Aragón

La Semana Santa se abre paso

Con motivo de los 200 años de la bendición de la talla de Jesús con la Cruz a Cuestas, el Calvario celebra una procesión extraordinaria de Santa Isabel a Santa Engracia.

Cerca de 500 hermanos de la cofradía de Jesús Camino del Calvario han recorrido el centro de Zaragoza.
Cerca de 500 hermanos de la cofradía de Jesús Camino del Calvario han recorrido el centro de Zaragoza.

Cinco días restan para el inicio oficial de la Semana Santa, pero esta noche las calles del corazón de Zaragoza ya se han llenado de espectadores ávidos de redobles e incienso. La cofradía de Jesús Camino del Calvario ha protagonizado una procesión extraordinaria con motivo del 200 aniversario de la bendición de su imagen titular, Jesús con la Cruz a Cuestas, que durante algo más de dos horas ha sorprendido y ha cautivado a los viandantes. Cerca de 500 hermanos recorrieron Espoz y Mina, Don Jaime I e Isaac Peral, y lo han hecho con hábito pero sin prenda de cabeza, esto es, no se han visto capirotes, terceroles ni bonetes, dado que se reservan para los días grandes de la Pasión.

Faltaban pocos minutos para las ocho de la tarde cuando decenas de personas se arremolinaban a las puertas de San Cayetano. De allí ha partido la procesión, no sin antes proyectar un vídeo que ponía en contexto la efeméride. Se ha explicado la historia de la talla que el alcañizano Tomás Llovet esculpió en 1818 y cuya custodia confió la Sangre de Cristo al Calvario hace ahora 80 años. La talla en madera policromada estuvo hasta 1974 en la capilla del Cristo de la Cama, y desde hace 44 años recibe culto en la basílica de Santa Engracia.

La imagen ha estrenado hoy nueva túnica –según explicó Jorge Guillén, que debuta este año como hermano mayor– y recibió emocionados vítores y aplausos –confundidos con toques de tambor y cornetas– en su íntimo recorrido por calles como Josefa Amar y Borbón o Joaquín Costa. "Es raro ver una procesión fuera de Semana Santa, pero también es verdad que los cofrades hacen labor social los 365 días del año y no solo los nueve que procesionan", comentaban dos mujeres apostadas junto al Colegio Notarial. "La de las Tres Caídas es una procesión que nunca me pierdo, y es que los pasos del Calvario son muy hermosos", continuaban, al tiempo que confesaban su amistad con varias de las hermanas de mantilla de la congregación.

Otros de los presentes ilustraban a los menos avezados con la historia de la cofradía, que se formó en 1938 con apenas 19 hermanos y que ahora ya supera el millar de integrantes.

Aunque este domingo solo se ha visto su paso titular, los hermanos del Calvario volverán a salir el Lunes Santo (a las 21.00 en Santa Engracia) con todo su patrimonio: además de la talla de Llovet, portarán la Caída del Señor (pieza de 1941 de los talleres de Olot) y la peana de Jesús en su primera caída, que se estrenó hace cinco años, que es obra del escultor sevillano Manuel Reina Infantes y que portan a hombros 16 terceroles. Por descontado, el Calvario protagonizará la noche del Miércoles Santo en el Encuentro (en la que se junta con la Dolorosa frente al Pilar) y a la cofradía se la podrá ver en su incorporación y participación en el Santo Entierro del Viernes Santo.

Conciertos y otras singulares iniciativas

La Cuaresma cultural encara esta semana sus últimos días con una agenda repleta de actividades. Así, si este domingo los fieles de San Pablo fueron testigos de la recuperación de ‘El Miserere’ del maestro Goicoetxea, el próximo miércoles podrán disfrutar de un concierto de la banda de la Academia General Militar. Ambos actos sirven para celebrar los 75 años de la primera salida procesional de la cofradía del Silencio.

Por otro lado, la Asociación para el Estudio de la Semana Santa vuelve a programar esta semana una actividad que tuvo muy buena acogida en su debut el año pasado. Se trata de la iniciativa ‘La Pasión vista con los dedos’, en la que varios invidentes pudieron conocer con sus manos la talla del Cristo de la Cama. Este año, y en colaboración con la ONCE, los ciegos podrán conocer con su tacto el patrimonio de la cofradía de la Columna (irán a la iglesia de Santiago el próximo martes) y también volverán a San Cayetano el viernes para acercarse a otras de las tallas que cuida y custodia la Sangre de Cristo. Ese mismo día, de fecha 23, es Viernes de Dolores con lo que se sucederán los viacrucis en numerosas parroquias.

-Más información en la web 'Semana Santa en Aragón'

Etiquetas
Comentarios