Despliega el menú
Aragón

La DGA asumirá a fondo perdido parte del ICA para rebajar el recibo al contribuyente

PSOE y Podemos acercan posturas para reformar el impuesto sobre la base de la progresividad.

Javier Sada (PSOE) y Maru Díaz (Podemos), con otros parlamentarios, en las Cortes de Aragón.
Javier Sada (PSOE) y Maru Díaz (Podemos), con otros parlamentarios, en las Cortes de Aragón.
Oliver Duch

El Gobierno de Aragón asumirá a fondo perdido una parte del coste de la depuración con el objetivo de rebajar el controvertido Impuesto de Contaminación de las Aguas (ICA) a los contribuyentes. Los socialistas ya defendían públicamente que los aragoneses deben pagar en la misma medida que el promedio de los españoles y ahora han dado un paso más al aceptar la tesis de sus socios de Podemos de que el impuesto se reduzca de forma sustancial y el grueso del coste de la depuración se financie mediante una tasa.

Los portavoces parlamentarios del PSOE y de Podemos, Javier Sada y Maru Díaz, respectivamente, han acercado posturas en la última semana, aunque aún se debe descender al detalle y concretar los números. Sada ha reconocido este viernes que van "por el buen camino", en la línea de lo expresado por el presidente aragonés, Javier Lambán: una reforma que haga progresivo este impuesto medioambiental y garantice el principio de menor coste a menor consumo. "Estamos acercando posiciones y avanzando, pero dependerá de ellos. Voluntad tenemos toda la del mundo", ha añadido.

Los socialistas han tenido que flexibilizar su postura ante la rebelión vivida en la capital aragonesa, en la que 89.900 zaragozanos se han negado a pagar un tributo implantado que se gira en el resto de la Comunidad desde hace años.

La portavoz de Podemos mantuvo que las arcas autonómicas deberían correr con casi una quinta parte de lo que se pretende recaudar por el ICA para sostener el sistema, en la línea de la propuesta de la Red de Agua Pública de Aragón (Rapa). Es decir, que el conjunto de los aragoneses dejen de pagar 12 de los 69 millones de euros que la DGA ha previsto recaudar por este impuesto en este ejercicio.

La última reunión se ha mantenido este viernes en las Cortes y han asistido, además de los portavoces, las diputadas responsables del área, Marta de Santos (Podemos) e Isabel García (PSOE). La formación morada trabaja sobre la base de las propuestas de reforma del impuesto de la Rapa y del Ayuntamiento de Zaragoza. Este último lo encargó el gobierno municipal de Zaragoza en Común, opuesto radicalmente al ICA.

Precisamente, una de las cuestiones que están en discusión es si con la reforma los zaragozanos deberán sufragar una nueva tasa o se incrementará la existente. Eso sí, ha aclarado Maru Díaz, tendrían que pagar menos que en la actualidad por la depuración. "El impuesto no lo podemos suprimir porque tiene un carácter ambiental y así lo impone la Unión Europea, pero la filosofía es que los costes de tratar el agua se financien mediante una tasa", ha explicado.

La portavoz de la formación morada ha señalado que ahora están enfrascados en negociar las cuantías sobre la base de que los contribuyentes paguen por tramos en función de su consumo y se grave a los que más gastan. Ambos grupos no suman los votos suficientes, por lo que tendrán que recabar, al menos, el respaldo de los socios de gobierno de CHA y de la diputada de IU para garantizarse la mayoría necesaria.

El presidente aragonés, el socialista Javier Lambán, ha reiterado este viernes su deseo de que se cierre un acuerdo antes del debate sobre el estado de la Comunidad, que se celebrará los próximos días 25 y 26, y ha recriminado su actitud a Podemos pese a que ayer mismo se reunieron sendas delegaciones para avanzar. "El ICA es un impuesto que tiene pocos elementos que reprochar, otra cosa es que todo sea perfeccionable", ha dicho antes de reconocer el compromiso alcanzado con sus socios para reformar el impuesto a cambio de su apoyo al presupuesto de este año.

Mientras continúan los contactos con discreción, las Cortes de Aragón abordarán en paralelo a partir de la próxima semana el debate sobre la reforma del ICA en una comisión especial. El lunes comparecerán los consejeros de Desarrollo Rural, Joaquín Olona, y de Hacienda, Fernando Gimeno, y quince días después les llegará el turno a la directora del Instituto Aragonés del Agua, Inés Torralba y al jefe de la Unidad del ICA, Cecilio Vallés. Por la Cámara pasarán con posterioridad otra decena de políticos y técnicos, entre ellos, el alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve, y su edil de Hacienda, Fernando Rivarés.

Etiquetas
Comentarios