Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

Orés

Orés: la magia y la ilusión ponen a Orés en el mapa

Esta localidad cincovillesa trabaja ya en la organización de la próxima edición de un singular certamen que se celebrará en junio, y que en ediciones anteriores ha multiplicado por 20 su población.

Noeli Barceló 06/03/2018 a las 05:00
Más imágenes de Orés en 'Aragón, pueblo a pueblo'

Solo la magia y la ilusión que tienen los vecinos de Orés han hecho posible la consolidación del Orés Mágico, el festival del ilusionismo que el próximo mes de junio celebrará su novena edición y que aspira a mantener las 2.000 personas que consiguió reunir el año pasado. Detrás de la organización está el trabajo de un equipo de 40 personas. Como Ana Idoipe, que ha visto nacer y crecer al festival, o como el ejeano Miguel Espés que, por motivos familiares, se ha comprometido con él en estos últimos tres años.

"Somos 40 personas, pero todo el pueblo colabora varias semanas antes organizando escenarios, decoración de calles, los locales, preparando bocadillos o el merchandising con el que se financian parte de los gastos". Los oresanos son poco más de un centenar y consideran que la magia les ha puesto en el mapa.

La idea que surgió hace una década para promocionar el pueblo ha resultado ser un éxito. "Hace nueve años que nos sentamos a pensar qué podíamos hacer para dar a conocer un pueblo tan pequeño. Buscábamos algo diferente a lo que otros estaban ofreciendo. Coincidió que el albergue había organizado una velada con unos magos en una cena-espectáculo y viendo la actuación pensamos en hacer un festival de magia al aire libre", dicen.

Porque la relevancia de este evento estriba en que es la ventana por la que Orés ha querido darse a conocer, atraer visitantes y que estos vuelvan de nuevo para conocer al detalle un lugar auténtico rodeado de un medioambiente privilegiado. El objetivo estaba claro:"Queremos mantener la población y que Orés siga vivo". Y hoy por hoy el esfuerzo está dando sus frutos, porque en estos últimos años se han asentado varias familias jóvenes y los niños vuelven a jugar en estas calles. Contar en este momento con más de una docena de niños en edad escolar representa el mayor orgullo para el Ayuntamiento que, no obstante, subraya su cautela y los modestos recursos con que cuenta. La residencia de mayores ha sido otra de las claves, ya que proporciona trabajo a cinco personas. Una de las trabajadoras también llegó con sus hijos y en los últimos años se asentó también otra familia en la que el cabeza de familia se dedica a la albañilería.

"En un pueblo grande o en una ciudad no sería tan complejo de organizar el Orés Mágico. Lo difícil es hacerlo aquí. Es una actividad que sirve para dinamizar a la gran mayoría del pueblo y entre todos sostener un proyecto. Participan todos, desde los más pequeños a la gente mayor. Hace falta hacer magia para sacarlo adelante, de hecho, muchos de los grandes magos cuando vienen no se creen que podamos con un proyecto semejante. Al principio pueden tener reticencias a venir pero luego se van encantados". Además, el festival sirve de trampolín para jóvenes magos de la zona, como el caso del sadabense Rubén Díaz.

La próxima cita

Ya han comenzado a trabajar para preparar la cita que en junio próximo volverá a atraer a un número de espectadores, que por un día multiplica por 20 la población. "Casi vamos con un poco de retraso. Traemos a magos muy conocidos y tienen agendas apretadas así que hay que firmar los contratos con mucho tiempo". Sobre la mesa hay varias opciones y se apuntan nombres como los de Mag Lari, Anthony Blake o Jorge Blass, pero ninguna posibilidad está cerrada. "Ahora estamos ya en el top y es difícil seguir subiendo la calidad. La meta ya no es crecer en espectadores sino ofrecer calidad a todos las personas que vengan y atenderlas muy bien. Los espectadores esperan ver un buen espectáculo. Intentamos conjugar los grandes magos mediáticos con otros que no son tan conocidos pero traen números de mucha calidad. En este tiempo hemos contado con el apoyo de la Asociación de Magos de Zaragoza aunque en este momento ya contratamos directamente".

Una anécdota para el recuerdo

La gran tormenta que se registró el año pasado se recordará durante mucho tiempo porque causó múltiples problemas y trastocó horarios y espacios. Los organizadores señalan que en algunos momentos el agua caía con tal fuerza que las sillas de las terrazas flotaban en las calles.

"Aquí caía el mar y lo pasamos fatal. Cuando llegaron Jandro y Junke, los famosos magos del ‘Hormiguero’, estaba lloviendo muchísimo. Para entrar al local en el que debían actuar hubo que pasar por una zona completamente inundada, un barrizal. Pero se fueron muy contentos, aunque en algún momento pensamos que se daban media vuelta y se iban", comentan, apuntando al mismo tiempo que merece la pena el esfuerzo realizado.

ProjectOres, un proyecto que utiliza las técnicas de construcción sostenibles

Hace ya cuatro años que Fernando Lafuente llegó de Zaragoza con su mujer y su hija, que ahora cuenta con 16 años. "Fue un cambio total pasar de la ciudad a la tranquilidad. La casualidad nos trajo hasta aquí y rápidamente decidimos quedarnos". Apunta a aspectos que hay que asumir como la dureza del invierno o que su hija deba afrontar varios trasbordos hasta llegar al centro escolar cada día. Señala que "el proceso es duro hasta que llegan los primeros frutos", pero hace un balance positivo.

Su trabajo ProjectOres impulsa el desarrollo de talleres y cursos formativos utilizando técnicas de construcción sostenibles basadas en los métodos tradicionales. "Hemos impartido cursos con distintas técnicas. Yo aplico la bioconstrucción a las rehabilitaciones que vamos haciendo. Intento recuperar espacios que se estaban perdiendo". Además gestiona una vivienda de turismo rural que recibe turistas extranjeros principalmente. "Ahora nos sentimos muy a gusto y tenemos el apoyo del Ayuntamiento y la asesoría de Adefo. Varias familias se han asentado y Orés no pierde habitantes".

Indra y Enrico gestionan el albergue y destacan el potencial turístico

Indra y Enrico llegaron de Génova a través del programa Abraza la Tierra. Hace casi cinco años que recalaron aquí con su hijo Gael y en 2014 nació John. Gestionan el albergue pero además Enrico está contratado por el Ayuntamiento a media jornada y realiza las tareas de alguacil.

"En estos años hemos ido cambiando el albergue a un ‘bed and breakfast’ al estilo anglosajón y lo que ofrecemos son habitaciones individuales y familiares con el desayuno. Todo con el trato lo más familiar posible. Estamos muy contentos". Confiaron en el potencial turístico del pueblo y han contado con el apoyo del Ayuntamiento. "Se nos ha atendido y nos hemos sentido arropados. En mayo celebraremos nuestro quinto aniversario aquí y queremos celebrarlo". Apunta que la mitad de los clientes es "turismo nacional y el resto son franceses, pero hemos recibido clientes de todo el mundo".

"Para nosotros que venimos de Italia, este entorno es muy parecido a la Toscana con la ventaja de que es virgen, mientras que allí hay una marca humana y una sobreexplotación . Estamos en un pueblo muy auténtico. Hay un turismo que no es el de masas".

LOS IMPRESCINDIBLES

La iglesia parroquial

Preside la plaza de España. De origen románico, fue reformada en el siglo XVII. Guarda un retablo dedicado a la Virgen de la Pardina del siglo XV, la imagen románica de la Virgen de la Pardina del siglo XII y el retablo de la Virgen del Rosario.

El monte del Fragal

Con sus 852 metros de altura, en los días despejados ofrece una vista del Pirineo y Prepirineo cincovillés. Entre la vegetación de pinos, robles y carrascas se refugia fauna, como el águila real y perdiguera, el búho real o el cernícalo.

El antiguo horno

Orés tuvo panadería propia hasta que hace un par de décadas el antiguo horno sufrió un incendio. El espacio fue restaurado por el Ayuntamiento en los años 90. Se ha colocado una escalinata para convertirlo en un mirador.

-Ir al especial 'Aragón, pueblo a pueblo'





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo