la derecha

La candidata de Podemos a las autonómicas de Aragón reconoce que sería un fracaso que gobernaran PP y Ciudadanos.

La candidata de Podemos a la Presidencia de Aragón, Maru Díaz, en la sede del partido.
Maru Díaz: "Soy partidaria de gobernar en coalición para frenar a la derecha"
José Miguel Marco

La candidata de Podemos a las elecciones autonómicas del próximo mayo, Maru Díaz, tiene clara la clave que ha de manejar su formación de cara a los comicios: asegurar que la suma de los votos a los partidos de izquierda hace posible una nueva mayoría progresista en el Parlamento aragonés, es decir, que al PSOE no le dé la aritmética por la derecha, que "obligatoriamente no pueda elegir".

Y esto es porque, asegura Díaz (Tarazona, 1990) la historia aragonesa demuestra que el PSOE se siente "más cómodo" gobernando por la derecha "cuando le da la suma". Más que con Podemos, admite, que le va a exigir "más audacia en sus políticas".

Por eso, cuando se le pregunta por las expectativas electorales, partiendo de sus catorce diputados actuales, Díaz insiste en que el éxito tiene que medirse en la posibilidad que la izquierda tenga para sumar y "entrar a gobernar".

Personalmente, reconoce que sería "un fracaso" que el arco parlamentario se fraccionara de tal manera que acabaran gobernado PP y Ciudadanos, e incluso con Vox.

Echa una mirada a lo ocurrido en Andalucía, con la irrupción de ese partido de extrema derecha en el Parlamento andaluz con doce escaños, y advierte de que "el riesgo" ya es real, y de que si en Aragón la izquierda no es capaz de construir una alternativa, la derecha lo hará y "le dará la llave de gobierno a la ultraderecha".

Recalca que el objetivo no es hacer una campaña "para adelantar al PSOE" ni para "regatear con el de al lado", cuando "el enemigo es mucho más grande y está enfrente", pero aún así reconoce que Podemos emprende la carrera electoral con vocación de ser la primera fuerza del arco progresista. "Tenemos mimbres para hacerlo", asegura.

Aunque Podemos sale al ruedo electoral "con vocación de ganar", sus miembros están abiertos a llegar a acuerdos que permitan conseguir "gobiernos estables". "Si gobernamos, probablemente sea gracias a una coalición", advierte Díaz, quien recuerda que Aragón es una tierra en la que "ni en los momentos más tranquilos de la política ha habido mayorías absolutas".

Maru Díaz ha ganado por 72 votos las primarias celebradas hace unos días para elegir a los cabezas de lista para las elecciones autonómicas, un proceso que reconoce que es "duro" porque "obliga a las organizaciones a elegir entre papá y mamá" y los compañeros que se enfrentan en ellas tienen que "exagerar sus diferencias" para conseguir ganar.

Pero el día después, y eso es lo que pretende, todos tienen la obligación, "y más quien ha ganado", de "tejer y reconstruir el partido". En esa ocasión, explica, la gente ha decidido que la lista tiene que ser "bastante imbricada" entre dos alternativas, y así se va a construir, asegura.

Aunque Podemos no se presenta en solitario, recuerda, y por eso la lista está sin acabar, a expensas de llegar a acuerdos con IU y con otras fuerzas en conversaciones que ya han comenzado y que espera que en Navidades estén concluidas, aunque son "complicadas".

Es importante, a su juicio, construir un espacio en el que todas las partes "se sientan cómodas", porque solo así todas ellas "serán creíbles", pero también espera que se respete la decisión de los inscritos, que han apostado por tres listas encabezadas por mujeres. Díaz considera esta cuestión una "línea roja" porque "no puede ser que algo que se vota en primarias se deshaga en un despacho".

La lista de Podemos, según Díaz, es "la que más se parece a la sociedad" en un año que ha dejado una lección importante: "cuando las mujeres dan un paso adelante y se alían, tienen la capacidad de movilizar lo que hace muchos años que no se conseguía".

Muestra su preocupación por que la gente se quede en casa el día de las elecciones, y asume el reto de "reilusionar y ser una alternativa verdadera por la cual merezca la pena salir el sofá e ir a votar".

Como autocrítica, Díaz reconoce que quizá Podemos deba de "simplificar los mensajes para hacerlos más cercanos" y volver a conectar con "la mayoría desencantada".

"El 15-M mandó un mensaje e intentamos estar a la altura de las calles, y probablemente en algunos casos no lo hemos estado, y por eso tenemos que pedir disculpas sin olvidarnos de donde venimos", zanja Díaz.

Podemos tiene pendiente las primarias para elegir a los cabezas de lista municipales, y Díaz no rehúsa hablar de la posibilidad de que la presidenta de las Cortes, Violeta Barba, opte a este proceso.

"Cada persona tiene que decidir los tiempos en los que anuncia en qué espacios va a seguir su carrera", apunta, para después asegurar que Barba ha demostrado su "capacidad de llegar a acuerdos y dialogar con el PSOE y el PP para sacar adelante un Parlamento en minoría". Y esa capacidad de diálogo "hay que ponerla en valor esté en el espacio en el que esté".

En cualquier caso, el proceso pasa por las primarias de Podemos y, después, por conformar el espacio común de las diferentes formaciones, incluida ZEC, que tendrán que convocar sus respectivas primarias.

Etiquetas
Comentarios