Despliega el menú
Aragón

Isaura Leal: "La despoblación, el envejecimiento y la dispersión son un asunto de Estado”

La comisionada del Gobierno frente al Reto Demográfico resalta que el nuevo modelo de financiación tiene que contemplar el sobrecoste de los servicios públicos.

La comisionada para el Reto Demográfico, Isaura Leal, en su despacho del Ministerio de Política Territorial.
La comisionada para el Reto Demográfico, Isaura Leal, en su despacho del Ministerio de Política Territorial.
HA

El anterior Ejecutivo anunció una estrategia contra la despoblación que no llegó a ver la luz. ¿Cuándo habrá un plan estatal para afrontar esta lacra que amenaza el futuro de Aragón y otras zonas del interior peninsular?

Me nombraron el 30 de junio y empecé a trabajar en un proceso de participación con los interlocutores necesarios para sacar adelante la estrategia nacional frente al reto demográfico. Asumo el compromiso de presentarla antes de acabar la legislatura.

¿Qué medidas incluirá?

La prioridad del Gobierno es la agenda social y la igualdad de oportunidades de las personas vivan donde vivan. Está comprometido con la lucha contra la despoblación y defiende un modelo de financiación justo para las comunidades que sufren el envejecimiento, la regresión demográfica y la dispersión. Es consciente del sobrecoste de la prestación de los servicios derivado de la dispersión poblacional.

¿Se puede frenar la despoblación?

La despoblación, el envejecimiento y la dispersión son un asunto de Estado que debemos abordar con políticas de Estado. Pero Aragón en general y Teruel en particular están especialmente afectadas. He dado prioridad en mi agenda a Teruel, que fue una de mis primeras visitas como comisionada. Todos los indicadores de la provincia son alarmantes. La pérdida de población es tremenda, pero la resignación no puede ser la respuesta.

¿Y cuál debe ser?

Quiero destacar el caso de Teruel, donde los movimientos ciudadanos están consiguiendo que la lucha contra despoblación esté en la agenda de todas las instituciones. Vaya todo mi reconocimiento al compromiso y la valentía de los turolenses.

Entre las principales reivindicaciones para afrontar la despoblación, figura la aplicación de ventajas fiscales para los residentes en el medio rural y la simplificación administrativa. ¿Las contemplará su estrategia contra la despoblación?

La política contra la despoblación tiene que incorporar necesariamente la modernización del país y eso incluye el uso de las nuevas tecnologías, como internet, y la simplificación administrativa para facilitar la actividad económica y el emprendimiento.

¿Y las ventajas fiscales?

El nuevo modelo de financiación autonómica tiene que reflejar el sobrecoste de la prestación de servicios que supone la despoblación y el envejecimiento y debe dar el impulso necesario para incentivar la permanencia de los jóvenes. En ese marco hay que contemplar el nuevo modelo de financiación y una reforma fiscal.

Habla de la necesidad de generalizar internet como herramienta contra la despoblación. ¿Va a seguir adelante el plan 300x100 del anterior Gobierno para extender la banda ancha?

Ese plan no da respuesta a las necesidades de los territorios despoblados. Hay que garantizar que la banda ancha llegue en condiciones idóneas y a precios adecuados a toda las personas en cualquier lugar del territorio. Ese es el plan que nosotros defendemos.

¿Cómo van a hacerlo?

Desde el Comisionado se van a impulsar medidas como el acceso a la banda ancha para todos los ciudadanos independientemente del lugar donde vivan. Si hay una medida prioritaria e imprescindible para luchar contra la despoblación, es el acceso universal a Internet. Pero hay que ser consciente de que este Gobierno tiene apenas 100 días y yo llevo todavía menos en el cargo. Sería muy osado por mi parte responder a eso.

Aragón tiene su propio plan contra la despoblación, existe un foro de comunidades afectadas y hay iniciativas civiles como la red de Áreas Escasamente Pobladas del Sur de Europa (SSPA, en las siglas inglesas), o Serranía Celtibérica. ¿La lucha contra la regresión demográfica se ha convertido en una jaula de grillos?

Uniendo fuerzas conseguiremos mejores resultados, pero no se puede minusvalorar el trabajo hecho desde el territorio. Ha logrado que hasta los grandes medios de comunicación sean receptivos al problema, porque son conscientes de que España se juega su modelo territorial, de convivencia y de cohesión social. Todos esos grupos contribuyen a que todos seamos conscientes del problema. Valoro su trabajo y las propuestas que aportan.

¿Qué importancia tienen los medios de comunicación en la lucha contra la despoblación?

Son muy importantes.

Pero, en general, la visión que transmiten los grandes medios de comunicación sobre el mundo rural es bastante pesimista.

Hay que recuperar la buena reputación de vivir en el medio rural y el papel de los medios de comunicación y de la cultura es fundamental. Debemos combatir la idea de que solo se quedan en los pueblos los que no valen y que vuelven los fracasados. O de que aquí no quiere vivir nadie. Esa frase recurrente hay que combatirla de forma constructiva. Y los medios de comunicación son vitales para transmitir la realidad de esos territorios, donde hay jóvenes que quieren quedarse a vivir y mujeres que son emprendedoras. La complicidad de los medios es fundamental. Hay que huir del tópico del cateto y el fracasado.

¿Transmiten, entonces, una imagen distorsionada de la realidad rural?

Pero eso está cambiando. En los últimos tiempos la prensa ha puesto este tema sobre la mesa con la presencia de informaciones sobre pueblos, experiencias y proyectos rurales. Hay que reivindicar las condiciones de vida digna del medio rural para combatir la resignación y el abandono. No podemos aceptar que una buena parte del territorio sea desahuciada porque eso sería renunciar a su gran potencial.

¿A qué achaca la situación tan crítica que padecen amplias zonas del interior peninsular?

La despoblación es el síntoma de una enfermedad que es la desigualdad de oportunidades. La gente se marcha de los pueblos en busca de oportunidades porque considera que está en una situación de inferioridad respecto al medio urbano.

Una de las prioridades de la SSPA es conseguir que los próximos presupuestos de la UE destinen fondos a luchar contra la despoblación, pero finalmente Europa ha ignorado esta demanda. ¿Cabe alguna posibilidad de rectificación?

La UE no puede permanecer de espaldas a un problema que en España es grave. El Gobierno hará llegar a Bruselas la necesidad de habilitar recursos para la política contra la despoblación.

¿Ve posibilidades de que la UE rectifique?

Estamos en un proceso de negociación que no ha terminado. La voluntad del Gobierno es defender la necesidad de fondos para políticas frente a la despoblación y el envejecimiento.

Teruel reivindica actualmente un ferrocarril moderno como una herramienta fundamental contra la despoblación. ¿En qué medida son necesarias las infraestructuras para luchar contra este problema?

Las infraestructuras son imprescindibles para dinamizar un territorio. Si hablamos de condiciones de vida dignas para la población y de reactivación económica y de empleo, eso pasa por infraestructuras de comunicación adecuadas y propias del siglo XXI no del XIX.

Etiquetas
Comentarios