Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

5 cascadas espectaculares en Aragón

Aragón tiene hermosos paisajes acuáticos, cascadas que muestran en primavera su imagen más plena y espectacular. Estos cinco ejemplos que ofrecemos se encuentran en distintos parajes de todo el territorio aragonés, rodeados por un entorno natural que garantiza un perfecta jornada en el campo.

La Cola de Caballo, en el Parque de Ordesa.
La Cola de Caballo, en el Parque de Ordesa.
Rafael Gobantes

1. Calomarde. La sierra de Albarracín es el lugar en que se encuentra esta cascada, conocida también como cascada del Molino Viejo, por la antigua construcción que se encuentra al lado, y que fue construida en el siglo XV con el fin de aprovechar la fuerza de las aguas para moler el grano. El río Blanco antes de desembocar en el Guadalaviar pasa por este entorno, que se puede contemplar desde un mirador con pasarelas al lado de la carretera, si bien tendremos mejores vistas bajando por el sendero, bien acondicionado, que nos lleva hasta el fondo.

El Salto de Bierge, en la sierra de Guara.

2. Salto del Bierge. El salto formado por la presa de Bierge, dentro del parque natural de Guara, es una de las piscinas naturales más populares de Aragón. Desde hace dos temporadas se encuentra regulado su uso para garantizar la seguridad, en especial no está recomendado saltar desde la presa, pero es siempre una imagen espectacular de la que disfrutar. En el entorno existen además merenderos donde tomar un refrigerio, mientras se disfruta de las vistas.

Cascada Cola de Caballo, en el Monasterio de Piedra.

3. Río Piedra. El parque del Monasterio de Piedra, en Nuévalos, es un monumento natural donde el agua y la roca da lugar a lugares de ensueño. La espectacular Cola de Caballo es un salto de agua de noventa metros de altura que oculta la gruta Iris. Pero hay más: la cascada de Chorreadores, la cascada Trinidad o la Caprichosa.

El Salt, en la comarca del Matarraña.

4. El Salt. Cerca del municipio de La Portellada, en pleno Matarraña, nos encontramos con El Salt. El agua del río Tastavins se precipita desde más de veinte metros. Si bonita es la vista del salto de agua, impresionante y curioso es ver también en su parte superior las curiosas formas creadas en la roca por la erosión del agua.

La Cola de Caballo, en el Parque de Ordesa.

5. Cola de Caballo. Saliendo desde la pradera de Ordesa llegaremos a esta famosa cascada en una ruta bien señalizada. Esta época de primavera es de las más adecuadas, por la menor presencia de público y por el caudal que lleva al comenzar el deshielo. Siguiendo la ruta clásica se pasa además por las cascadas de Arripas, La Cueva y El Estrecho.

Más noticias en Unpaisdemontañas.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión