Despliega el menú
Aragón

Un dueño del palacio de Argillo de Sabiñán reclama a la DGA el cráneo del Papa Luna

Patrimonio negocia con Illueca que se exponga en el castillo al ser un Bien de Interés Cultural desde su robo en 2000.

Ignacio Marcuello, alcalde de Sabiñán, en el palacio de Argillo.
Ignacio Marcuello, alcalde de Sabiñán, en el palacio de Argillo.
Macipe

Uno de los propietarios del palacio de Argillo de Sabiñán, Luis Olazábal y Castro, remitió esta semana una carta a la consejería de Educación y Cultura para recordarle que es uno de los dueños del cráneo del Papa Luna por lo que lo reclama. Esta misiva llegó unos días después de la reunión entre la Dirección General de Patrimonio y el Ayuntamiento de Illueca para que les dejaran los restos de Benedicto XIII, que están depositados desde 2006 en el Museo Provincial de Zaragoza a raíz del robo en el año 2000, para una exposición permanente en el castillo.

Fuentes del Gobierno de Aragón precisaron que en ese encuentro se informó al Ayuntamiento de Illueca de las condiciones en las que debían exponer el cráneo, en cuanto a seguridad y de temperatura, porque es un Bien de Interés Cultural. Se declaró después de que se confirmó que era del Papa Luna durante el proceso judicial del robo.

Si se cumplían esas condiciones que Patrimonio detalló al Ayuntamiento de Illueca, su informe sería favorable. Además, apuntaron que su función es que este bien se conozca en Aragón, pero ni se habló de la propiedad ni si se exponía en un sitio u otro.

Respecto a la carta, el alcalde de Sabiñán, Ignacio Marcuello, recordó ayer que el Ayuntamiento llegó a un acuerdo con los propietarios del palacio de Argillo para quedarse el edificio histórico, que incluía el cráneo. Marcuello, que está de acuerdo con la misiva, considera que esta circunstancia no se tuvo en cuenta por el Gobierno de Aragón al «cederlo sin ser el propietario».

«No pondremos pegas a que haya un acuerdo de los propietarios si hay una exposición en Illueca, pero tengo que explicárselo todo al pueblo porque tenemos un pacto con ellos con el palacio y el cráneo. Solo nos falta recibir el bien», detalló el edil de Sabiñán, quien recordó que pidió un encuentro con el director general de Patrimonio al descubrir una bodega en el palacio de Argillo muy valiosa y para solicitar ayuda en el proceso de restauración.

Este proceso de la exposición del cráneo del Papa Luna en Illueca, con el motivo del 625 aniversario de su llegada al papado en Aviñón, va a generar una reunión el lunes entre los alcaldes de Illueca y Sabiñán, que son vecinos y del mismo partido: el PP.

El cráneo de Benedicto XIII fue rescatado por un labrador tras ser profanado entre 1701 y 1707 por las tropas francesas en Illueca en la guerra de Sucesión y se llevó al palacio de Argillo, de Sabiñán.

Etiquetas
Comentarios