Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Los asentamientos ilegales persisten en las zonas fruteras

Acampada en una chopera próxima al río Jalón, uno de los asentamientos ilegales de los temporeros en Valdejalón.
Acampada en una chopera próxima al río Jalón, uno de los asentamientos ilegales de los temporeros en Valdejalón.
MACIPE

En plena campaña de recogida de la fruta, la problemática ligada a la llegada masiva de temporeros a las comarcas con mayor producción es una realidad a pesar de las iniciativas y medidas que se han puesto en marcha para mejorar la calidad de vida de estas personas. Es el caso de Valdejalón, donde en algunos municipios como Ricla se llega a duplicar el número de habitantes y, por ende, el número de usuarios de los servicios básicos.

Desde la demarcación, hace unas semanas, en un pequeño dosier, se hacía constar que "se sigue detectando una problemática importante en que los temporeros encuentren un alojamiento adecuado". Y así ocurre en localidades como Ricla, donde en una chopera cerca del cauce del Jalón, se han instalado, al menos, dos tiendas de campaña. A su alrededor, incluida una furgoneta, se despliegan tanto los espacios provisionales para descansar, como para hacer labores como la comida o lavar la ropa.

"Esto de ahora no es nada, antes estaba toda la chopera llena", indica un vecino que prefiere no decir su nombre. Aunque señala que, a su juicio, algunos de los temporeros se ven sometidos a prácticas abusivas por parte de sus propios compatriotas: "Funcionan como si fueran una ETT, cuentan con su fuerza de trabajo, pero no les consultan nada. Pueden llegar a poner contra las cuerdas a los contratantes si no aceptan sus condiciones".

Para evitar las situaciones de vulnerabilidad, en cuanto a derechos laborales, sanitarios o de vivienda, el mismo dosier -con logos de la DGA, comarca de Valdejalón, CC. OO., UGT, Cáritas o Cruz Roja- recoge distintas iniciativas llevadas a cabo como un código de recomendaciones, mesas informativas, el proyecto de atención básica a temporeros, servicios de duchas y lavanderías o charlas informativas sobre salud o salarios, algunas de ellas con la financiación del Fondo Social Europeo, el Gobierno de Aragón y la Comarca de Valdejalón y otras con la colaboración de entidades como la Asociación de agricultores de la Margen derecho del Ebro o Médicos del Mundo.

Por su parte, agricultores de distintas comarcas señalan que son muchos los contratantes que ponen a disposición de los temporeros viviendas, ya sean bungalós, casas de su propiedad o alquiladas, para alojarles durante la campaña.

Bajo Cinca

A lo largo de esta campaña, al igual que cada año, Cáritas Diocesana de Barbastro-Monzón desarrolla un proyecto de atención a temporeros alojados en infraviviendas, a los que presta ayuda con el fin de cubrir sus necesidades básicas de manutención, medicamentos y ropa. De forma paralela, la institución elabora un informe sobre los diferentes asentamientos que eleva a las administraciones locales y comarcales. Su actuación se ciñe a cuatro municipios, tres situados en la comarca del Bajo Cinca (Fraga, Zaidín y Belver) y uno en el Cinca Medio (Albalate). Durante la campaña anterior, y únicamente en esta zona, sus técnicos llegaron a detectar un total de 14 infraviviendas con 141 temporeros, en su mayoría hombres jóvenes, en situación regular, es decir, con contrato de trabajo y procedentes de países africanos. Las infraestructuras utilizadas eran almacenes agrícolas, casetas de campo y pajares. Algunos espacios habían sido ocupados sin autorización de sus propietarios y del conjunto, muchos carecían de servicios básicos como agua corriente, luz eléctrica o sanitarios. De los 14, seis estaban en Zaidín. En Fraga y Belver, fueron detectados tres y en Albalate, solo uno, aunque de gran tamaño, al sumar la presencia de 74 personas.

Respecto al año 2016, el número de infraviviendas es ligeramente menor, al pasar de 16 a 14. A raíz de los informes realizados por Cáritas, varios de los ayuntamientos han optado por actuar con el fin de mejorar las condiciones de vida de estos trabajadores temporales, ofreciendo alojamientos alternativos y en algunos casos, instando a los propietarios al cierre de las construcciones ocupadas.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión