Aragón
Suscríbete por 1€

Del refugio de Lizara a Candanchú

Este recorrido ofrece magníficos paisajes de alta montaña de total esencia pirenaica. Sustituye al antiguo trazado del GR 11 que, desde el ibón de Estanés, discurría por territorio galo.

Pasando por el Collado D'o Bozo
Pasando por el Collado D'o Bozo
Fernando Lampre

Praderas, valles escarpados, circos, agujas y picos fenomenales como el Aspe (Esper) nos dejarán colmados de placer en este recorrido que destaca como etapa completamente nueva en el GR 11, Senda Pirenaica. Se trata de una ruta de gran atractivo, aunque hay que extremar las precauciones con nieve, con especial cuidado en el señalado paso de la Oreja.

Desde el refugio de Lizara (1.540 m) emprendemos la ruta en suave descenso hacia el Plano de Lizara, una zona herbosa en la que descubriremos los restos del dolmen conocido como A Losa Lizara y la generalmente seca cascada de la Chorrota, que recoge las aguas del barranco de Bernera, justo antes de infiltrarse en el llano.

Subiremos por los pastizales del puerto de Napazal, pasando junto a la cabaña de Napazal (1.570 m). Luego la senda se endereza y alcanza el collado D'o Bozo (1.995 m), a los pies de la sierra de Bernera, réplica del Bisaurín pero con dimensiones más modestas. Aquí se separa de la ruta la variante GR 11.1 que seguirá sus pasos hacia Canfranc. Nosotros seguimos el sendero principal (GR 11), remontando el valle de la Ribereta D'o Bozo.

Impresionantes vistas

El camino asciende encajado entre la sierra de Bernera y el pico Liena D'o Bozo (2.559 m); un pasamanos ayuda a superar un tramo rocoso antes de llegar a una mínima planicie herbosa, la Foya d'Aragüés, donde el valle se abre en la antesala de la subida final al collado de Esper (2.278 m).

Las vistas desde este punto quitan el hipo hacia el valle de Aspe, Candanchú y un mar encrespado de cumbres, entre las que sobresale el Midi d'Ossau.

Ansó posee un término municipal inhabitual en el contexto de la cordillera pirenaica, con nada menos que 52 km de frontera con los valles franceses, consecuencia de su poderío ganadero, que le ha llevado a impulsar antiquísimos pactos (tratados de facerías) con algunos de sus vecinos para evitar conflictos sobre los aprovechamientos de pastos o simplemente imponer su autoridad jurisdiccional. El aprovechamiento del puerto de Estanés reparte pastos y agua que son de Ansó y bosques que son de Borce (valle de Aspe), de forma que pastos y agua son utilizados, sucesivamente, cinco años por los ansotanos por uno los franceses; a cambio Ansó tiene derecho a leñar y pastar en dos tramos franceses. Por su parte, los pastos de Esper (Aspe), atravesados por el GR 11, son regulados por otra facería que plantea dos años a favor de los ansotanos y uno para los franceses.

A la cabecera del valle de Aspe

El descenso hacia la cabecera del valle de Aspe, en pleno puerto ganadero de Ansó, es empinado y complejo. Desde el fondo del circo se bordean los morrones septentrionales del pico Aspe (2.640 m), para al final ganar el paso de la Tuca Blanca (2.240 m), bajo el pico del mismo nombre. Casi al final de este tramo, una sirga sirve de ayuda en el tramo más empinado, el llamado paso de la Oreja, una franja herbosa suspendida sobre un cortado, que recibe este nombre porque en efecto recuerda esta forma; una curiosa formación geológica producida por los estratos plegados en forma de anticlinal del terreno.

Hemos entrado de lleno en la estación de esquí de Candanchú y hasta aquí llega uno de los telesillas de la estación. Se baja por los puertos de Tortiellas (Aísa) hasta el achar o puerto Tortiellas (1.988 m).

Obviando el descenso por las pistas de esquí, el GR 11 recorre la divisoria entre Candanchú y el circo de Rioseta, primero hasta el paso del Pastor (1.965 m) y luego hasta el Tobazo (1.960 m), a pocos metros de esta característica cumbre de la estación invernal.

Damos la espalda a las fenomenales vistas sobre la muralla caliza de Borau y Aísa, presidida por el pico Aspe, e iniciamos el descenso definitivo al aparcamiento de la estación y luego al núcleo de Candanchú (1.550 m), donde podremos disfrutar de alojamiento y otros equipamientos.

Del refugio de Lizara a Candanchú

Cartografía Prames

Datos útiles
Tipo de recorrido: Solo ida.Distancia: 16,9 km.Horario: 6 h 25 min.Desnivel: 1.070 m de subida y 1.080 m de bajada.Textos extraídos de: 'Sendero turístico GR 11 Senda Pirenaica', Prames (próxima edición).

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión