Aragón
Suscríbete por 1€

Los paradores de Alcañiz y Bielsa cumplen 50 años

Fueron inaugurados en 1968, en plena expansión de la red de Paradores Nacionales. Con la próxima apertura del de Veruela, Aragón contará con cinco establecimientos de este tipo.

Parador de Alcañiz.
Parador de Alcañiz.
parador.es

Este es un año de celebraciones y de una esperada apertura para los paradores de Aragón. Los de Alcañiz y Bielsa cumplen 50 años y se prevé que durante 2018 se inaugure el esperado Parador Nacional de Veruela, cuyo proyecto se inició en 2005.

De los 97 paradores nacionales repartidos en 16 comunidades autónomas, cuatro están en Aragón: el de Sos del Rey Católico (edificio noble de estilo aragonés), en Zaragoza; el de Bielsa (refugio pirenaico al pie de Monte Perdido), en Huesca; y los de Alcañiz (castillo-convento de la orden de Calatrava, siglos XII-XIII) y Teruel (palacete de inspiración mudéjar), en la provincia turolense. Así, el de Veruela (ubicado en la parte barroca del monasterio) será el segundo establecimiento de Paradores en la provincia de Zaragoza.

El de Alcañiz y el de Bielsa ya han comenzado a celebrar su medio siglo de vida. El pasado jueves, los tambores volvieron a sonar del mismo modo que lo hicieron en la inauguración del parador de Alcañiz, abierto como hostería el 6 de julio de 1968.

Al acto de conmemoración asistieron varias representantes de autoridades e instituciones nacionales y locales. “En julio tenemos previsto un acto central que coincidirá con el día de la inauguración de hace 50 años”, explica Alberto Hernández, director del parador de Alcañiz y futuro director del parador de Veruela.

Del mismo modo, el parador de Bielsa celebra este domingo una jornada de puertas abiertas desde las 11.00 hasta las 13.00, que contará con la visita a algunas de sus instalaciones y la proyección de un vídeo conmemorativo, tras el que se servirá café o aperitivo.

De los cinco paradores aragoneses, el más antiguo es el de Teruel, inaugurado el 3 de septiembre de 1956. Para su construcción se contó con el arquitecto Osuna Fajardo, quién tras la obra del establecimiento turolense se encargó de proyectar la sede del Ministerio de Turismo, en el madrileño paseo del Prado, actual Ministerio de Defensa.

Este parador se dotó con los adelantos de la época, con 40 habitaciones dobles con baño privado, agua caliente y fría, calefacción y teléfono, garaje y hasta un surtidor de gasolina.

En enero de 1983 se acometieron obras ampliación y reabrió con nuevas instalaciones en diciembre de 1984. Fue reinaugurado con 20 habitaciones más y dos salones para banquetes y convenciones.

90 aniversario de Paradores

Este año, Paradores de Turismo de España cumple su 90 aniversario, una estructura hotelera que tiene su origen en 1910, cuando el Gobierno encargó al Marqués de la Vega-Inclán este proyecto para mejorar la imagen internacional de España, ya que entonces prácticamente no existían hoteles para alojar a los excursionistas.

En 1926, siguiendo esta iniciativa, se inició la construcción de un alojamiento en la sierra de Gredos, emplazamiento elegido personalmente por el rey Alfonso XIII. El hotel fue inaugurado el 9 de octubre de 1928 por el monarca, convirtiéndose en el primer establecimiento de la futura red de Paradores de España.

Posteriormente, tras constituirse la Junta de Paradores y Hosterías del Reino, se decidió escoger monumentos históricos artísticos y enclaves de gran belleza natural para instalar nuevos paradores. El mayor proceso expansivo de estos alojamientos tuvo lugar en la década de los 60 del pasado siglo.

En la actualidad en Paradores trabajan más de 4. 000 profesionales y sus establecimientos tienen una media de 65 habitaciones, con 1.451.743 clientes anuales, según datos de 2016.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión