Despliega el menú
Aragón

Aragón, un país de montañas

Ruta apta para hacer con niños a los Mallos de Riglos

El Tren Geológico del Prepirineo sale de nuevo este domingo 30 de septiembre, con una ruta senderista que llevará a los participantes a conocer a 'los hijos secretos' de los Mallos, y a ver la mayor colonia de buitres de Europa.

La ruta 'Los hijos secretos de los Mallos', del Tren Geológico del Prepirineo.
La ruta 'Los hijos secretos de los Mallos', del Tren Geológico del Prepirineo.
Comarca Hoya de Huesca

Este domingo 30 la comarca Hoya de Huesca ha organizado una nueva salida de su Tren Geológico que, tras llegar a la estación de Riglos-Concilio, llevará a los participantes por una ruta senderista que han llamado ‘Los hijos secretos de los Mallos’. Se trata de una ruta de dificultad media-baja, apta para recorrer con niños, que además tendrán una sorpresa final con la llegada al centro de aves Arcaz, situado en un enclave idóneo para ver aves rapaces, especialmente buitres. Pese a ello, desde la organización se llama la atención a la duración del recorrido, al que se suma la del trayecto previo en el tren, que puede hacer la excursión demasiado pesada para niños muy pequeños. El recorrido senderista será de unos 9 km, y un desnivel de 414 m, para lo que se prevén unas 3 horas de duración.

El llamado Tren Geológico puede tomarse desde las estaciones de Zaragoza. Tardienta y Ayerbe, estando los vagones identificados bajo este nombre. No es un tren turístico al uso, sino que se trata de una actividad senderista, que aprovecha la idoneidad del Canfranero para disfrutar de los valores paisajísticos de la comarca de la Hoya de Huesca. Los visitantes recorren el territorio con la ayuda de un guía-geólogo que les ayudará a ‘leer’ el paisaje. El guía-geólogo se incorpora en la estación de Huesca y, durante los primeros kilómetros en tren, introduce a los participantes en la historia del territorio que se va atravesando.

En esta ocasión, la ruta senderista se inicia una vez llegados a la estación de Riglos-Concilio, remontando las vías del tren. A pocos metros, se toma el camino del pinar de Concilio estación. Este sendero acercará a los participantes hasta la falda del resalte sobre el que está el castillo de Marcuello, desde donde hay una excelente vista de los conglomerados que forman los Mallos de Os Fils, sobre el que está el mirador de los buitres. Más adelante se llega a la base de los conglomerados donde los excursionistas podrán ver unas torres rupestres y los tres mallos de fondo: Agüero, Peña Rueba y Riglos. Durante este recorrido, que comienza por el río y las zonas de sendimentación y sigue hasta acercarse a los grandes mallos “se puede apreciar su proceso de formación, en el que iniciamos el camino por lo que sería el paisaje primitivo antes de que surgieran los mallos, seguimos por parajes en los que puede verse cómo se van conformando y llegamos a lo que es el paisaje actual”, señala Diego Vázquez-Prada, el geólogo que guiará a los senderistas en esta excursión. Vázquez-Prada remarca el carácter geológico de la excursión “aunque siempre adaptamos las explicaciones a un lenguaje infantil si hay niños. Además también se cuentan algunas historias medievales que sucedieron en estos territorios”.

Tras las explicaciones, los senderistas bajarán hasta el barranco de la Mota para subir luego por la base de los Mallos de Arcaz, y llegar al centro de aves del mismo nombre. Aunque este centro se encuentra temporalmente cerrado, “pasaremos por la zona de nidificación de la colonia de buitres más grande de Europa, y se puede ver en vuelo a estas aves llegando para alimentar a sus crías y el ajetreo que se vive en la colonia”, señala Vázquez-Prada. Riglos es el punto final de la excursión, desde donde se toma el tren de vuelta.

Los participantes deben adquirir su billete de tren aparte, desde la estación de origen que más les convenga dentro de la línea regular del Canfranero (Zaragoza, Tardienta, Huesca o Ayerbe); el vagón estará identificado como Tren Geológico del Prepirineo. El billete puede comprarse también directamente en la web de Renfe.

El precio de la actividad guiada es de 2 euros, que se abonan en el tren a los guías. Existe un límite de 50 personas por salida, por lo que es necesario hacer reserva previa, que puede realizarse aquí. La fecha límite para apuntarse es el jueves 27, a las 23.59. El viajero debe llevar su propia comida y bebida, así como ropa y calzado adecuados, protección solar y otros equipamientos.

Más noticias en Unpaisdemontañas.

Etiquetas
Comentarios