Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Barbués: ¿quién se anima a comprar un castillo medieval?

La pregunta no es retórica, aunque naturalmente debe completarse el querer con el poder. Perteneció al Conde de Sástago, domina la vista de Barbués... y sus actuales dueños (privados) lo venden al mejor postor.

No es broma. Barbués vende su castillo medieval; no se trata de una propiedad municipal, ya que está en manos de una familia del pueblo al 80%, con la excepción del ala norte, propiedad de un profesor universitario catalán. En la web inmobiliaria Lançois Doval se anuncia su venta por un monto de 55.000 euros. En el pueblo dicen además que el precio es negociable. Es un edificio macizo, sin patio central ni grandes alturas; en el medievo dependió de Ayerbe y pagó diezmo a Sancho Ramírez. A mediados del siglo XX albergaba el bar, la tienda y el salón de baile. El acceso desde la parte baja del pueblo se hace por un paso estrecho entre los muros del castillo y las viviendas de enfrente, que aún lo era más cuando el alcalde, José Bailo, era un chaval. "Apenas cabía un carro: luego se sacó más espacio para el paso. En el bar del castillo se puso la primera televisión que llegó al pueblo, que se compró en colectividad. La boda de Fabiola, el entierro de Juan XXIII y la sexta Copa de Europa del Madrid lo vi allí. La verdad es que es curioso que esté a la venta; la inversión en comprarlo no es tan alta, es muy bonito y esta bastante entero, pero evidentemente sí se necesitaría un dinero para acondicionarlo. Ah, y también tiene cigüeñas incorporadas –bromea– hay muchísimas en el pueblo, tenemos un montón de nidos".

Barbués: ¿quiere usted comprarse un castillo?

José es agricultor, y lleva 32 años en la alcaldía, amén de otros cuatro como concejal; casi toda la democracia al servicio del pueblo. También es diputado provincial de Huesca desde hace 24 años. "Me metí en esto para servir al pueblo, y la cosa se ha alargado un poco –sonríe– pero siempre he tratado de que la gente tuviera los servicios necesarios y el pueblo fuera ganando en calidad de vida. Tenemos nuestra piscina en verano, que da la vida con los calores, y la pista de pádel justo al lado, que organiza torneos en verano. Hay otra pista polivalente iluminada que se emplea sobre todo en verano, porque durante el año –apunta, con un deje de amargura– nos faltan niños". Barbués cuenta con dos clubes sociales municipales, uno de la Asociación Virgen de la Asunción y otro para la juventud, llamado La Peñeta.

La actividad socioeconómica se centra en el porcino; hay siete granjas de cría. Antes había oveja y vaca, pero ahora no queda otra ganadería más allá de cerdo. "En el campo hay que destacar que fuimos de los primeros en tener regadío por la zona, lo que hizo que en este pueblo no hubiese tanta emigración fuera de Aragón. En los últimos años y dada la proximidad, las parejas jóvenes se van a vivir a Huesca, aunque trabajen aquí cada día. Estamos transformando los riegos hacia la aspersión en un proyecto junto a Sangarrén y Torres de Barbués, y en tres años se quiere terminar este proceso. Eso sí, las explotaciones se quedan pequeñas en comparación a lo que había hace cuarenta años".

José describe el panorama del sector con detalle. "Tenemos pequeños emprendedores relacionados con el agro, como los hermanos Santos, que se dedican a transportar hierba y alfalfa a Francia. La nuestra es tierra de maíz, alfalfa y cereal, y se prueba con soja en segundas cosechas. Antes mucho arroz, fue un cultivo importantísimo para el pueblo, pero como exige riego por inundación, ya no existe. Estamos pocos, pero contentos, y buscamos la mejor manera de adaptarnos a la realidad de los tiempos".

LOS IMPRESCINDIBLES

Rosa Castro

Periodista barbuesana afincada en Bolivia, muy implicada en la lucha social y la defensa de los derechos del niño ante la explotación, editó hace una década el libro ‘Niños de la calle en Bolivia’, que pone el dedo en esta llaga.

Casa Gabarre

Este edificio ecléctico, situado en la plaza Mayor (junto a la parroquia de la Asunción) llama la atención por su decoración y vistosos vanos; tiene acceso en arco de medio punto y clave moldurada, con el año inscrito de 1766.

Acequia de Malpartir

Parte del regadío viejo del Flumen; esta canalización entubada (que impulsó la DGA en 2001) nace en Barbués y también riega por turnos de días alternos a las localidades vecinas de Torres de Barbués, Almuniente y Grañén.

Ir al espacio 'Aragón, pueblo a pueblo'

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión