Despliega el menú
Aragón

César Bona: "El papeleo nos quita muchísimo tiempo a los profesores que podríamos emplear en cosas más útiles"

El maestro zaragozano presenta su nuevo libro, 'La emoción de aprender', y ha respondido a las preguntas de los lectores de Heraldo.es.

César Bona en la redacción de Heraldo este martes.
César Bona en la redacción de Heraldo este martes.
HA

Últimamente se habla mucho de innovación, pero a la vez a los profesores se nos exige mucho papeleo en los centros, dar unos contenidos, llegar a un nivel, cumplir un currículum... ¿Para ser un profesor innovador hay que saltarse las normas? María

¡Hola, María! ¡Un placer! Tienes razón, tenemos una tarea difícil y así es nuestra profesión: ayudamos a las familias a educar a sus hijos e hijas y necesitamos tiempo para que se conozcan y educar en la sociedad. Sin embargo, el papeleo nos quita muchísimo tiempo que podríamos emplear en cosas más útiles. Además, como dices, el currículum es cada vez más largo y se exige (nos exigen) que los niños lleguen a un nivel cuando cada ser humano tiene sus capacidades. Más que saltarse las normas, es necesario que desde las administraciones trabajen más cerca de los maestros y entiendan las necesidades reales de niños y niñas.

Se habla mucho de las nuevas prácticas docentes y de las metodologías, pero ¿no habría que innovar también en el contenido que se lleva a las aulas: internet, mensajería y redes sociales, educación sexual, feminismo..., especialmente en las primeras etapas educativas?

La jornada continua se está extendiendo cada día más en los colegios aragoneses y parece que llegará el momento en el que se generalizará. ¿Esto es porque ya se ha comprobado que esta jornada favorece el rendimiento escolar? Carolina

¡Encantado, Carolina! Absolutamente. Estoy contigo. También en compromiso social y con la naturaleza y en respeto a las diferencias o la gestión de las emociones. Respecto a la jornada continua, sabes que se trata de conciliar el horario laboral y escolar y siempre hemos de tener en cuenta que cada minuto que pasen los niños y niñas en la escuela sea de calidad. Ojalá tuviéramos más tiempo para estar con nuestros hijos.

¿Qué les diría a aquellos que dicen que usted hace "populismo pedagógico"? Gracias. José Luis

Hola, José Luis. Somos libres de expresar nuestras opiniones con respeto. Y siempre se aprende de los que opinan diferente. Me pregunto si tener en cuenta la opinión de niños y niñas, de pensar en su tiempo, de invitarlos a participar en la sociedad, de apoyar la inclusión o el respeto a la naturaleza es hacer populismo pedagógico.

Quiero conocer su opinión sobre un caso real. Un niño en primaria diagnosticado con TDAH por el servicio de Neuropediatría de la Sanidad Pública. Los padres siguen las indicaciones médicas del doctor. Además acuden a un servicio de psicólogo externo. El niño en el colegio saca buenas notas pero son habituales las notas de mal actitud, dispersión, y actitud desafiante. Los padres acuden al colegio para pedirles más comunicación para entre todas las partes ir mejorando la actitud del pequeño. La respuesta de la directora es que el colegio no va a hacer nada, y que simplemente es un problema de comportamiento del pequeño, mencionando que los padres se están preocupando sin motivo. Ricardo

Hola, Ricardo. Siento mucho esta situación. Hice Filología Inglesa y Magisterio y nunca nadie me enseñó nada sobre las diferencias o las relaciones humanas. Necesitamos entender mucho más a niños y niñas. Y sobre todo, necesitamos más diálogo escuela-familia. Mucho ánimo.

Señor Bona, ¿Para cuándo volver a las aulas? ¿Por qué las abandonó? ¿No es el aula el mejor lugar desde el que mejorar la educación de forma real y efectiva? Antonio M. Oller Marcén.

Hola, señor Oller. Noto en sus palabras matices negativos. No he abandonado las aulas y esté dentro de la escuela o fuera seré siempre maestro, seguiré aprendiendo siempre y visitando centros educativos en los que compartir tiempo con niños y niñas. Tengo la gran suerte de poder viajar y conocer cada día personas extraordinarias de las que aprendo y luego tengo la gran suerte de poder compartirlo. El César que salió del aula no tiene nada que ver con el César que volverá (quédese tranquilo y tenga la certeza de que volveré, porque es lo que más me gusta hacer en el mundo). Estoy de acuerdo en que el aula es el mejor lugar para educar a niños y niñas (junto con la familia), así que si es docente sé que estará dándolo todo por hacerlo y si no lo es, también tiene su parte en la educación.

¿Cómo ha cambiado su vida desde que lo nominaron a los premios Global Teacher? ¿Echa de menos el anonimato de antes, el trabajo con los niños? Pilar

Hola, Pilar. Me siento afortunado por conocer experiencias maravillosas y aprender de las personas que me encuentro. Sigo trabajando con niños de muchos lugares del mundo y uno llega a la conclusión de que los niños son niños, da igual el lugar, y que cuanto más difícil es el contexto en el que viven, más cariño necesitan.

¿Qué le parece que se prohiban los móviles en los centros escolares? ¿No habría que limitarlos también en casa para los niños? Carlos

Hola, Carlos. ¡Un placer! La tecnología forma parte de nuestra vida y, muchas veces exigimos a chicos y chicas lo que los adultos no hacemos. Prohibir siempre parece el último paso, y es cierto que, sean adolescentes o adultos los usuarios, debe haber unas reglas tanto de tiempo como éticas.

¿Eras un buen estudiante en el cole? ¿Cuáles eran tus asignaturas preferidas? ¿Qué recuerdos tienes de tu etapa escolar? Martina

Bonita pregunta, Martina. Recordar la infancia es siempre un placer. No se me daba mal, especialmente Lengua o Educación Física. Las mates siempre se me cruzaron un poco. Te confieso que tengo tantos recuerdos de la escuela, como de fuera de ella: cuando salíamos por el pueblo, hacíamos cabañas junto al río, como Tom Sawyer, o recorríamos los campos buscando aventuras. Con eso también aprendíamos.

Ha conocido escuelas de todo el mundo y puede comparar... ¿cómo son las nuestras? ¿tenemos mucho que envidiar a los colegios finlandeses o americanos, por ejemplo? Gracias Marielo

Buena pregunta, Marielo. Puedo decirte cómo son miles de maestras y maestros españoles: cada día deseando formarse, viajando de aquí para allá para aprender… Y eso revierte en la educación de nuestros hijos e hijas. Uno de los mayores regalos que he recibido es conocer a tantos y tantos docentes que hacen una labor extraordinaria y anónima. Por todas esas personas es un orgullo formar parte de esta profesión.

César Bona: "El aprendizaje pierde su esencia cuando se asocia con examinar"


Etiquetas
Comentarios