Aragón

Prematricularse en un máster de la UZ cuesta un 25% menos que el año pasado

El periodo de preinscripción comenzó el pasado 1 de marzo y finalizará el 26 de este mismo mes.

Una clase de la Universidad de Zaragoza.
Una clase de la Universidad de Zaragoza.
Heraldo

La Universidad de Zaragoza inició el año pasado un cambio importante en su política de másteres: adelantar el periodo de matrícula. El objetivo no era otro que conseguir que los alumnos que tenían previsto finalizar sus estudios de grado se quedaran en el campus público aragonés, además de poder atraer a estudiantes de otras comunidades autónomas. De este modo, el año pasado se puso en marcha esta práctica, abriendo el periodo de prematrícula en abril (un poco después que el resto de universidades españolas). Tras el éxito de esta primera prueba, el vicerrectorado de Política Académica decidió adelantar las fechas. Este curso la prematrícula se inició el 1 de marzo y continuará disponible hasta el 26 de este mismo mes.

Para poder inscribirse es necesario pagar 150 euros entre el 10 y 11 de mayo, un importe que posteriormente será descontado del precio total de la matrícula. La Universidad de Zaragoza ha decido que esta primera reserva sea un 25% más económica que la que se fijó durante el primer año (200 euros), con la intención de que no supongan un obstáculo para los futuros estudiantes. No obstante, desde algunos sindicatos de estudiantes se ha criticado esta medida, ya que consideran que no debería ser necesario ningún pago.

Desde el Colectivo de Estudiantes Progresistas de Aragón (CEPA) han criticado el “afán recaudatorio” de la medida, puesto que si finalmente no cursan el máster en el que se han prematriculado, pierden esta cuantía. Según señalan, esto se produce independientemente de si la matrícula no se efectúa porque el alumno ha decidido marcharse a otra universidad, no ha terminado sus estudios a tiempo o no tiene los ingresos suficientes para hacer frente al coste total. “Hay facultades en las que se ha trabajado para que los alumnos pudieran comenzar las clases estando el curso ya empezado (con el objetivo de que no perdieran los 200 euros); pero en otras ocasiones ha sido imposible”, lamentan.

En esta primera fase de la matrícula solo se pueden adjudicar el 75% de las plazas ofertadas, con la intención de que el 25% restante queden libres para los alumnos que deciden su futuro tras terminar el curso académico (en junio y julio) o incluso en el mes de septiembre (cuando se sacan las vacantes que no se han conseguido cubrir en los dos periodos anteriores). Otra de las peculiaridades de esta prematrícula es que no está disponible para el postgrado  en Profesorado de ESO, Bachillerato, FP y Enseñanzas de Idiomas, Artísticas y Deportivas.

El año pasado, un total de 400 personas decidieron reservar su plaza en este primer periodo. Esto supuso una tercera parte de los nuevos alumnos matriculados en el curso 2017-2018. Todo ello teniendo en cuenta que era imposible preinscribirse en el máster de Profesorado, que cada año acoge a medio millar de alumnos. Desde el vicerrectorado de Política Académica se mostraron muy satisfechos con estos resultados. De hecho, en algunos postgrados como el de Abogacía o el de Tecnologías de la Información Geográfica para la Ordenación del Territorio: Sistemas de Información Geográfica y Teledetección se agotaron todas las plazas que se pusieron a disposición del alumnado.

Un 20% de los alumnos se matriculan en un máster

Hasta el 22,6% de los estudiantes de grado de la Universidad de Zaragoza se acaban matriculando en un máster. Así se desprende de los datos facilitados por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte correspondientes al curso 2015-2016. Sin embargo, esta tasa se reduce de manera importante cuando se comprueba cuántos de estos estudiantes deciden cursar el postgrado en el campus público aragonés. En este caso, menos del 16% de los matriculados continúan su formación en la Universidad de Zaragoza.

Las titulaciones del área de Ciencias (como pueden ser Física, Química o Biotecnología) son las que registran una mayor tasa de transición a máster. En estos casos, cerca del 60% de los alumnos de la UZ terminan estudiando un postgrado, una cifra que baja al 36% si los estudiantes se quedan en el campus público aragonés. Otra de las ramas que más porcentaje de inscripciones en máster aporta es la de Artes y Humanidades, con un 57% de transición en términos generales y un 44% en la Universidad de Zaragoza.

Por el contrario, los estudiantes de titulaciones sanitarias o educativas son los que menos apuestan por realizar un postgrado tras terminar sus estudios de primer ciclo. En el primer caso la tasa global de transición se sitúa en un 6,5% (un 3,5% dentro de la propia Universidad de Zaragoza), mientras que en el segundo desciende hasta el 2,5% (1,5% en la misma universidad).

Etiquetas
Comentarios