Aragón
Suscríbete por 1€

Las familias piden "reflexión" en la negociación del calendario escolar

La asociación se muestra partidaria de negociar un cambio en el calendario, pero tras un debate "sereno, reflexivo, fundamentado, con tiempo y entre todos los sectores de la comunidad educativa".

Aula del colegio de Erla en la Comarca de las Cinco Villas.
Aula del colegio de Erla en la Comarca de las Cinco Villas.
CRA Monlora

En pleno debate sobre el calendario escolar del próximo curso educativo, la Federación de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnado de Aragón, (Fapar) recuerda que la polémica sobre el llamado calendario pedagógico no es nueva, "ya se llevó a cabo en 2004 (sobre calendario y jornada escolar) y 2009 (sobre calendario) en el propio Consejo Escolar de Aragón, sin que entonces fuera posible llegar a un consenso al respecto".

Desde su punto de vista, se puede abrir de nuevo el debate, "pero en ningún caso se debe tomar una decisión de esta trascendencia de forma unilateral con los sindicatos y en los órganos habilitados para negociar condiciones laborales, cuando se supone que es un debate pedagógico". Por el contrario, como defienden, "se requiere un debate sereno, reflexivo, fundamentado, con tiempo y entre todos los sectores de la comunidad educativa". 

Fapar enmarca este debate en un contexto amplio, que en primer lugar debe plantear cambios metodológicos, organizativos, formativos y de participación. "En segundo lugar debe reflexionar sobre las razones por las que el número fijado en el calendario es el mínimo establecido por la Ley, 175 días lectivos, cuando en Educación deberíamos aspirar a máximos y no a mínimos", puntualizan. Y en tercer lugar, consideran que debe tratarse el calendario anual de manera global, y no únicamente de septiembre a junio, "ya que nuestro descanso veraniego es el más elevado de los países de nuestro entorno".

En la nota de prensa, este colectivo también recuerda que las festividades religiosas condicionan el calendario escolar y el laboral, "y aunque nos gustaría que fuese de otra forma, por el momento, ambos han de convivir de la mejor manera posible". Por último, recuerdan que la educación es un servicio público que debe velar por los intereses, principalmente de los chicos y chicas, pero también de sus familias. "Esto supone conjugar las necesidades pedagógicas del alumnado con las necesidades de conciliación de las familias", recalcan.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión