Aragón

Dos camioneros muertos en sendos accidentes en Candasnos y Calatayud

El choque frontal de dos vehículos pesados en la N-II obligó a cortar al tráfico este eje y a habilitar un desvío. El otro conductor implicado en la colisión de la A-2 permanece ingresado en la uvi del Clínico en estado grave.

La carga de los camiones se derramó sobre la calzada. El choque frontal de los dos camiones ocurrió sobre las 16.50 en el kilómetro 413 de la N-II, dentro del término municipal de Candasnos. Los dos vehículos quedaron volcados sobre la vía, desparramando
Digital Fraga TV

Las carreteras aragonesas se cobraron ayer la vida de dos camioneros en sendos accidentes ocurridos en Candasnos y Calatayud. En ambos casos, la causa fue la colisión entre vehículos pesados.

En la N-II, la víctima, vecino de Teruel y de 57 años, volvió a ser un transportista que chocó de forma frontal con otro camión, cuyo conductor resultó herido leve y fue trasladado a un centro hospitalario. El siniestro ocurrió sobre las 16.50 en el km 413, en el término municipal de Candasnos. La carretera estuvo cortada durante unas cuatro horas, al quedar los dos camiones volcados sobre la vía y además, desparramar parte de su carga. Uno de ellos transportaba aceite vegetal, lo que complicó las labores de limpieza, ocasionando retenciones de alrededor de ocho kilómetros. Ante la prolongada incidencia, se decidió desviar el tráfico por la AP-2, a la altura de Bujaraloz y Fraga. En esta última localidad se produjeron momentos de congestión en la variante que da acceso a la autovía A-2.

Una curva prolongada

El siniestro se produjo en un tramo complicado, con una prolongada curva, donde ya han ocurrido otros accidentes. Todo hace indicar que uno de los vehículos invadió el carril contrario. El impacto provocó un conato de incendio, que fue sofocado de inmediato por otros usuarios de la vía y finalmente, extinguido por los bomberos de los parques del Bajo Cinca y Caspe, que desplazaron varios efectivos al lugar de los hechos y que tuvieron que colaborar en las labores de limpieza de la vía. De hecho, al haberse derramado aceite vegetal, tuvieron que emplearse a fondo con el fin de evitar que pudieran darse deslizamientos. También acudieron sanitarios y agentes de la Guardia Civil.

La N-II es una de las vías con mayor siniestralidad de Aragón, cuyo desdoblamiento es ya una reivindicación histórica de diferentes grupos políticos y sociales. Entre Alfajarín y Fraga está el único sin desdoblar en el itinerario Madrid-Barcelona-La Junquera, que acumulaba cifras alarmantes de siniestralidad.

Por este trayecto circulan al día 5.000 camiones. Es una cifra que duplica con creces al número de vehículos ligeros y que multiplica el riesgo de accidente. En mayo, se una misma semana se produjeron dos siniestros, con un choque entre un camión y una furgoneta de temporeros en Fraga que dejó seis heridos, y una salida de vía de otro vehículo pesado que cayó por un barranco y cuyo conductor resultó herido grave.

El accidente de Calatayud

En el caso de Calatayud, un camionero falleció y otra resultó herido de gravedad en un accidente de tráfico entre dos camiones en la autovía A-2 en sentido Madrid, a la altura de Calatayud. Este siniestro se produjo entre los puntos kilométricos 230 y 233, pasado el puente que enlaza con la N-234 cerca de las 4.00 de la madrugada del jueves, cuando el vehículo articulado que estaba en marcha –y cuya carga estaba compuesta en parte de pintura– colisionó por alcance con otro que se encontraba detenido en el arcén, según detallan desde Guardia Civil.

El fallecido es el conductor del trailer que impactó contra el que estaba parado y por cuya vida nada pudieron hacer los servicios de emergencia. Hasta la zona se desplazaron agentes de Tráfico del instituto armado y bomberos de la Diputación de Zaragoza, que tuvieron que excarcelar el cuerpo. El levantamiento del cadáver no se produjo hasta pasadas las 9.00.

Por su parte el herido, de 61 años y con iniciales J. M. G., tenía una fractura en una pierna según explicaron fuentes presenciales en el operativo consultadas por este periódico y fue trasladado por el 061 hasta el Hospital bilbilitano Ernest Lluch. Una vez allí, fue intervenido quirúrgicamente de urgencia y pasaron varias horas hasta que pudo ser estabilizado.

Desde primera hora de la mañana, el helicóptero del 112 se desplazó a Calatayud para que una vez estabilizado esta persona acabara siendo trasladada hasta el Hospital Clínico de Zaragoza, confirmaron desde el 112. Tras ser ingresado en la UVI del Clínico, el herido permanece en el centro de la capital aragonesa con pronóstico grave, según explicaron fuentes hospitalarias.

Desde el momento del accidente los dos carriles de la autovía A-2 dirección Madrid fueron cortados, hasta que pasadas las 10.35 se restableció el tráfico parcialmente por el carril izquierdo y cerca de las 15.00 el paso de vehículos recupero la normalidad.

En el tiempo que duró el corte total, la circulación fue difícil en la zona, ya que camiones y coches tuvieron que ser desviados por parte del tramo urbano de la antigua N-II. Esto provocó, por una parte, que se dieran retenciones en la salida 233 en sentido Madrid, desde donde se enlaza con la N-234 a la altura de la gasolinera de San Antonio. A su vez, la Policía Local bilbilitana tuvo que regular, con varias patrullas, la densa circulación por el casco urbano de la ciudad, en la avenida Diputación y el paseo Ramón y Cajal. Con esta son 24 las muertes que se han producido en las carreteras aragonesas en lo que va de 2018. Son cuatro más que el año pasado, según las estadísticas registradas por la DGT.

Etiquetas
Comentarios