Despliega el menú
Aragón

Las separaciones de bienes crecen en Aragón, pero todavía no llegan a un 25% de los nuevos matrimonios

La comunidad aragonesa se rige por el régimen de consorciales, que reconoce como privativos tanto los bienes como las deudas previas al matrimonio.

Las separaciones de bienes crecen en Aragón, pero todavía no llegan a un 25% de los nuevos matrimonios
Las separaciones de bienes crecen en Aragón, pero todavía no llegan a un 25% de los nuevos matrimonios
Unsplash

Firmar una separación de bienes antes de casarse no es sinónimo de divorcio ni de quererse menos; sino de planificar la economía familiar. Así lo describe Raquel Ginés, abogada del despacho Constitución Abogados, que el pasado fin de semana participó en la feria Nupzial explicando a los futuros matrimonios cuáles son las posibilidades existentes. “Cada pareja tiene una situación diferente, por lo que dependiendo de estas circunstancias es más recomendable hacer separación de bienes, otro tipo de acuerdos 'a la carta' o simplemente quedarse con gananciales”, recalca.

En Aragón se establece por defecto el régimen de consorciales y solo un 22% de los nuevos matrimonios deciden casarse con separación de bienes. Según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) y del Consejo General del Notariado, de las más de 4.200 parejas que contrajeron matrimonio en 2017; solo 932 firmaron la separación de bienes. Estos datos se han ido incrementado de manera paulatina, pasando de suponer un 16,8% de los nuevos enlaces de 2012 a que cinco años más tarde se roce el 22%. “Hace veinte años, las parejas ni se planteaban esta posibilidad. Ahora, cada vez son más las que apuestan por hacer capitulaciones antes de casarse”, explica Cristina Chárlez, abogada y doctora especialista en Derecho de Familia y Civil.

Desde su punto de vista, esto ofrece múltiples ventajas para los matrimonios, pero para ello es necesario mantener correctamente separados los ingresos y gastos individuales y, por otra parte, los conjuntos. “Bastantes parejas firman la separación de bienes antes de casarse, pero durante el matrimonio acaban actuando como si tuvieran régimen de gananciales (sin separar los ingresos y gastos individuales). Si se produce una separación o divorcio, habrá que clarificar cuáles son las aportaciones de cada uno, lo que supone un problema”, explica.

Chárlez destaca que este aumento paulatino está todavía lastrado por el desconocimiento en cuanto a los posibles regímenes económicos familiares y por miedo a hablar de temas económicos con la pareja. Todavía existe cierto tabú respecto a esta cuestión y muchos continúan considerando que hacer separación de bienes implica dudas sobre la continuidad del matrimonio a largo plazo. Además, recuerda que las parejas jóvenes suelen convivir sin casarse. "En estos casos se puede tener una economía similar a la de separación de bienes y no aparecer en las estadísticas", puntualiza.

La feria Nupzial abordó estos temas

El pasado fin de semana se celebró en Zaragoza la Feria Nupzial. Una cita a la que por primera vez acudió un despacho de abogados. “El objetivo era que las parejas conocieran cuestiones importantes como los diferentes régimen económicos matrimoniales y cómo afecta la distinta vecindad civil o las sucesiones. Es importante comprender estos asuntos para tomar la decisión que más nos favorezca”, recalca Ginés.

Durante el sábado y el domingo llevó a cabo cuatro charlas: “Cuando empezábamos no había mucha gente, pero en sí que iban escuchando de qué trataba el tema, se animaban y se sentaban en la sala”. Desde su punto de vista, existe una gran desinformación sobre todos estos temas y las múltiples situaciones familiares están generando circunstancias muy dispares.

Los puntos básicos que hay que tener en cuenta es que la comunidad aragonesa se rige por el régimen económico de consorciales. Esto quiere decir que los bienes y deudas anteriores al matrimonio son privativos y es a partir de entonces cuando se genera “una bolsa común”. Las herencias que se reciban durante el matrimonio también serán privativas, pero las rentas que generen se reconocerán como gananciales. Por ejemplo, si se hereda un negocio, su titularidad es privativa, pero los beneficios que ocasione serán al 50%.

“Una de sus características más importantes del derecho aragonés es el usufructo de viudedad”, recuerda esta abogada. Esto significa que cuando una parte del matrimonio fallece, la otra puede disfrutar y utilizar todos los bienes que poseían hasta su muerte. Solo en ese momento heredarán los hijos.

Raquel Ginés durante una de las charlas en Nupzcial.

Otra cuestión relevante es la vecindad civil. “Es algo que no se suele tener en cuenta, pero en una sociedad en la que se cambia constantemente de residencia es relevante”, subraya Ginés. Cuando hay una boda, la vecindad civil de los cónyuges viene derivada por el domicilio en el que residen inmediatamente después de la boda. Esta vecindad cambia en el momento en el matrimonio lleva más de 10 años viviendo en otra comunidad autónoma y no comunica su deseo de seguir manteniendo la anterior. “Hay casos en los que puede ser más conveniente guiarse por el derecho aragonés y en otros por el de la comunidad de destino. Por eso es importante valorar cuál es la opción más beneficiosa”, puntualiza. No obstante, si existe un cambio de vecindad civil solo afectará a las sucesiones.

La herencia. Es uno de los aspectos que uno no se plantea cuando va a contraer matrimonio, pero es muy importante. "Estar casado es fundamental en Aragón. En el supuesto contrario, los derechos sucesorios precisan de un testamento", recalca Ginés. En la actualidad, según el derecho foral aragonés, cuando uno de los miembros de una pareja fallece, el otro no es beneficiario del "usufructo de viudedad". "Para que la otra parte tenga derecho a la herencia es necesario hacer un testamento. Además, hasta el 1 de noviembre, si se heredaba, los impuestos eran altísimos puesto que se reconocían como no familiares", detalla.

Teniendo en cuenta estas cuestiones, Ginés recomienda a las parejas que contraigan matrimonio. "Por el Juzgado es un trámite gratuito. No hace falta hacer ninguna fiesta, ni que nadie se entere. Pero es algo que en Aragón es beneficioso para los derechos de la pareja", puntualiza. En el caso de tomar esta decisión, recomienda que la pareja se informe sobre cuál es el régimen económico que más les beneficiará. "En términos generales, la separación de bienes es el que mejor puede funcionar; pero cada situación es diferente", recalca.

Etiquetas
Comentarios