Despliega el menú
Aragón

Al menos 80.000 aragoneses sufren algún trastorno del movimiento

El neurólogo del hospital Clínico Javier López del Val dirige un congreso que se celebra en Madrid para formarse sobre estas patologías.

Javier López del Val, neurólogo del hospital Clínico, en la presentación del congreso en Zaragoza.
Javier López del Val, neurólogo del hospital Clínico, en la presentación del congreso en Zaragoza.
Guillermo Mestre

Más de 80.000 aragoneses sufren algún trastorno del movimiento. Son enfermedades como párkinson, temblores, huntington o distonías, cuyo diagnóstico se basa en la experiencia clínica de los profesionales y su percepción visual.

"No se puede ir a los libros, no hay análisis, radiografías o resonancias a través de los que se llegue al diagnóstico de estas enfermedades. El médico tienen que familiarizarse con los casos, verlos, para saber de qué se trata", destaca Javier López del Val, neurólogo del hospital Clínico de Zaragoza, especializado en estos trastornos.

Por ello, insiste el especialista, son tan importantes congresos como el que se celebra los días 5 y 6 en Madrid y que reúne a más de cien expertos interesados en trastornos del movimiento: neurólogos, residentes de neurología, rehabilitadores, psiquiatras y médicos de Familia. El curso de la Sociedad Española de Neurología (SEN) se lleva organizando ya 25 años entre Zaragoza y San Sebastián, aunque esta edición se ha elegido la capital de España para celebrar sus bodas de plata.

López del Val, que dirige este curso junto al doctor Gurutz Linazasoro de San Sebastián, recuerda que cuando se habla de enfermedades con trastorno del movimiento no hay que pensar solo en el párkinson. Son todas aquellas en las que entre sus síntomas hay un menor movimiento del cuerpo o, por el contrario, un excesivo movimiento.

"Una de las intenciones de este curso es aportar los más recientes conocimientos sobre nuevas técnicas que aproximen al diagnóstico, genéticas en muchos de los casos, y exponer las novedades terapéuticas", señala López del Val, que subraya que durante estos 25 años los especialistas han aprendido a manejar "más racionalmente los fármacos para que causen menos efectos secundarios".

"Hemos conseguido que, por ejemplo, haya muy pocos párkinson en sillas de ruedas. Hemos logrado un mejor manejo de los medicamentos", destaca López del Val. No obstante, cuando falla el tratamiento farmacológico las intervenciones quirúrgicas pueden ser una alternativa. Por ejemplo, entre un 8% y un 20% de los casos de párkinson pasan por el quirófano para mejorar sus síntomas.

Etiquetas
Comentarios