Despliega el menú
Sociedad

Heraldo Joven

El verano es la mejor época del año para practicar sexo

Diferentes factores como el calor, el aumento de nuestro tiempo libre o disfrutar de más relaciones sociales hacen que aumente nuestro deseo estos meses.

¿Estás de acuerdo?
¿Estás de acuerdo?
Pexels

El verano: la estación más esperada para millones de personas que ansían dejar atrás un largo invierno para pasar a disfrutar de temperaturas más agradables.

Pero el ascenso de las temperaturas no solo repercute en un mejor estado de ánimo, también hace que aumenten las ganas de mantener relaciones sexuales. De hecho, este es uno de los principales factores que convierten al verano en la mejor época del año para practicar sexo.

Según la sexóloga Eva Mª. González, de Psicólogos Sexólogos Zaragoza, el calor aumenta los niveles de testosterona, de serotonina y endorfina, de tal manera que se liberan estas sustancias de manera natural. Además, la prolongación de horas de luz natural, el aumento de relaciones sociales en el exterior, terrazas llenas de gente, disponer de más tiempo libre, romper con la rutina o el uso de ropa más ligera, que sirve de estímulo visual, favorecen que nuestra actitud sea más positiva durante estos meses.

"En esta época del año es cuando muchos jóvenes, tras acabar el curso y esperar con ganas el verano, inician en sus vacaciones estivales sus primeras relaciones sexuales. Por ello, es importante incidir (no solo en los jóvenes) en lo importante que es el uso del preservativo para prevenir no solo embarazos no deseados, sino también enfermedades de transmisión sexual. Siempre, por supuesto, que se trate de relaciones sexuales libres y consentidas", reflexiona la experta, que resume sus ideas en el siguiente mensaje: "Relaciones sexuales en verano: libres y consentidas, con protección y respetando los no".

¿Varía nuestro deseo sexual a lo largo del día?

El nivel de deseo sexual es variable en cada persona. De hecho, intervienen tantos factores que varía incluso en un mismo sujeto. "Aunque el verano cuenta con variables que pueden activar el deseo sexual, no existe un momento del día que contribuya a aumentar el deseo; dependerá de cada persona y de cada situación", afirma González.

Pero, como en todo, también hay gente que no le gusta el verano. Por eso, también existen factores que juegan en contra del deseo sexual en esta época del año. "Hay parejas que tienen hijos y al acabar el curso escolar estarán en casa; parejas que se juntan en sus vacaciones con otros familiares, por lo que se quejan de falta de intimidad, lo que dificultará las relaciones sexuales", sentencia la sexóloga.

Parejas que durante el año hayan tenido conflictos latentes o aquellas que durante el año presentan dificultades sexuales como bajo deseo sexual o disfunción eréctil pueden sentir también frustración al no cumplirse sus expectativas en las vacaciones estivales.

Etiquetas
Comentarios