Aragón

Cómo compaginar el deporte de alto rendimiento con el instituto

El programa de tecnificación deportiva de la DGA se amplía en su tercer curso, y beneficia a 168 jóvenes estudiantes de ESO.

Aula de tecnificación deportiva de 2º de la ESO en el IES Goya de Zaragoza.
Aula de tecnificación deportiva de 2º de la ESO en el IES Goya de Zaragoza.
P. F.

Claudia Navarro, zaragozana de 13 años, es campeona de España de natación en 100 y 200 mariposa. Sueña con ser deportista profesional, tal vez ir a unos Juegos Olímpicos, y quiere estudiar Medicina. Su compañero de pupitre y de piscina Alberto Simeón, subcampeón de España en 400 estilos, también tiene grandes metas deportivas y académicas (Fisioterapia, Ciencias del Deporte o algo relacionado con las Artes). Son dos de los alumnos del programa de tecnificación deportiva dirigido a jóvenes estudiantes y deportistas de alto rendimiento. Ellos estudian 2º de la ESO en el IES Goya, el instituto pionero en este proyecto.

El programa comenzó de forma experimental en el curso 2016-17, y ha ido creciendo cada año. Este curso se ofrecen 168 plazas en total en el IES Goya de Zaragoza (en las modalidades de natación, waterpolo, gimnasia rítmica, piragüismo y tenis), el IES Pablo Serrano de Andorra (en atletismo, bádminton, fútbol sala, gimnasia rítmica y salvamento y socorrismo) y, como novedad, en el IES Pirineos de Jaca (hockey hielo).

"El proyecto tiene como objetivo conciliar la vida deportiva y los estudios. Para ello se selecciona a alumnos con alto nivel deportivo, y se les facilita un programa de entrenamientos y estudios con horarios flexibles. Los alumnos tienen clases concentradas por la mañana y por la tarde. Están exentos de la asignatura de Educación Física y se usan esas horas para estudio. Intentamos que no tengan exámenes 24 horas después de una competición. Y se les facilita el cambio de fechas de exámenes si coinciden con concentraciones o competiciones", explican Rosa Rey e Irene Negro, coordinadoras del programa de tecnificación deportiva en el IES Goya.

En el instituto Goya hay tres aulas de estas características (1º, 2º y 3º de la ESO), con 58 chicos y chicas. Tienen clase de 8.05 a 10.55. A las 11.00 cuando sus compañeros de instituto salen al recreo, ellos cogen sus mochilas y se marchan a la parada del tranvía. Algunos van a entrenar a Helios, otros al Olivar y otros al Stadium Casablanca. El programa se realiza en colaboración con las federaciones y los clubes.

Estos jóvenes deportistas aprovechan el camino para almorzar. Luego les esperan casi tres horas de entrenamiento. Después comen juntos y vuelven al instituto por la tarde. Tienen clase de 15.40 a 18.10. Algunos doblan entrenamientos por las tardes con sus clubs. Son chavales de entre 12 y 14 años, con horarios y entrenamientos muy exigentes. Salen de casa antes de las 8 de la mañana, y vuelven unas once horas después. Casi todos los alumnos del programa de tecnificación deportiva del IES Goya son de la ciudad de Zaragoza, pero también vienen de localidades cercanas como La Muela o Cuarte de Huerva.

"Aprovechamos más el tiempo"

"A veces se hace duro y llegamos cansados, pero lo hacemos porque nos gusta, por amor al deporte. Con este programa aprovechamos más el tiempo y llegamos antes a casa por la tarde. Mis padres me animan para que siga y me dicen que me centre tanto en los estudios como en el deporte", explica Alberto Simeón.

"El balance de estos dos años de programa es positivo. Están teniendo buenos resultados deportivos y académicos.Una de las condiciones es que no pueden repetir curso. Siguen casi todos los alumnos que empezaron y ha habido nuevas incorporaciones. Este año había lista de espera para entrar en el grupo de 3º. El objetivo es que el programa se amplíe hasta llegar a 2º de Bachillerato. Cada año, las exigencias de entrenamientos y de estudios son mayores", subraya Rosa Rey.

"Es mucho esfuerzo, pero llevo bien el ritmo de los entrenamientos y de los estudios. Estoy teniendo buenos resultados y mi entrenador me dice que puedo optar a campeonatos internacionales. Mi familia y mis amigos me apoyan mucho", cuenta con un punto de timidez Claudia Navarro, cuyo ídolo es Michael Phelps. En diciembre está convocada para una concentración de una semana con el equipo nacional.

"El objetivo no es tener resultados deportivos ya, aunque los está habiendo. Es sentar las bases para cuando estos deportistas lleguen a categoría junior y absoluta. El programa les permite compaginar estudios y entrenamientos. Además, son entrenamientos de mucha calidad. En natación tenemos 24 deportistas con dos entrenadores y cinco calles de la piscina para ellos. En los clubes no disponen de tanto espacio ni de una atención tan personalizada", señala Juanjo Lersundi, director técnico de la Federación Aragonesa de Natación, con 30 años de experiencia como entrenador. Mientras, sus alumnos suman largos en la piscina del Stadium Casablanca. Ahora es principio de temporada, con entrenamientos de carga de unos 5.000 metros.

"En otras comunidades hay programas similares para compaginar estudios y deporte. En Madrid incluso han creado un instituto solo para deportistas de especialidades acuáticas. Aquí estamos en el camino. Aún falta mucho trabajo, e iremos viendo los resultados", apunta Juanjo Lersundi.

El objetivo del Departamento de Educación es que este programa de tecnificación deportiva siga creciendo en número de alumnos deportistas y se podría extender a otras especialidades, en función de las necesidades que señalen las federaciones.

Etiquetas
Comentarios