Despliega el menú
Aragón

Heraldo Saludable

¿Qué vacantes quedan en Aragón para los futuros médicos?

A diez días de que termine el proceso de adjudicación en Medicina quedan menos de la mitad de las plazas de la comunidad aragonesa.

Hospital infantil de Zaragoza.
¿Qué vacantes quedan en Aragón para los futuros médicos?

Hasta un total de 4.200 médicos ya han elegido la especialidad en la que se formarán durante los próximos cuatro años, con algunas sorpresas como es la reducción de interesados en Cataluña. Como resultado de la inestable situación política que existe en la comunidad vecina solo uno de los mejores 25 MIR se decantó por un hospital catalán, mientras que tanto en el proceso de 2016 como en el de 2017 habían sido cinco. Esto ha provocado que una semana después del inicio del proceso de adjudicación, todavía queden un elevado número de plazas disponibles. 

En Aragón esta tendencia no se ha percibido en exceso, aunque ya se han adjudicado más de la mitad de las vacantes. Según los últimos datos publicados por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, en la actualidad solo quedan 89 plazas libres de las más de 200 que se habían ofertado. 

Estas vacantes se encuentran dispersas por toda la geografía aragonesa. En Alcañiz todavía quedan seis puestos de Medicina Familiar y Comunitaria; mientras que en Teruel también hay disponibles otros cinco en esta especialidad. Además, se puede empezar a trabajar en Medicina Interna (1 plaza) y Psiquiatría (1) del Hospital Obispo Polanco o en Geriatría (1) del San José. 

En Huesca el volumen de plazas disponibles asciende a 11: Medicina Familiar y Comunitaria (cuatro en los centros del sector Huesca y tres en los de Barbastro), Medicina Interna (una en el Hospital San Jorge), Medicina Intensiva (una en San Jorge), Psiquiatría (una en San Jorge) y Geriatría (una en el Hospital Provincial Sagrado Corazón).

Medicina de Familia y Comunitaria vuelve a ser la especialidad con más vacantes en Zaragoza. La razón no es otra que el elevado número de plazas que se ofertan año tras año. En esto momentos todavía hay disponibles hasta 33 puestos, repartidos entre los sectores I, II y III de Zaragoza y el de Calatayud. Los futuros facultativos pueden formarse en el Hospital Miguel Servet en: Anatomía Patológica (1), Hematología y Hemoterapia (1), Medicina Interna (2), Medicina Nuclear (1), Microbiología y Parasitología (1), Neurofisiología Clínica (2), Psiquiatría (1), Oncología Radioterápica (1) y Medicina Física y Rehabilitación (2).

En el Clínico también quedan algunas plazas disponibles: Alergología (1), Anatomía Patológica (1), Bioquímica Clínica (1), Hematología y Hemoterapia (1), Medicina Interna (1), Medicina Nuclear (1), Microbiología y Parasitología (1), Psiquiatría (2), Oncología Radioterápica (1), Medicina Física y Rehabilitación (2). El resto se dividen entre las tres vacantes que ofertan en Geriatría de Nuestra Señora de Gracia, dos de Psiquiatría en el Royo Villanova y en el Psiquiátrico Nuestra Señora del Pilar respectivamente y dos de Medicina Preventiva y Salud Pública en las unidades docentes del Servet y del Clínico.

A la hora de elegir el hospital o centro de salud, los aspirantes suelen valorar diversos factores como pueden ser sus preferencias en cuanto a la formación (la especialidad), la cercanía a su lugar de residencia y las características o prestigio del destino.

¿Qué eligen las mejores notas?

Este año ha sido diferente, puesto que Medicina Interna ha sido la especialidad más repetida entre las 10 mejores notas MIR de España. En Aragón no se ha seguido la misma tendencia y entre los diez primeros que han decidido formarse en la Comunidad ha destacado la presencia de dos cardiólogos y dos ginecólogos. De hecho, se tuvo que esperar hasta el aspirante 73 para que un futuro MIR eligiera algún hospital o centro sanitario de Aragón.

El encargado de abrir esta pugna fue Roberto Calvo, que sí que siguió la tendencia nacional y eligió Medicina Interna. Este joven zaragozano, de 29 años, ya anunció en Heraldo.es que quería elegir esta especialidad (tras haber terminado su residencia en Reumatología). En esta ocasión ha preferido decantarse por el hospital Miguel Servet en vez de continuar su formación en el Clínico. La siguiente MIR que se decantó por Aragón fue María Hernández, que eligió formarse en el Aparato Digestivo tras presentarse al examen en Barcelona. Entre el resto destacan la presencia especialidades como Ginecología y Obstetricia, Cirugía Plástica, Pediatría, Anestesiología y Reanimación, Cardiología y Cirugía Ortopédica; todas ellas ya agotadas.

Otras especialidades

Biólogos, enfermeros, farmacéuticos, químicos, psicólogos y radiofísicos ya tienen decidido su futuro más inmediato. En el caso de Enfermería (segunda rama con más oferta para residentes), hasta tres graduadas de las 100 mejores de España eligieron la comunidad aragonesa. María del Rocío fue la primera en seleccionar una plaza y, tal y como había asegurado, se decantó por Obstetricia y Ginecología, más comúnmente conocida como matrona. Durante los dos próximos años complementará su formación en el hospital Miguel Servet.

Otras dos aragonesas, situadas entre las 100 mejores notas del EIR, decidieron quedarse en su comunidad de origen. Una de ellas ampliará su formación en Geriatría en Teruel; la otra lo hará en Pediatría del Miguel Servet. La especialidad que menos interés ha suscitado en Aragón ha sido la de Salud Mental. Las ocho últimas plazas de enfermería en la Comunidad (de un total de 31) correspondieron a esta rama.

En Biología la primera elección de una plaza en Aragón llegó con la décima mejor nota, que apostó por formarse en el Hospital Miguel Servet; la segunda (con la 24 calificación más alta del país) se quedó con la otra plaza que se ofertaba en la Comunidad, en concreto, en el laboratorio del Clínico. En Química también se disputaban dos vacantes, que fueron ocupadas por los 15 y 16 con mejor calificación del QIR. El quinto mejor posicionado de Radiofísica (de las 33 plazas que se ofertaban en todo el país) eligió el único puesto en Zaragoza.

Tanto en Farmacia como en Psicología se ofertaron cinco vacantes. En el primer caso se tuvo que esperar hasta la 69 mejor calificación para que alguien quisiera seguir ampliando sus conocimientos en la comunidad aragonesa. Se decantó por Farmacia Hospitalaria en el Clínico. En el FIR fue la 41 mejor psicóloga la primera que apostó por Aragón, en concreto, por el hospital Miguel Servet.

Etiquetas
Comentarios