Despliega el menú
Aragón

Once riadas y 1.000 millones de euros en pérdidas en la cuenca del Ebro desde 1980

Asafre considera que el 77% de los daños por las avenidas extraordinarias se dan en Aragón

Crecida del río Ebro a su paso por Quinto.
Crecida del río Ebro a su paso por Quinto
Guillermo Mestre

La última avenida extraordinaria del Ebro, que en abril rompió riegos y caminos y anegó miles de hectáreas de la ribera alta y baja, ocasionó pérdidas por valor de 80 millones de euros. Una cantidad que se suma a las que han provocado las crecidas en los últimos años. Según estima la Asociación de Afectados por las Riadas de la Cuenca del Ebro (Asafre), desde 1980 los efectos de la fuerza del agua han provocado ya desperfectos por valor de 1.000 millones de euros. El 77% de los daños se han registrado en Aragón.

El presidente de este colectivo, Alfonso Barreras, ha trasladado su malestar porque "cinco meses después de la última riada no se ha realizado ninguna intervención de limpieza y mantenimiento integral en el Ebro y afluentes, a pesar del compromiso del presidente de Aragón, Javier Lambán". Además, puso de manifiesto que se incluyó una partida en los Presupuestos Generales del Estado de siete millones que "a día de hoy" sigue sin ejecutarse: "Hasta ahora no hay respuesta técnica, política ni económica".

Barreras criticó la actuación del Gobierno de Aragón y de la Confederación Hidrográfica del Ebro que, según dijo, no ha recibido a representantes de esta asociación, que han solicitado en varias ocasiones una reunión. En este sentido, desde la asociación aseguraron:"La nueva presidenta de la CHEno ha tenido tiempo todavía para recibirnos". "El balance de la riada de 2018 es que, más de cinco meses después, están sin empezar ni terminar las obras en diques, motas e infraestructuras para salvaguardar a los ribereños y sus pueblos", dijeron.

Barreras, acompañado por el vicepresidente de Asafre, Luis Pablo Latorre, y por Javier Pérez López-Vailo, representante de la Asociación Intercomunitaria de Regantes del Ebro, quiso trasladar la situación actual de la cuenta, después de que se haya solicitado su apoyo a ‘Ebro Resilience (el proyecto impulsado por el Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente a través de la CHE para impulsar nuevas actuaciones a partir de 2020). En la contestación que han remitido al Gobierno de Aragón, Navarra y La Rioja, al Ministerio de Transición Ecológica y a la CHE trasladan su "apoyo e implicación a todos aquellos proyectos que respetando el medio ambiente y la diversidad permitan realizar obras para limpiar y mantener el Ebro". Consideran "imprescindible" contar "con el respaldo" de los afectados: "No entendemos la ineficacia de las distintas Administraciones en el río Ebro durante los últimos 40 años". Entre los datos que aportaron están que, desde 1980, los pueblos ribereños han sufrido 11 riadas con un caudal superior a los 2.000 metros cúbicos por segundo. De ellas, seis han superado los 2.400 metros cúbicos por segundo.

Desde la Asociación de Afectados por las Riadas de la Cuenca del Ebro pusieron ayer de manifiesto que "en los pueblos de la ribera empieza a decrecer la población". En este sentido, según indicaron ayer en rueda de prensa, "la industria agroalimentaria (congeladoras, conserveras y alfalfas) aumenta sus contratos de producción fuera del Valle del Ebro, a pesar de que tanto en Navarra y La Rioja como en Aragón la agricultura ocupa la segunda posición en el PIB". Tanto es así que "la agricultura se plantea perder un 20% de su producción".

Por su parte, Asafre dio un "aprobado" a Agroseguro, porque "ha cumplido con sus indemnizaciones a particulares y asegurados, liquidando los daños en la primera semana de agosto".

La CHE ejecuta 42 obras en el Ebro

Actualmente, la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) trabaja de forma paralela en aproximadamente 190 puntos diferentes repartidos por las tres Comunidades Autónomas (unos 170 son intervenciones en el río Ebro y las otras 20 en el Arba), a los que hay que sumar otras 84 intervenciones ya finalizadas (todas en el Ebro). La previsión es llegar a actuar en aproximadamente 1.000 puntos (800 en el Ebro y 200 en los ríos Jalón y Arba).

Las actuaciones están dirigidas a mejorar la seguridad antes inundaciones de los núcleos urbanos ribereños. En estos momentos se están ejecutando 42 obras de emergencia en el Ebro en la provincia de Zaragoza: Novillas (1), Remolinos (2), Alagón (4), Movera (6), Torre Urzaiz (2), Zaragoza (3), Cartuja Baja (1), Pastriz (7), Osera de Ebro (7), El Burgo de Ebro (2) y Fuentes de Ebro (6) y Pina de Ebro (1). Hay que sumar 19 trabajos ya finalizados. HA

Etiquetas
Comentarios