Despliega el menú
Aragón

Los partidos en Aragón, entre la cautela y la expectación mientras C's y CHA piden ya elecciones

Ni PP ni PSOE valoraron las repercusiones de este giro en la Comunidad, pero PAR e IU temen su efecto en las inversiones.

Debate de la moción de censura este jueves en el Congreso
Debate de la moción de censura este jueves en el Congreso
Efe

En Aragón las posturas de las formaciones políticas calcan las de sus siglas nacionales a la espera de lo que ocurra a partir de hoy. Eso sí, mientras algunos no quisieron aventurarse a plantear las posibles consecuencias que tendrá para la Comunidad este giro en la política nacional, otros no obviaron la incertidumbre que se cierne sobre cuestiones como la ejecución de las inversiones previstas o la reforma del modelo de financiación autonómica. Ciudadanos y CHA exigieron elecciones inmediatas.

Para la portavoz del PP en las Cortes, Mar Vaquero, lo ocurrido ayer evidencia que Pedro Sánchez "sigue empeñado en ser presidente cuando los ciudadanos le dijeron en las elecciones que no querían que lo fuera. No le interesa España ni los españoles". Del discurso que lanzó el socialista en su vuelta al Congreso, Vaquero destacó que se presentó a la moción de censura "sin proyecto y sin programa". La popular evitó responder sobre qué le espera ahora al país. "Tendrá que responder Sánchez, que solo ha dicho que iba a llevar adelante los presupuestos del PP, lo cual es la mayor incoherencia", zanjó.

Tampoco el portavoz socialista, Javier Sada, quiso elucubrar sobre las repercusiones de este vuelco para el país y para Aragón ya que, según dijo, "no es el momento de valorar eso". Prefirió poner el acento en que "para todos los españoles era fundamental por higiene democrática y por decencia, y los ciudadanos esperaban que Rajoy diera el paso". "Ahora le corresponde a él decidir si se va o triunfa la moción de censura", añadió, al tiempo que elogió la "valentía" de Sánchez a la hora de presentarla. "Pese a los riesgos que podía tener, era imprescindible plantearla por decencia y ante la irresponsabilidad de Rajoy", dijo.

"Es una buena noticia porque Mariano Rajoy llevaba ya unos meses obligando a los aragoneses a vivir con resignación ante la corrupción, como si fuera algo inevitable", valoró Maru Díaz, portavoz de Podemos en las Cortes. En lo que no entró es en si su formación aceptará a Pedro Sánchez como presidente o exigirá elecciones inmediatas: "Ya veremos, de momento lo que tenemos que saber seguro es que los números dan. Veremos si Mariano Rajoy asume, aunque sea por dignidad democrática, dimitir por propia voluntad".

La satisfacción evidente de la podemista contrastaba con los recelos de Arturo Aliaga, presidente del PAR. Aunque insistió en que estamos ante un escenario "muy embrionario", mostró su desconfianza por las contrapartidas que puede haber detrás del apoyo de PNV, PDECat y ERC, y si se van a traducir en "más privilegios para ellos en detrimento de otros". "Tendremos que ver cómo se conforma el nuevo Ejecutivo e, independientemente de la ideología, las consecuencias que puede tener para cuestiones aragonesas como el Pacto del Agua, las inversiones en infraestructuras y la financiación autonómica", afirmó.

Susana Gaspar, de Ciudadanos, no ocultó su "preocupación" y se sumó a la llamada de su jefe de filas, Albert Rivera, a Rajoy para "buscar una solución pactada" que pasaría por que dimita y convoque elecciones. "No hay que tener miedo a las urnas", afirmó, y criticó la moción de censura que, de aprobarse, llevará la Moncloa a Sánchez con el apoyo de "22 partidos políticos" que incluyen "independentistas y partidos que quieren romper España y crear ciudadanos de primera y de segunda". En estos "momentos cruciales", dijo, "hay que anteponer los intereses de los aragoneses", por lo que C’s quiere "mantener la cordialidad en la relación tanto con el PP como con el PSOE".

Gregorio Briz (CHA) reconoció ayer que no descartaba una dimisión sorpresa de Rajoy in extremis. "Siempre hemos defendido la moción de censura, es la única forma de dignificar las instituciones democráticas", dijo. Se mostró a favor de una convocatoria de elecciones "inminente" para "pulsar sobre el terreno la decisión de la sabiduría popular". Briz subrayó que los intereses de Aragón "dependen de los presupuestos y de las decisiones del Gobierno de España", por lo que seguirán siendo "una reivindicación constante".

Para Patricia Luquin, de IU, cualquiera de las opciones que se plantean tendrá repercusiones en la Comunidad. "Si se forma un nuevo gobierno, habrá que ver si propone otra agenda diferente para Aragón, y si hay elecciones, volveremos al punto de partida", advirtió. Recordó que serían los terceros comicios nacionales en tres años y medio, con los parones en la gestión que conllevan y que "afectan a las inversiones", lamentó antes de reiterar las críticas de IU a unos presupuestos que "no benefician a los aragoneses".

Etiquetas
Comentarios