Despliega el menú
Aragón

Heraldo Joven

¿Puede afectar a tu mascota la vuelta a la rutina?

Los humanos no son los únicos que padecen la conocida como depresión posvacacional.

A las mascotas también les cuesta adaptarse después de las vacaciones.
A las mascotas también les cuesta adaptarse después de las vacaciones.
Pixabay

Paseos más largos, más horas al día de compañía, viajes y nuevas vivencias... Las mascotas, al igual que sus dueños, también disfrutan de las vacaciones estivales, por lo que volver a la rutina puede resultar complicado para ellas. Además de los humanos, los perros pueden padecer alguno de los síntomas de la depresión posvacacional.

Aunque tanto cuidadores como mascotas suelen adaptarse a la nueva situación en unos pocos días o semanas, para algunos la cuesta de septiembre es más empinada. Uno de los síntomas más frecuentes entre los canes es el descontrol de los esfínteres, que remite cuando consiguen adoptar de nuevo los viejos horarios. Otra de las cuestiones a las que hay que prestar especial atención es a los posibles intentos de fuga, que pueden estar motivados por el aburrimiento, la necesidad de más actividad física, el miedo a determinados ruidos o la ansiedad por separación.

¿Cómo hacerlo un poco más fácil?

Para evitar que estos comportamientos se acaben convirtiendo en hábitos, los dueños de las mascotas deben llevar a cabo unas sencillas prácticas.

La primera de ellas es volver gradualmente a las rutinas, lo que propiciará que el cambio no resulte tan brusco para los perros. Además, restablecer los horarios de comidas y de la actividad física habitual les servirá para ubicarse en su nueva situación. En cuanto a la higiene, un corte de pelo, uñas o un buen baño y lavado de dientes son imprescindibles para normalizar su comportamiento. Pero ellos no son los únicos que han de pasar por agua y  jabón. Sus juguetes y accesorios favoritos también necesitan ser sumergidos en la lavadora.

Por último, mantener la alerta sobre posibles enfermedades o prestar atención a su estado de ánimo son clave para ayudar a los compañeros caninos a retomar el curso sin causarles graves trastornos.

- Ir al suplemento Heraldo Joven

Etiquetas
Comentarios