Despliega el menú
Aragón

Aragón presenta el Plan de Salud 2030 para "evitar la enfermedad" y combatir la desigualdad

El documento contiene 155 actuaciones y 57 objetivos y ha sido presentado este viernes en el Edificio Pignatelli de Zaragoza.

El presidente Lambán durante la presentación del Plan de Salud
El presidente Lambán durante la presentación del Plan de Salud

El Gobierno de Aragón ha presentado este viernes el Plan de Salud 2030, que propone un cambio de paradigma a medio y largo plazo para vivir más y mejor, no centrándose solo en tratar la enfermedad, sino incidiendo en lograr un elevado nivel de salud de la población y en reducir las desigualdades que lo impiden.

Esto se pretende a través de 155 actuaciones, 109 indicadores de evaluación y 57 objetivos, que se articulan en las cuatro áreas: la apuesta por actuar sobre la salud de las personas desde todas las políticas públicas; intervenir en todas las etapas de la vida; orientar el sistema sanitario a la salud de las personas y no solo hacia la enfermedad; y mejorar la información, investigación y formación relacionada con la salud de la población.

El documento se ha presentado en un acto celebrado en la Sala de la Corona del Edificio Pignatelli de Zaragoza, sede del Ejecutivo autonómico, al que ha asistido el presidente de la Comunidad, Javier Lambán, y el consejero de Sanidad, Sebastián Celaya, entre otras autoridades y representantes del ámbito sanitario y social.

El presidente de Aragón ha dicho que este es el "momento adecuado" para plantear este plan, "que nos emplaza a todos para hacer lo posible para evitar la enfermedad y combatir la desigualdad, donde radica la causa de muchas patologías que luego tiene que tratar el sistema sanitario".

Ha recordado que en esta legislatura se han recuperado los servicios públicos y el presupuesto de la Comunidad en sanidad ha crecido un 27 por ciento, con inversiones en tecnología, centros de salud y hospitales.

El consejero de Sanidad, Sebastián Celaya, ha explicado que el plan es una hoja de ruta para este gobierno y los siguientes "teniendo en cuenta que hoy en día está perfectamente demostrado que hay muchos condicionantes que influyen en la salud de los ciudadanos y que la asistencia sanitaria que hasta ahora ha sido lo único que hemos estado manejando tiene una influencia relativa".

Responsabilidad de todos

Celaya ha precisado que se trata de ser todos responsables, tanto el Ejecutivo, como los ayuntamientos, las familias y las personas "de las condiciones que contribuyen a mejorar la salud" porque "no todo es recetar medicamentos, hacerse análisis o radiografías, eso es para cuando ha fracaso la salud y ha llegado la enfermedad".

En el caso de la Administración autonómica, ha esgrimido que la mejora de la salud ha de estar presente "en todas las políticas, desde la economía, el trabajo, la agricultura, el medio ambiente, la educación" y como ejemplo ha señalado que, por ejemplo, para una persona mayor puede ser en ocasiones más importante tener ascensor en su domicilio para poder salir que recetarle medicamentos.

Así, el plan contempla que cada media que tomen los Departamentos del Gobierno de Aragón incluya un informe sobre el impacto tiene en la salud de las personas, igual que "ya está asumido que hay que abordar el impacto de género en cualquier medida".

Asimismo, propone crear el Consejo Director del Plan de Salud de Aragón, con carácter interdepartamental e intersectorial y bajo el liderazgo del presidente de la Comunidad, una medida que se impulsará entre este año y el que viene.

Desigualdad

El consejero ha indicado durante la presentación del plan que "no hemos logrado la igualad real en factores que determinan la forma de enfermar" y ha señalado como colectivos vulnerables a las personas mayores, discapacitadas, enfermos crónicos y personas con rentas bajas o condicionadas por su origen, etnia e incluso por la religión.

Además, el plan ha detectado problemas de salud que han de ser abordados desde una perspectiva integral, como el hecho de que el 21 por ciento de la población aragonesa tenga 65 años o más, la dispersión geográfica, un 16 por ciento de tasa de riesgo de pobreza y estilos de vida poco saludables, como un 27,3 por ciento de adultos que fuman diariamente o un 45 por ciento que no realizan ejercicio físico.

En este contexto, Celaya ha apelado a enfoques "más generalistas" y a potenciar la atención primaria y la asistencia comunitaria. Así, entre otras medidas, el plan contempla crear un mapa de desigualdades en salud por edad, género, clase social, etnia, territorio que priorice medidas, así como, a corto y medio plazo, asignar al menos un 20 por ciento del presupuestario sanitario a atención primaria.

Cambiar la mirada

El dirección general de Salud Pública, Francisco Javier Falo, ha manifestado en declaraciones a los medios de comunicación, antes de participar en el acto, que "tenemos una sociedad y un sistema sanitario que habitualmente han centrado la mirada en la enfermedad y es el momento de huir de ese concepto".

Según ha expuesto, los aspectos que permiten "una sociedad saludable y con bienestar tienen que ver con nuestra forma de vivir, en cómo nos relacionamos, en disponer de un entorno social fuerte, una renta y vivienda adecuadas, así como educación y un trabajo digno con capacidad de autonomía y decisión", también un "sistema sanitario universal que responda a las carencias que luego se producen".

Falo ha estimado que si bien la esperanza de vida actual es el doble que hace unas décadas, "todavía queda vivir con salud" las etapas finales.

También ha abogado por "romper la fascinación tecnológica y la hiperespecialización e intentar recuperar la visión general de la persona para que cuando un enfermo que entra en el sistema, lejos de irse fraccionado cada vez que pasa por un especialista, lo veamos como alguien que tiene una necesidad".

En este punto, ha indicado que este "cambio de paradigma" requiere el desarrollo del plan a largo plazo y por eso se ha fijado el horizonte del año 2030, así como formación pregrado, postgrado y continuada para que los profesionales "aprendan a pensar de otra manera".

También ha reclamado que la investigación "estudie no solo lo que produce enfermedad, sino también lo que produce salud" y por eso el plan contempla a largo plazo destinar al menos un uno por ciento del presupuesto sanitario público a la investigación relacionada con los objetivos del mismo.

Hasta 2030

El plan prevé 155 actuaciones para su desarrollo a corto, medio y largo plazo, es decir, en uno o dos años, en hasta cinco años y más allá de ese periodo, respectivamente, ha apuntado el director general de Salud Pública. Todas ellas se agrupan en cuatro áreas.

La primera apuesta por actuar sobre la salud de las personas desde todas las políticas públicas e incluye actuaciones como favorecer la rehabilitación de vivienda, intensificar el control y acceso a puntos de venta de alimentos no saludables, reforzar medidas de apoyo que eviten desigualdades o incorporar los valores de eficiencia energética en los edificios públicos.

En el área de la salud en todas las etapas de la vida, se fomentan conductas saludables y acciones en el ámbito familiar y comunitario, así como la atención al proceso de morir, implementando los cuidados paliativos.

El área para orientar el sistema sanitario y social hacia las necesidades de las personas, implica fortalecer la atención primaria y reorientar la especializada, además de establecer prioridades para la investigación y la formación.

El área dedicada a mejorar la información, investigación y formación se refiere, además de lo ya señalado por el director general, quiere mejorar el conocimiento de los ciudadanos para poder priorizar actuaciones.

Elaboración

En la elaboración del plan han participado unos 150 profesionales a lo largo de 30 meses de trabajo, que comenzó con un análisis de situación.

Después de definir las áreas, objetivos y propuestas de actuación, el documento ha sido sometido a un proceso de participación entre profesionales, instituciones y asociaciones, con 24 sesiones informativas y casi mil asistentes a las presentaciones. En total, ha recibido unas 600 alegaciones.

Etiquetas
Comentarios