Despliega el menú
Aragón

La DGA gasta más de 700.000 euros al año en viajes

Contrata el servicio de agencia para dos años por 2,1 millones con el fin de atender los desplazamientos de su personal. El tren centraliza la demanda, con un 42% del coste total.

Un AVE en la estación de Delicias de Zaragoza.
El mayor gasto en viajes de la DGA corresponde a billetes del AVE.
Oliver Duch

El Gobierno de Aragón gasta más de 700.000 euros al año en viajes y estancias de hotel de su personal y de las empresas públicas. Con el fin de racionalizar los costes, la DGA ha adjudicado por concurso la prestación del servicio a Viajes El Corte Inglés, cuyo valor estimado ascenderá a 2,1 millones más IVA para los dos próximos años al prever que se incremente la factura. La adjudicataria se encargará de hacer las reservas al mejor precio de mercado y de atender cualquier incidencia que surja en los desplazamientos “las 24 horas, todos los días del año”.

Fuentes oficiales de la DGA señalan que no existen cargos por la emisión de billetes, “una ventaja económica” que se remonta al año 2015. Para valorar las ofertas, las tres agencias que optaron al servicio debieron presentar, entre otras cosas, un porcentaje de descuento. Esto hace que los precios salgan muy competitivos y a los funcionarios les salga a cuenta reservar por el canal oficial. “Como está el límite de las dietas, siempre sale mejor oferta que si reservan por libre, ya que las agencias tienen sus acuerdos con Renfe y con los hoteles. Si hay exceso sobre la dieta fijada, la diferencia debe pagarla el funcionario”, indican desde la DGA.

La Administración requiere fundamentalmente billetes de tren, como lo demuestra el hecho de que más del 42% de la facturación anual, casi 300.000 euros, vaya a Renfe. En total, se reservaron 6.534 asientos de tren a lo largo del año pasado, de los cuales solo 97 fueron en preferente tras la decisión adoptada la pasada legislatura de viajar en clase turista con el fin de ahorrar. Al tratarse de viajes de trabajo, la mayor parte de los desplazamientos se hicieron en el AVE Zaragoza-Madrid, que con 4.852 operaciones es la relación con más tráfico (un 74,26%), seguido por la de Zaragoza-Barcelona, con otros 1.015 (un 15,53%).

La apuesta en los viajes europeos y, por su supuesto, en el resto de internacionales es por el avión por su rapidez, hasta el punto de que la cuota del ferrocarril solo puede calificarse de residual. De hecho, el personal de la Administración y de las empresas públicas lo utilizan exclusivamente para ir Francia. En total, 43 operaciones en el último año, la mitad de las cuales fueron para trasladarse hasta la estación de Perpiñán.

Si el mayor gasto corresponde al tren, la siguiente facturación más importante se centraliza en los hoteles. Con 213.028 euros, los alojamientos representan el 30% del coste autonómico en viajes. Casi tres de cada cuatro pernoctaciones se hacen en hoteles nacionales y las necesidades se centran tanto en Madrid como en Zaragoza, que se llevan, casi a partes iguales, el 44% de las operaciones. El hecho de que haya demanda en la capital aragonesa responde a la atención de delegaciones que acuden a la ciudad.

Mientras, las estancias de hotel en Europa se limitan a 385, un 24,5% de las 1.560 contratadas en total. Solo 17 se hicieron en ciudades repartidas por otros continentes, como Tokio, Montreal, Alma Ata (Kazajistán) o Querataro (México).

Para llegar a estos destinos, la DGA contrató billetes de avión por un importe de 130.652 euros. De los 627 adquiridos, solo 74 fueron para volar dentro del país a ciudades con mala conexión ferroviaria, caso de Galicia y Asturias, o a los dos archipiélagos.

También se recurrió a los coches de alquiler para atender desplazamientos de sus funcionarios, con un coste de 37.562 euros, según los datos oficiales.

Etiquetas
Comentarios