Despliega el menú
Aragón

Una plaga de termitas afecta ya a 19 viviendas de Los Fayos

El Ayuntamiento asume el coste de la actuación para atajar el problema de manera definitiva.

Los Fayos
Los Fayos
Turismo de Aragón

En Los Fayos se ha detectado una plaga de termitas con varios focos activos en diferentes puntos del casco urbano y desde hace algo más de un mes que se trabaja en su erradicación.

Se ha comprobado la presencia de estos insectos al menos en 19 viviendas y cuatro parcelas. No se ha podido hacer una inspección completa en el pueblo, ya que muchos inmuebles están abandonados y no ha sido posible acceder a su interior.

El problema se detectó hace más de un año, cuando varios vecinos pusieron en conocimiento del Ayuntamiento la presencia de estos indeseados inquilinos en sus casas. "Cuando nos confirmaron que teníamos termitas, se encargaron varios estudios porque desde el Ayuntamiento consideramos que era un problema bastante serio al tener focos dispersos", recuerda la alcaldesa de Los Fayos, Rocío Berrozpe.

El Ayuntamiento asume el coste de los trabajos, una decisión que se tomó para garantizar una intervención global y terminar con el problema de manera definitiva. "Había vecinos que no podían afrontar este gasto y otros que no querían, así que se va a intentar frenar la plaga a largo plazo, cinco años", detalla Berrozpe.

El precio del proyecto asciende a 40.000 euros, un dinero que se irá abonando de manera fraccionada en el próximo lustro. Este año se han pagado ya 22.000 euros como cuota inicial, el resto se abonará en cantidades iguales los próximos cuatro años. "Como fue una intervención no prevista en los presupuestos, y había que hacerla de urgencia, se optó por quitar el dinero de la partida de fiestas y se aprobó en pleno por mayoría", explica.

El sistema utilizado no es un tratamiento químico instantáneo, sino que su acción se prolonga en el tiempo garantizando su efectividad. Las calles de Los Fayos se están llenando de cebaderos, unos agujeros con tapas que juegan un papel clave en todo el proceso. "Acotamos las zonas donde se ha detectado el ataque, colocando unas estaciones de control para hacer revisiones", indica Iñaki Rubio, jefe del departamento técnico de control de plagas de Grupo Rubio, la empresa que realiza los trabajos. Después, se realizarán revisiones con elementos de monitorización para comprobar si se están alimentando. La eliminación total puede llegar en torno a los nueve meses.

Etiquetas
Comentarios