Despliega el menú
Aragón

El Justicia quiere recuperar la figura histórica del lugarteniente y propondrá a Javier Hernández

Dolado planteará el nombre de su asesor jefe después del verano a las Cortes, que deberán dar su conformidad. Pretende evitar que haya "vacíos de poder" en la institución.

El Justicia de Aragón, Ángel Dolado, está decidido a recuperar la figura histórica del lugarteniente de la institución, para lo que propondrá a su actual asesor jefe, Javier Hernández. Así se lo trasladará oficialmente a las Cortes de Aragón después del verano para cumplir el reglamento, que establece que sus señorías deberán dar su conformidad al candidato por mayoría simple.

Dolado considera que el lugarteniente es "básico" para evitar que haya "vacíos de poder" en la tercera institución de Aragón, ya sea por la ausencia del Justicia por vacaciones, enfermedad o dimisión. "La idea es que haya un número dos en el Justiciazgo, como tienen los defensores del pueblo europeos y también en España, para ponerse al frente ante cualquier tipo de incidencia", dijo.

La propia Ley del Justicia, que se remonta a 1985, y su posterior reglamento, aprobado cinco años después, recogen expresamente esta figura histórica que ha estado vacante desde la reinstauración de la institución en 1987. De hecho, la falta de acuerdo político sobre la elección de un candidato llevó a las Cortes a impulsar una solución que pretendía ser provisional: la creación del asesor-jefe con "funciones de coordinación general de la institución", regulado en un artículo, el 18 bis, y en una disposición transitoria, la cuarta.

Según la normativa, el lugarteniente se encargará de asistir al Justicia en sus funciones, ejercitará las que le delegue y le sustituirá en casos de ausencia, enfermedad o cese. Ángel Dolado pretende que su asesor jefe asuma "más funciones" de las que desempeña ahora y que concretará en septiembre, cuando traslade la propuesta a las Cortes. "Tiene que ser una persona de mi absoluta confianza", añadió.

El Justicia señaló que esperará hasta entonces para que el equipo de asesores se aposente, coja ritmo de trabajo para, después del verano, "marcar el punto de inflexión" con la recuperación del lugarteniente. "Hay que desarrollar la Ley del Justicia, nadie ha querido hacerlo antes y el lugarteniente tiene más peso y nombre y yo me creo lo de mis antepasados en la institución", aseveró.

Dolado dejó bien claro que el puesto de asesor jefe quedará vacante si finalmente el nombramiento de Javier Hernández logra la conformidad de la Comisión Institucional de las Cortes. "No vamos a mantener un asesor más", añadió.

El lugarteniente garantizará que no haya un vacío de poder, ya que sustituirá al Justicia si enferma, fallece o renuncia al cargo. También asumirá sus funciones. tal y como establece la norma, si es incapacitado o inhabilitado por sentencia firme y si llega a perder la condición política de aragonés o la vecindad civil.

En su caso, cesará si se dan las mismas circunstancias sobrevenidas y cuando tome de posesión un nuevo Justicia. Además, se le podrá relevar con antelación ante una "pérdida de confianza" o por un "incumplimiento reiterado y grave de sus obligaciones".

Etiquetas
Comentarios