Despliega el menú
Aragón

Carmen Sánchez: "Voy a pedir a Madrid que haya más Guardia Civil en los pueblos"

Una semana después de asumir la Delegación del Gobierno en Aragón, Carmen Sánchez se muestra reivindicativa con las infraestructuras pendientes y el medio rural.

La nueva delegada del Gobierno de Aragón, Carmen Sánchez, frente al edificio en el que trabaja ahora.
La nueva delegada del Gobierno de Aragón, Carmen Sánchez, frente al edificio en el que trabaja ahora.
José Miguel Marco

En su toma de posesión señaló que su prioridad sería la lucha contra la violencia de género. ¿En qué se va a traducir?

En primer lugar, con la convocatoria de la comisión con todos los actores implicados para hacer un seguimiento del protocolo y ver qué medidas podemos mejorar. Y, sobre todo, con la petición de que la financiación asociada al pacto de Estado, esos 200 millones, lleguen a las administraciones para que se puedan transformar en acciones concretas.

¿Cuándo llegarán los fondos?

El martes tuve una primera reunión en Madrid y por lo que se transmitió, será pronto. E incluso se va a ampliar alguna medida. Espero que sea así, aunque no lo puedo decir.

Cuando dice pronto, ¿se refiere a este año?

Hay un compromiso muy claro del presidente y de la vicepresidenta, que lleva la cuestión de la igualdad y eso es muy indicativo de la importancia que se le da. Se verá enseguida la financiación.

La DGA planteó con poco éxito firmar convenios con las policías locales para incrementar la lucha contra la violencia doméstica. De hecho, la de Zaragoza no lo firmó. ¿Cree que falta implicación y decisiones políticas?

Faltan agentes. Muchísimos municipios, con el veto a utilizar el superávit, no han podido contratar más agentes y tienen muy poco personal. Espero que como ahora ya se puede utilizar el superávit a la seguridad ciudadana se puedan ampliar las plantillas. Me consta que hay ayuntamientos empeñados en que haya agentes dedicados a la violencia de género. No podemos olvidar que la administración local es la más cercana y que las víctimas es donde van a pedir ayudas en primera instancia.

También se ha marcado como objetivo combatir la despoblación. ¿Cómo piensa hacerlo si no tiene competencias en la materia?

Pues intentando hacer de correa de transmisión entre los gobiernos central y autonómico. Es un tema que no solo compete a Aragón, es un problema de Estado y desde luego hay que pedir financiación en la UE.

Hace menos de un año decía que había que vivir y trabajar en los pueblos para frenar el proceso. ¿Está a su alcance promoverlo?

Sí, sí, claro. Hay que hacer campañas de sensibilización porque, si se quiere, se puede vivir en los pueblos. Con la banda ancha se puede estar conectado al mundo. En Europa se trabaja en las ciudades y se vive en los pueblos y aquí hacemos al revés. Es un cambio de modelo en el que debemos trabajar. A mi pueblo van a trabajar todos los días ocho personas desde Zaragoza: el secretario, el médico, la enfermera, los maestros, el personal de las dos entidades financieras y el forestal.

Una comisionada en Madrid y uno en Aragón, pero no se ven avances contra la despoblación.. ¿Hace falta un frente común de las instituciones?

No solo hace falta un frente común, sino poner en marcha alguna medida ya. Y si no funciona, otra, porque los pueblos no pueden esperar. Están agonizando y van a morir en pocos años. Llevamos años haciendo estudios y diagnósticos y creo que ya tenemos todo en papel.

¿Qué margen tiene usted para actuar ante la amenaza de cierre de la térmica de Andorra?

No lo sé. Hablaremos con la ministra y habrá que ver si la central se puede adaptar a los criterios de la UE. Para Aragón es importante la térmica y, desde luego, vamos a ayudar en lo posible.

El PSOE no se ha cansado de criticar durante los seis años y medio de mandato del PP de la escasa inversión en Aragón. ¿Está en condiciones de decir que la situación va a revertir?

No, en absoluto. Habrá que priorizar porque lo que hay en las arcas del Estado es lo que hay. Lo que me parece importante es que tanto Sánchez como Lambán han puesto a los ciudadanos en el centro de sus políticas.

Pues como en Madrid sigan el ejemplo de la DGA, que ha reducido la inversión a mínimos históricos en los últimos tres años...

Esperemos que el nuevo ministro sea sensible a las necesidades. Al menos, a una parte.

Lo primero que ha hecho el PSOE tras llegar al Gobierno es votar en contra de las enmiendas para incrementar la inversión en Aragón en 137 millones. ¿Cómo lo piensa justificar ante los aragoneses?

No lo sé. Lo que espero es que esas enmiendas se inviertan en Aragón. Y lo que voy a trasladar al Gobierno de España es que se ejecuten cuanto antes. Se lo diré el lunes al ministro de Fomento, que viene a Huesca.

¿Rechazar las enmiendas inversoras de Aragón es un aviso de Sánchez a Lambán?

No creo que sea así. El Gobierno nos ha trasladado que va a prometer lo que pueda hacer en lo que queda de legislatura. No quiere hace una carta a los Reyes Magos.

¿Vamos a pagar los aragoneses sus diferencias?

Para nada lo veo como un toque al presidente aragonés

Los desdoblamientos siguen pendientes. ¿Qué piensa hacer?

Pues reclamarlos. Tendremos que ver qué ejes son los prioritarios, los que tienen un mayor tráfico y estudiar cómo lo podemos hacer.

El ministro de Fomento se ha comprometido a liberalizar los peajes que expiran esta legislatura. ¿Se debería extender, dada la alta siniestralidad, a la AP-2, cuya concesión acaba en 2021?

Yo creo que sí. Esa necesidad habrá que trasladarla al Ministerio. La seguridad tiene que estar por encima de todo.

Ábalos quiere priorizar el corredor Mediterráneo. ¿Esto va en detrimento del Canfranc?

No tiene por qué. ¿Por qué no puede ser compatible?

Hasta ahora no lo ha sido. Toda la inversión ha ido al eje ferroviario levantino.

Vamos a esperar. Esta semana se ha puesto la primera piedra en Canfranc y no sé por qué no se pueden compatibilizar. No es una inversión contra la otra.

La línea de Teruel se ha quedado fuera de la financiación europea. ¿Qué postura debería asumir el Gobierno?

Es una infraestructura del siglo pasado y, desde luego, hay que ampliar la financiación para mejorar el trazado. No puede ser que cueste tantas horas el viaje de Zaragoza a Valencia.

Procede del mundo rural, que se queja de la falta de seguridad. ¿Piensa revertir la situación ahora que dirige la Delegación?

Me he reunido con la Guardia Civil y les he transmitido la inseguridad que se percibe en los pueblos, aunque los datos de delincuencia son muy bajos. Muchas veces las patrullas sí están, pero como ellos me han dicho, por las noches. A lo mejor se les tendría que ver también por el día.

El triple crimen de Andorra levantó a los vecinos del Bajo Aragón. ¿Tiene previsto reforzar la presencia de la Guardia Civil?

Me reuní el lunes con sus responsables. Hay que estudiarlo y ver cómo se puede hacer, porque necesitamos tener más efectivos en los pueblos. Y lo voy a pedir a Madrid. Los ciudadanos del medio rural pagan los mismos impuestos que los que viven en las grandes ciudades. Y, por lo tanto, ese servicio se debe prestar igual.

Entiendo que los 70 agentes en prácticas de la Benemérita que han llegado esta semana a Aragón no son suficientes.

Supone un primer paso en el objetivo de reforzar la seguridad en el mundo rural.

¿Cree que agotará la legislatura?

Creo que sí, aunque cuando uno acepta el cargo no lo sabe. Espero estar al frente en las próximas elecciones municipales y autonómicas y en las generales.

Etiquetas
Comentarios