Despliega el menú
Aragón

Muere en Nepal un guardia civil de Montaña, monitor de esquí de Candanchú

Francisco Valero, de 61 años, se encontraba en misión humanitaria en el país asiático con la Asociación José Ramón Morandeira

En su último destino, Francisco Valero fue jefe del Greim de Pamplona
En su último destino, Francisco Valero fue jefe del Greim de Pamplona
F. V.

Un guardia civil  de montaña en la reserva activa y monitor de esquí de Candanchú  ha fallecido en Nepal, donde estaba destacado en una misión de ayuda humanitaria. Se trata del subteniente Francisco Valero, natural de Castellón y de 61 años, y un hombre muy vinculado a Aragón. Una caída en la montaña por una pendiente de 80 metros ha sido la causa del fatal desenlace del agente.

Francisco Valero, casado y con dos hijos, realizó el curso de esquí-escalada en 1977, siendo destinado al año siguiente a la Sección de Jaca. Se hizo instructor de montaña y pasó a dar cursos para especialistas en el Centro de Adiestramientos Específicos de Montaña (CAEM) de la Guardia Civil en Candanchú.

Posteriormente asumió el mando del Greim de Burguete (Navarra) y luego de Pamplona, donde estuvo entre 1997 y 2016. Además, seguía teniendo frecuente contacto con Huesca, donde sus compañeros destacan que era un especialista "como la copa de un pino y que, mientras estaba en activo, siempre intentaba estar al día de lo último" y una persona muy querida tanto dentro como fuera de la Guardia Civil. Pasó a la reserva activa el 27 de junio de 2016 y en invierno era monitor en la Escuela de Esquí de Candanchú y en verano, guía de montaña.

También había colaborado durante años con los Cursos de Medicina en Montaña (Cuemum) que dirigió el desaparecido doctor José Ramón Morandeira. Posteriormente también lo hizo con el Máster de Medicina en Montaña y Medios Inhóspitos de la Universidad Camilo José Cela que puso en marcha María Antonia Nerín.

Casualmente, hoy hace tres años Francisco Valero se encontraba también en Nepal junto a Fernando Rivero, teniente del Servicio de Montaña de la Guardia Civil de Jaca, y encontraron en la región de Langtang a una de las nueve víctimas españolas del terremoto. Aquel viaje le marcó ya que desde entonces comenzó a colaborar con la Asociación José Ramón Morandeira, con sede en Benasque (Huesca), para llevar asistencia médica a los valles de montaña donde no habían podido llegar otras organizaciones por las dificultades orográficas. Este era su cuarto viaje a Nepal.

Muere en Nepal un guardia civil de Montaña, monitor de esquí de Candanchú

"Era una persona entregada en lo personal y en lo profesional, con una capacidad docente impresionante y con un espíritu humanitario maravilloso. Yo para él solo tengo palabras de agradecimiento", ha manifestado María Antonia Nerín, visiblemente afectada. Y es que ha destacado que Francisco Valero era una "piedra angular" de todos los proyectos que tenían en marcha en Nepal, donde atienden varios orfanatos y colegios.

Hace unos meses, el propio Valero le animó a ella a viajar de nuevo a Nepal, "pero yo no podía ir esta vez por motivos de salud así que me dijo que escogiera una médica y una enfermera de mi confianza que anduvieran bien por montaña y que él se encargaba de todo porque quería volver a ver cómo estaba la situación", ha relatado. El 20 de abril viajaron y tenían previsto volver el día 17 de mayo.

Al parecer, sobre las 10.30 hora de Nepal (cuatro menos en España), la víctima y sus dos compañeras regresaban del Tsum Valley por la ruta del Manaslu cuando han tenido el accidente. "Iba el porteador, el guía, la médico, la enfermera y detrás iba él, y se ha precipitado unos 80 metros por un cortado". No saben si la causa ha sido un desprendimiento de piedras o un hundimiento del camino.

Las compañeras han ido a pedir ayuda a una población cercana para recuperar el cuerpo y lo han trasladado hasta una zona donde ya lo ha podido evacuar el helicóptero a Katmandú. La familia se desplazará a la zona para gestionar la repatriación del cuerpo.

Etiquetas
Comentarios