Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

Infraestructuras

La DGA ampliará Plaza ante la demanda de grandes parcelas por varios operadores

Urbanizará más de 40 hectáreas junto a La Peñaza, cuyo coste supera los 10 millones.

Imagen área de Plaza, que ocupa 1.311 hectáreas entre el aeropuerto y la autovía de Madrid.HA

El Gobierno de Aragón está decidido a ampliar finalmente la Plataforma Logística de Zaragoza (Plaza) ante la demanda de grandes parcelas por parte de operadores logísticos y fondos de inversión. A la sociedad pública solo le queda un solar de más 100.000 metros cuadrados y no puede atender la petición de tres multinacionales con las que se encuentra en plena negociación, por lo que ha apostado por crecer para no perder la oportunidad de atraerlas y, con ellas, facilitar la creación de cientos de empleos.

El Ejecutivo PSOE-CHA lleva meses trabajando con absoluta discreción, consciente de que la reactivación del mercado logístico se centra en macronaves y que las peticiones sobre la mesa requieren instalaciones de más de 100.000 metros. De hecho, Plaza dispone de una treintena de solares que suman más de 800.000 m2, pero están dispersos por este polígono de 1.311 hectáreas y su superficie oscila entre los 3.000 y los 77.000 m2.

Lo bueno es que no habrá que partir de cero, puesto que la sociedad pública inició en la pasada legislatura los trabajos técnicos para su expansión sobre una gigantesca franja de 43 hectáreas de suelo rústico ubicado al suroeste de Plaza.

Su emplazamiento está delimitado por la autovía de Madrid, el club de golf La Peñaza y la carretera de la Base aérea. Esta última marca el límite de Plaza y se ha convertido en uno de sus tres nudos de acceso. Aunque la DGA ha estudiado la posibilidad de ‘saltar’ al otro lado de la A-2 donde hay terrenos sin límite, los políticos y técnicos tienen muy claro que la ubicación elegida es la óptima y permitirá ajustar la inversión necesaria para su urbanización.

La ventaja es que los grandes servicios están disponibles justo enfrente, por lo que solo habría que hacer una intervención básica y engancharse a la red existente en la plataforma logística. De hecho, la depuradora o la subestación eléctrica se dimensionaron precisamente para dar cobertura a más clientes.

Desde la DGA no quieren dar fechas para su licitación, dado que primero deberán tramitar una nueva modificación del proyecto supramunicipal de la plataforma, la novena, para incluir la delimitación de los nuevos suelos, que suponen algo más del 2,5% de su superficie. De este modo, no tendrán que superar los trámites de recalificación en el Ayuntamiento de Zaragoza, que alargaría más el proceso administrativo, y todo quedará en manos de la Administración autonómica.

El diseño barajado hace cuatro años para la zona de ampliación pasa por habilitar dos parcelas de 183.186 y 20.538 m2, que contarían con un aparcamiento público y otro privado que, en total, suman cinco hectáreas. El proyecto se completa con una zona verde de 13,5 hectáreas, fruto de las dotaciones obligadas por la norma.

Lo que está aún por ver es si se mantiene igual o se hacen ajustes en esta propuesta de ordenación, que se encargó a la sociedad pública Suelo y Vivienda de Aragón (SVA) en 2013 por un importe de 60.000 euros. En función de su alcance, su urbanización requerirá un desembolso de entre 10,5 y 16 millones de euros, al que se sumará el de adquisición del suelo.

Los terrenos pertenecen al grupo empresarial aragonés Samca, con el que ya se contactó en su día y con cuyos responsables se ha vuelto a hablar ahora. Aunque no ha trascendido nada sobre el precio, fuentes implicadas aseguraron a este diario que no supondrá un impedimento para que salga adelante la ampliación.

A la sociedad pública le urge ampliar su superficie, una posibilidad que empezó a madurar hace meses ante la demanda creciente de multinacionales y fondos interesados en comprar grandes parcelas sobre las que construir naves de 100.000 metros, las que demandan los operadores logísticos en la actualidad. Las que tenía, salvo una que mantuvo por prevención, se las vendió al principio de la legislatura al empresario José Llorens, dueño del grupo Epsa, que ha construido una nave a la medida de BSH y ahora edifica otra de 27.700 metros, sin tener aún un inquilino, en la segunda de sus cinco macroparcelas.

Fuentes conocedoras de las negociaciones dieron por segura la venta de la mayor parcela que tiene ahora Plaza, dado que se la quedará alguna de las empresas interesadas, todas internacionales. Las conversaciones están más adelantadas con una de ellas, que es precisamente la que más necesidades tiene de suelo.

Las otras dos firmas son fondos de inversión que pretenden desembarcar en la capital aragonesa y se han fijado en el potencial de su posición estratégica. De hecho, una de ellas también pretende comprar suelo en otro municipio del entorno metropolitano para construir naves para dedicarlas al arrendamiento.





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo