Despliega el menú
Aragón

Neveros en el Pirineo

Los expertos llevan semanas alertando del peligro añadido que hay este verano en el Pirineo oscense por la gran cantidad de nieve que todavía persiste por encima de los 2.500 metros.

Uno de los rescatados era un montañero con una fractura de tobillo tras una caída en la nieve en el ibón de Remuñe, en Benasque
Uno de los rescatados era un montañero con una fractura de tobillo tras una caída en la nieve
Guardia Civil

La inusual y abundante presencia de nieve en las zonas altas del Pirineo está haciendo de este julio un mes peligroso para los excursionistas si no se toman las debidas medidas. Las caídas por los neveros ya se han cobrado dos vidas y trece heridos este verano. Por eso la precaución en la montaña aún debe ser mayor este año

Aunque todavía estamos comenzando el periodo anual de mayor afluencia de visitantes al Pirineo ya hay que destacar el gran número de accidentes y rescates que se están registrando. Este pasado fin de semana se ha vuelto a confirmar el riesgo añadido que hay en el Pirineo por la gran cantidad de nieve que todavía persiste por encima de los 2.500 metros tras un invierno con precipitaciones récord. Un montañero cántabro murió en el pico Infiernos y una mujer vecina de San Sebastián sufrió heridas graves en la Gran Facha, ambos por la misma causa: un resbalón.

Nunca se debe bajar la guardia ni pecar de un exceso de confianza en la montaña. Y menos aún este año, cuando queda bastante nieve. No es habitual su presencia en las montañas aragoneses en verano. Pero este año es excepcional. Si a finales de julio solo se suelen encontrar neveros por encima de los 2.500 metros de altitud, hoy la nieve permanece incluso en cotas más bajas. En algunas laderas por donde se accede a picos o ibones aún quedan heleros. Son pequeños, pero pueden ser peligrosos para quien no los aborde con el material adecuado. Además, los barrancos cubiertos son especialmente peligrosos porque al pasar puede colapsar la capa sólida. Por todo ello, la información, el equipo adecuado y la prudencia son compañeros imprescindibles.

Etiquetas