Despliega el menú
Aragón

Una Ruta 66 a la aragonesa

El turismo 'slow driving' llega a Aragón con siete itinerarios con los que descubrir los lugares más recónditos de la Comunidad.

Logo de Slow Driving Aragón.
Logo de Slow Driving Aragón.

Viajar por carreteras secundarias, sin prisa, y disfrutar de parajes naturales como el Pirineo Aragonés, el Moncayo o la Sierra de Albarracín. Así es la filosofía Slow Driving, que llega a la Comunidad con siete rutas repartidas por todo el territorio aragonés. No obstante, este es solo el principio, como ha adelantado esta mañana en la presentación del proyecto el consejero de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda, José Luis Soro, ya que desde el departamento esperan crear otras ocho o nueve durante este año.

Sacar del olvido las carreteras secundarias, revivir la actividad en los pueblos, descubrir lugares recónditos y atraer turistas son los principales objetivos de este nuevo turismo que están impulsando desde el Gobierno de Aragón y que es pionero en España. Para crear este trabajo se han fijado en modelos a nivel internacional que trabajan en esa línea como la mítica ruta 66 que discurre por Estados Unidos, la Romantische Straße en Alemania, las carreteras turísticas nacionales FV en Noruega o las carreteras históricas de los Alpes.

El Observatorio de Turismo Rural explica que el 45% de los viajeros hacen entre 2 y 3 viajes al año y más del 70% busca relax y desconexión, por ello, desde Turismo de Aragón creen que esta filosofía puede encajar tan bien.

¿Cuáles son los objetivos de este turismo? Además de lo ya comentado, desestacionalizar la demanda y oferta, reducir el impacto de nuevas vías, fijar servicios y población, crear empleo turístico o potenciar un patrimonio oculto. En ese sentido, se trabaja mano a mano con las comarcas por las que pasan las rutas.

Desde Turismo comentan que Aragón es el lugar ideal para desarrollar el turismo slow driving ya que tiene unas potencialidades que lo definen como muchas zonas aún sin explotar, gran variedad de terrenos, climas, paisajes y vegetación; la historia milenaria o su gastronomía tradicional.

Con este proyecto se pretende atraer al turismo nacional que busca huir de las grandes ciudades y encontrar nuevas experiencias así como al internacional de países como Alemania y Reino Unido, que según un estudio realizado son los dos grandes mercados que más turistas de este tipo podrían ser seducidos por el encanto de la Comunidad. En vehículos clásicos, en motos, autocaravanas o bicicletas, esta iniciativa está destinada a todo tipo de público.

Una ruta 66 a la aragonesa

El consejero José Luis Soro y la directora general de Turismo Marisa Romero. Oliver Duch

Según ha especificado hoy el consejero Soro, en los próximos meses se trabajará en la aprobación de Manual de Señalización Turística de Carreteras, en el que se incluirá el manual de slowdriving, para marcar las rutas también físicamente y facilitar la información sobre el recorrido

Más de 1.500 kilómetros de rutas

En cuanto a las rutas, hay una principal y seis pequeños ramales de esta. A través de la página web http://www.slowdrivingaragon.com/ el turista puede consultar los kilómetros de cada ruta, el tiempo estimado y las etapas recomendadas con todo tipo de detalles. Asimismo, se pueden imprimir los itinerarios para consultarlos sin conexión a internet. En total, suman más de 1.500 kilómetros.

La principal ruta es la de los Reyes de Aragón con 440 kilómetros que atraviesa el territorio aragonés de norte a sur, evocando el proceso histórico de formación territorial.

La ruta Orígenes del Reino de Aragón se puede hacer en dos horas y media y conduce por los valles más verdes del Pirineo aragonés como son Hecho y Ansó. Además del impresionante monasterio de San Juan de la Peña con su panteón real.

La ruta de los Castillos es perfecta para descubrir las comarcas de las Cinco Villas y de la Hoya de Huesca/Plana de Uesca, las sierras de Biel, Luesia, Luna y Santo Domingo. Rincones típicos, iglesias, castillos, trazados medievales o arquitectura popular, se unen aquí al románico que brilla en todo su esplendor en localidades como Sos del Rey Católico y Uncastillo

Por su parte, el itinerario los Secretos del Prepirineo hará que el turista se enamore de las zonas naturales del Parque Cultural del río Vero o el Parque Natural de la Sierra y Cañones de Guara, e incluye una pequeña excursión por el Geoparque Mundial UNESCO de Sobrarbe-Pirineos

Un apartado especial tiene la llamada ‘Mons Caius’ con la ruta Corazón del Moncayo. La sorprendente gradación de diferentes pisos bioclimáticos convierten a esta montaña en un auténtico manual de geobotánica. Municipios como Tarazona, San Martín de la Virgen del Moncayo o Santa Cruz del Moncayo, pueden ser puntos de partida para descubrir este bello Parque Natural.

La ruta Puertos del Silencio, este camino se adentra durante casi cinco horas por las tierras del Maestrazgo y las sierras y valles de la comarca de Gúdar-Javalambre.

Por último, la zona de los Montes Universales. Este espacio natural fue la cuna de primitivas comunidades prehistóricas, que expresaron de manera gráfica sus modos de vida en importantes muestras de arte rupestre, cuyos restos, agrupados en el conjunto de Abrigos de Arte Rupestre de estilo Levantino del Arco Mediterráneo, han sido declarados Patrimonio de la Humanidad, conformando el Parque Cultural de Albarracín.

Etiquetas
Comentarios