Despliega el menú
Aragón

Francisco Parra OncIns: "El Pirineo está repleto de tesoros, también en el turismo rural"

Francisco Parra Oncins (Latorrecilla, Huesca, 1956) es fotógrafo. Promotor de la candidatura de Aínsa-Sobrarbe a la capitalidad de Turismo Rural 2018.

Francisco Parra. Detrás, el precioso paraje de Latorrecilla.
Francisco Parra. Detrás, el precioso paraje de Latorrecilla.
Ana Guerrero

El municipio de Aínsa-Sobrarbe es la nueva capital de turismo rural de España. La candidatura la promovió la Asociación Turismo Verde de Huesca, entidad que preside Francisco Parra.

¡Qué contentos están!

En una país tan diverso como España, con tanta riqueza turística, es un gran éxito que se hayan acordado de nosotros. Han participado más de 300 municipios.

Han arrasado en la elección.

Nos votaron por internet 16.000 personas sobre 56.300, esto es, el 28,4%, un porcentaje alto.

Sobran las razones para sostener la nominación: arquitectura, arte, cultura, naturaleza salvaje...

El castillo de Aínsa, la colegiata de Santa María... Un paseo por el casco viejo de Aínsa es un paseo por la Historia.

Historia con adecuada mayúscula. El Fuero de Sobrarbe, la Cruz Cubierta… Por estar, aparecen hasta en el escudo de Aragón, punto de partida de España.

Cualquier rincón del casco viejo ha visto pasar siglos y siglos, un placer para los sentidos, siempre que se venga a pasear despacio.

Hasta Geoparque y todo...

El Geoparque pone en valor no solo la riqueza paisajística, sino la geológica.

Y también bicicleta de montaña. Una prueba del Mundial se correrá allí.

El proyecto Zona Cero es una oportunidad para promocionar un turismo que se puede dar todo el año, sostenible, respetuoso, el turismo verde.

Verde que te quiero verde… Teníamos que llegar aquí, al turismo rural.

Soy el presidente de la Asociación Turismo Verde de Huesca, que es la que ha promovido la candidatura. El Ayuntamiento también respaldó ¿Y por qué apostamos por Aínsa-Sobrarbe, dirá usted?

¿Por qué?, digo yo.

Por hospitalidad, por profesionalidad, por calidad. Además, el municipio se halla en el centro de una zona geográfica que tiene el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, el Parque Posests Maladeta y el Parque Natural de la Sierra y los Cañones de Guara.

El turismo hace gozar, pero también vertebra.

Por supuesto. Aínsa-Sobrarbe lo forman 27 pueblos con una población total de 2.200 habitantes, de los cuales 900 están repartidos entre estos 27 núcleos. O sea, un municipio con muchos pueblos y muy pocos habitantes. Si la villa de Aínsa es la corona, las joyas son los pueblos del municipio. El turismo rural ayuda y mantiene la población.

El siglo pasado fue durísimo por estos lares. Pantanos, expropiaciones... Y desploblación, claro. La canción ‘Los chicos de Plan’ de Puturrú de Fuá lo sintetizó.

Se construyeron los pantanos de Mediano y el Grado. También se expropió para construir Jánovas. La emigración fue enorme.

Su propia vida queda como reflejo de este tiempo.

Resido en Latorrecilla, un pueblo externo a Aínsa de 22 habitantes. En los años en los que no era fácil vivir en estos núcleos, mis padres buscaron otros sitios donde salir adelante. Así acabaron en Binéfar. Yo, después de dar muchas vueltas por el mundo y de haber estudiado Magisterio, al final, junto a mi pareja, decidimos regresar a Latorrecilla. Arreglamos la casa gracias al Plan de Turismo Verde de la Diputación de Huesca. Había quedado vacía cuando se marcharon nuestros abuelos, y allí seguimos, en la casa en que nací. En la misma habitación en que me parieron vivo ahora.

En un cerro pequeñito, junto a la montaña...

Tengo una casa rural. También soy fotógrafo y apicultor.

También le dio al periodismo...

Sí, fui corresponsal para distintos medios en la comarca, incluida la agencia Efe.

Apicultor, fotógrafo, periodista, me gusta... Rebobinando a su pasado periodístico, ¿cómo titularía esta bonita historia?

Eso se lo dejo a usted. Antes le hablaba de corona y joyas refiriéndome a Aínsa. Ya ve que el Pirineo está lleno de tesoros, también en el turismo rural.

Sin quererlo o queriendo, buen titular ha dado.

Por algo la villa de Aínsa-Sobrarbe está considerada como uno de los pueblos más bonitos de España. Pero también merece la pena ver sus alrededores.

Etiquetas
Comentarios