Despliega el menú
Aragón

'Por mil razones', el nuevo lema de Las Pedrosas

Su equidistancia y proximidad a Zaragoza, Huesca y Ejea, además de la cercanía a la zona industrial de Zuera, hacen de esta localidad una opción residencial muy interesante.

Isabel Mateo, exalcaldesa de Las Pedrosas
Isabel Mateo, exalcaldesa de Las Pedrosas
Noeli Barceló

Es la puerta de la comarca de las Cinco Villas cuando se llega desde la autovía de Huesca a Zaragoza. El municipio está rodeado de un paisaje estepario formado por grandes extensiones de cereal, almendro, viñedo y olivo como  destaca el folleto de la campaña ‘Por mil razones’ que impulsa el ayuntamiento. Y es que Las Pedrosas se resiste a ir perdiendo población; ahí esgrime sus principales valores. Las buenas comunicaciones  y los 30 minutos por que los separan tanto de Zaragoza como de Huesca convierten a esta población en una opción a tener en cuenta para los que apuestan por calidad de vida, aunque su trabajo diario los lleve hasta la ciudad.

Los vecinos presumen de patrimonio, de unas calles con viviendas levantadas en piedra en los siglos XVI, XVII y XVIII que muestran sus escudos; ocurre especialmente en la calle Ramón y Cajal, que recuerda que el Nobel ejerció de médico en este pueblo. La iglesia de Santa María la Mayor, el pozo de hielo que ahora va a ser rehabilitado, las bodegas en las que algunos vecinos todavía elaboran sus vinos o la ruta senderista que permite conocer los valores medioambientales del entorno son los activos, y no hay que olvidar la romería a la ermita de San Roque, las fiestas en agosto con la representación del dance o la Feria del Producto Aragonés, que se celebra en otoño.

Contra la despoblación, agua

Como la periodista Inma Otal destacó en su pregón festivo hace pocas semanas, los vecinos de Las Pedrosas son hijos del secano. Isabel Mateo, que fue alcaldesa entre 2007 y 2011, señala que el agua se queda a las puertas del pueblo. "El Canal de las Bardenas está a 2,5 kilómetros, se queda en Sierra de Luna; desde allí podría hacerse una acequia. El proyecto del Gállego está caducado y no va a llegar a efecto. ¿Cómo nos vamos a desarrollar sin agua? Es imposible". Apunta además que también sería importante contar con algún proyecto empresarial que generara puestos de trabajo. "Carecer de plan de ordenación urbana es una dificultad. Ahora mismo el PGOU está empezado pero sin terminar  y es fundamental que cuando llega una empresa sepa dónde puede instalarse".

Junto al alcalde actual, Víctor Corbacho, coincide en que las administraciones deberían facilitar las condiciones a los emprendedores que se instalan y generan empleo en una pequeña población. "Lo deseable sería que no se cargaran tantos impuestos a un servicio que ya da poco de sí; eso sería apoyar.  No pasa nada porque en un bar haya pan y leche y los productos básicos, pero si le obligamos a pagar por bar y por tienda ya no les da, y cierran".

La necesidad de contar con viviendas de alquiler es otro de los puntos importantes. "Hay  cinco chalets embargados; ha sido imposible desbloquearlos y son unas viviendas que nos harían mucha falta para la gente que busca casa", indica Corbacho, apuntando la proximidad del polígono industrial de Zuera, donde la industria cárnica genera abundante empleo. La necesidad de mejorar la atención sanitaria es una de las más importantes. "Sólo un día de atención médica a la semana es insuficiente. Estamos a 20 minutos de Luna, así que ante una urgencia optamos por ir a Zaragoza que está a 30, pero eso no es argumento suficiente para no mejorar el servicio o no traer al pueblo las analíticas. Los vecinos deben desplazarse a Sierra de Luna, aunque para eso tengan que pedir a sus hijos que abandonen  el trabajo y les lleven".

Recoger la memoria oral

Este mismo año verá la luz el libro que recoge el Archivo de la Memoria Oral de Las Pedrosas. El etnógrafo Félix A. Rivas se ha encargado de recoger tradiciones, rituales, conocimientos, técnicas y vivencias que configuran la identidad de esta población y se plasman en doce textos sobre  asuntos como oficios y tareas tradicionales, el ciclo de la vida, las fiestas o la religiosidad popular. El trabajo se ha realizado en dos fases; la primera, entre agosto y octubre del año 2014, y la segunda entre septiembre de 2016 y febrero de 2017.

El alcalde explica que el libro se nutre de entrevistas a los mayores de la población. "Ellos han recordado cómo era el pueblo, qué se hacía... y sus propias vivencias, las de sus padres o incluso las de sus abuelos, Quisimos guardar todo eses  patrimonio antes de que desapareciera". Precisa que inicialmente "se recogió el material bruto. Se nos ocurrió darlo a conocer en unas fichas, los etnotextos, que nos permitían el uso en dos formatos; en papel para entregarlo a los vecinos y digitalmente en la red, para moverlo en las redes sociales. Hay ocho textos sobre temas concretos; este año se ubicará el libro recopilatorio que recoge las fichas, además de otros temas y diferentes materiales".

La recuperación del dance local, una tarea entusiasta con ocho años de trayectoria

El dance de Las Pedrosas dejó de representarse en 1931. La revista ‘Suessetania’ publicó un artículo de Tremedal Casas Delgado en 1990 con testimonios de dos danzantes, Gregorio Ibor (que fue mayoral) y Francisco Pérez Alegre. El entusiasmo de un grupo de vecinos y la decisión del ayuntamiento consiguieron que en 2010 se volviera a bailar, y se constituyó la Asociación Dance de las Pedrosas. La alcaldesa de entonces, Isabel Mateo, comenzó a indagar. "Supimos que había una grabación hecha por gente mayor del pueblo y yo tenía una tía que guardaba un traje de alguien. Contamos con la ayuda del historiador José Luis Acín y de su mujer Marga, la de Juan Carlos Binaburo que enseñó el baile, y el aporte de Joaquín Cebamanos. DPZ nos dio el dinero para los trajes". Había fotos en La Atalaya y se localizó otro traje en Valpalmas. "Todos eran del mismo estilo, con decoraciones diferentes; hicimos la mitad de unos y mitad de otros. Costó trabajo". El dance de Las Pedrosas se bailaba dos veces en el año: el 24 de agosto, por San Bartolomé, y el 26 de diciembre, fecha del Voto a San Roque.

Los últimos en llegar apuestan por la alta calidad de vida que se ofrece en el pueblo

Noemí Arrieta, Roberto González y su hija integran la última familia en llegar a Las Pedrosas. Hace menos de un mes que oficialmente son vecinos del pueblo aunque de lunes a viernes seguirán en Huesca donde trabajan. Las raíces familiares de Noemí  estaban ya  aquí. "Mis abuelos son de aquí y he pasado los veranos en Las Pedrosas con mis primos y mis amigos", explica.

Su marido es de San Sebastián, vivía en Huesca y se conocieron allí. "A él le gustó mucho el pueblo, así que hace poco lo hablamos y empezamos a mirar una casita. Aunque tenemos la de mis abuelos para toda la familia, llega un momento que necesitas más espacio, así que surgió la posibilidad de comprar un adosado de los que hay aquí, lo negociamos y ya estamos viviendo en él con nuestro bebé de año y medio. Yo quiero que mi hija tenga la infancia que pasé aquí", dice.

Por su parte, la experiencia de Roberto no puede ser mejor. "Nada más venir aquí ya  sentí que estaba como en casa. Los vecinos son atentos y cariñosos, enseguida te quieren ayudar en todo. Llevamos viviendo aquí unas semanas y vendremos? todos los fines de semana, esta ya es nuestra segunda casa".

Los imprescindibles

Santa María la Mayor

Construida en 1681 en estilo barroco sobre un templo del siglo anterior; la torre tiene planta cuadrada. En la capilla de Santa Ana hay un retablo del XVI, y se pueden encontrar lienzos y tablas de la Escuela Aragonesa (XVI y XVII).

El pozo de hielo

Excavado en un pequeño montículo junto a la iglesia, es de piedra con dos ventanales y techo abovedado. En el mismo cerro se encuentran las bodegas donde se elaboraba y guardaba el vino; algunas siguen utilizándose.

Ruta por la sierra

A pie o en bicicleta, permite descubrir la vertiente norte de la Sierra de las Pedrosas. El recorrido tiene una longitud de 9,5 km, con un descenso acumulado de 290 metros; a pie se hace en tres horas, y las vistas son fantásticas.

-Ir al especial 'Aragón, pueblo a pueblo'.

Etiquetas
Comentarios