Despliega el menú
Aragón

Aragón, un país de montañas

Visita a las desconocidas yeserías mudéjares de Ribagorza

Las iglesias de las pequeñas poblaciones de Juseu, Aler y Torres del Obispo cuentan con unas bellas decoraciones de yesería de estilo mudéjar, inesperadas por su ubicación y época.

Yeserías de estilo mudéjar en la iglesia de San Julián de Juseu, en la comarca de Ribagorza.
Yeserías de estilo mudéjar en la iglesia de San Julián de Juseu, en la comarca de Ribagorza.
Francisco Martí

Hacia mitad del siglo XVII, vivían en el valle del Sarrón, en la comarca de Ribagorza, algunos enamorados del arte mudéjar. Gracias a esta pasión, el viajero que se acerque al pequeño núcleo de Juseu se encontrará con una primorosa decoración mudéjar en los techos y muros de su iglesia parroquial de San Julián. Un estilo que sorprenderá igualmente al visitante no avisado en las iglesias de las vecinas poblaciones de Aler, Torres del Obispo y Aguinaliú. Las tres primeras podrán conocerse en la visita que ha organizado la Asociación Ramiro I, de Graus, para el domingo 18. Se trata de una visita guiada, gratuita y abierta a todo el público, que contará con las explicaciones del profesor Francisco Martí.

Lo primero que el experto quiere aclarar es que “no se trata de arte mudéjar propiamente dicho, sino de barroco que recoge las tradiciones decorativas mudéjares”. En la época de construcción de estos templos “hacía mucho que se había producido la expulsión de los moriscos y no quedaban albañiles mudéjares”, recuerda Martí. Pero está claro que el amor a este estilo arquitectónico, tan importante en la herencia cultural aragonesa, permanecía entre la población y dio lugar a estas construcciones tan inesperadas por su época (en pleno apogeo barroco) como por su ubicación geográfica tan al norte. En todo caso, el arte de trabajar el yeso se conservó por profesionales muy competentes que han dejado “unas yeserías primorosas, con entrelazados, octógonos, flores de ocho puntas… típicamente mudéjares, combinados con formas florales propias del barroco”.

El punto de encuentro para iniciar la visita es la glorieta Joaquín Costa de Graus, a las 9.45, del próximo domingo 18. “De allí saldremos hacia Juseu, después a Aler, y luego a Torres del Obispo, para volver a Graus a la hora de la comida. Están todas muy cercanas así que la visita puede hacerse en una mañana”, afirma Ángel Aventín, presidente de la Asociación Ramiro I, que ha organizado el acto. Los participantes deben acudir con su coche particular o compartir con otros, avisa Aventín. La Asociación Ramiro I, de Graus, se dedica a recuperar y difundir el patrimonio de la zona, con visitas y otras actividades, como el campeonato nacional de piedras en equilibrio que organiza todos los veranos.

Más noticias en Unpaisdemontañas.

Etiquetas
Comentarios