Aragón
Suscríbete por 1€

Escatrón: pesca de río, pesca de sol

El proyecto fotovoltaico que ultima el grupo Cobra y la historia de la central térmica se combinan con la pujanza del coto de pesca fluvial que une la localidad a Mequinenza por el río Ebro.

Escalera multicolor en el centro de Escatrón.
Escalera multicolor en el centro de Escatrón.
Laura Uranga

Lo de Escatrón es una historia de energía, en el sentido literal y metafórico del término. Energía térmica para la generación de combustible en el pasado y presente, energía fotovoltaica en el futuro inmediato para maximizar el sol que baña al pueblo; energía nuclear (que estuvo a punto de llegar por consenso popular a finales de los setenta y finalmente no llegó) y energía vital con la reapertura del monasterio de Rueda (unido históricamente al pueblo, aunque pertenezca administrativamente a Sástago) y el efecto en la pequeña hostelería, amén de energía deportiva con la consolidación del coto de pesca fluvial en el Ebro inaugurado en el verano de 2015. Estirando un poco más el concepto, hay que hacer alusión a la energía festiva derivada de contar con diez bares en un pueblo que supera por poco los mil habitantes.

Fortaleza de espíritu y memoria le sobran a Bautista Antorán, el cronista del pueblo. Trabajador de la antigua central térmica de Endesa en Escatrón entre 1956 y 1978, trasladado después a Andorra otro cuarto de siglo cuando se mudó allá la misma empresa, regresó a su pueblo en 2003 con la jubilación y se ha dedicado desde entonces a escarbar en todas las áreas de interés histórico de Escatrón, desde el anecdotario a la tradición pía o la económica.

Escatrón: pesca de río, pesca de sol

"En 1946 –explica Bautista– el Instituto Nacional de Industria hizo un plan de recuperación fundamentado en productos petrolíferos, que incluía el carbón de Andorra y una térmica en Escatrón. La planta se inauguró en 1953 con una concesión de agua limitada, que le permitió ir funcionando. Cuando vino Eisenhower, se hizo el oleoducto y las bases, el proyecto petrolífero en el que estaba involucrada la central se fue diluyendo".

El movimiento de la térmica de Escatrón a Andorra fue un gran impacto para los trabajadores locales. "En 1973, el director de Endesa Antonio Linares comunicó al comité de empresa que se haría una central nueva en Escatrón, pero poco después supimos por HERALDO que se planeaba la construcción del proyecto en Andorra. Hicimos todo lo que pudimos para defender el proyecto inicial, aportamos informes técnicos, pero en 1975 nos dijeron que no peleáramos más, que la opción de Escatrón no era viable y que nos trasladarían a Andorra. Al principio, la central de Andorra no podía funcionar a plena potencia por falta de agua; tras la construcción y ampliación de varios embalses salió adelante. Allí estuve muchos años y fui feliz, sigo colaborando en temas culturales, pero Escatrón es mi pueblo y aquí estoy muy a gusto. Como se perdieron los archivos anteriores al 14 de febrero de 1938, he investigado sobre Escatrón en todas partes, hasta en los archivos de Salamanca; en ello sigo".

Un bar por cada cien vecinos

Lo de los diez bares (algunos tienen también restaurante) para 1.000 personas llama la atención. El Embarcadero en el Club Náutico del Ebro, el del salón Polivalente, Gemelas, Español, París, Avalon, Los Arcos, El Hogar y el local de la Asociación Rueda, que galvaniza la actividad cultural del pueblo, además de servir de discoteca los fines de semana;la guinda la pone en verano el bar de las piscinas. La pensión Mayor y la panadería de la familia Manzanares (tres generaciones en ejercicio) son otros puntos de reunión en el pueblo.

En cuanto a los emprendedores locales, Ángel Artal se reparte entre su empresa matriz (Áridos Artal) y sus olivares, de los cuales sale el Aceite de Marta, llamado así por la hija de Ángel.

Sol y río

El teniente de alcalde de Escatrón, Juan Ramón Lis, hace hincapié en la diversidad que presenta el municipio en cuanto a destinos laborales relacionados con la energía, amén de la relevancia de dos aspectos fundamentales en la economía local actual: el coto de pesca y el proyecto de energía fotovoltaica de Ignis. "Entre la central de ciclo combinado de Viesgo, que en el último año ha trabajado a un mayor rendimiento, y la planta de Ignis hay mucha gente del pueblo trabajando en este tipo de empresas, además de los que han encontrado trabajo en la de Castelnou, que está aquí al lado. El coto de pesca fluvial hasta Mequinenza y el proyecto de energía fotovoltaica suponen dos garantías de presente y futuro para Escatrón".

Inaugurado en julio de 2015, el mentado coto de pesca –que abarca el recorrido del Ebro entre el puente de Escatrón y Mequinenza– ha regularizado una actividad que venía sufriendo los embates de los furtivos en los últimos años. "La tarifa –explica Juan Ramón– es muy cómoda, tres euros al día y rebajas para los empadronados en los municipios del coto. El tema de la catalogación de las llamadas especies invasoras ha sido conflictivo, pero al menos se ha controlado mucho la acción de los furtivos; había bandas incluso, que no respetaban nada e incluso amenazaban al personal. Ahora hay guardas por carretera y lancha que controlan ese problema; hay otros puntos conflictivos río arriba, pero como en esta zona están los mejores puestos de pesca, era más golosa para esta gente".

Ocho parques fotovoltaicos

Promovidos por el grupo empresarial Cobra tras la subasta estatal de energía solar fotovoltaica del año pasado, suponen un aliciente laboral a corto y medio plazo para la ribera baja del Ebro, especialmente para Escatrón y Chiprana (allí se levantarán cuatro más). "Se realizó un estudio –comenta Juan Ramón– que daba una conclusión muy interesante; tenemos una de las mejores zonas de España en cuanto a irradiación solar. Mejores, no mayores; en Murcia, Extremadura y Almería, la fuerza del sol es mayor, pero por las altas temperaturas no son tan eficientes en ciertas épocas del año para este fin. Aquí se puede hacer un trabajo más constante".

El 99% de los terrenos ocupados por el proyecto son privados, y de muchos propietarios, en parcelas pequeñas. "Se les presenta una buena oportunidad, aunque tampoco dé para dejar de trabajar, pero es un horizonte muy bueno para quienes tengan terrenos", concluye Juan Ramón.

El retablo del maestro Esteban en la parroquia de la Asunción

Bsutista Antorán ha investigado y escrito de manera profusa sobre esta joya en alabastro que llegó a la iglesia de la Asunción de Escatrón tras la desamortización de Mendizábal, procedente del monasterio de Rueda. "Los bienes del monasterio se vendieron en subasta, y lo no vendible se repartió entre los pueblos cercanos; Sástago recibió el órgano, Alborge el retablo de San Bernardo y aquí vino este retablo. Data de 1607, y se construye para embellecer la cabecera del monasterio. El maestro Esteban era discípulo de segunda generación de Damián Forment, autor del retablo del Pilar, entre muchos otros". La obra monumental presenta distintas escenas religiosas, desde la Purificación de la Virgen a la Asunción o la Adoración de los Reyes. Cuenta con doce medallones en la predela; cuatro sobre el Antiguo Testamento, los cuatro evangelistas y los cuatro padres de la iglesia católica occidental: San Agustín, San Ambrosio, San Jerónimo y San Gregorio Magno. También aparece la bendición de Melquisedec a Abraham y el sueño de Jacob. En la guerra civil sufrió agresiones (hay figuras mutiladas) pero se consiguió protegerlo. Hace veinte años se desmontó y restauró; es visitable desde el año 2000.

LOS IMPRESCINDIBLES

Anís Escatrón

Se trata de un auténtico objeto del deseo (botellas y etiquetas) para los coleccionistas. La antigua fábrica, que vivió su esplendor a mediados del siglo pasado, facturó un producto que mantuvo el pulso con las grandes marcas.

Sara Mora

Nacida en Escatrón, la actriz fue una de las figuras del llamado cine del ‘destape’ en la segunda mitad de los setenta y primeros ochenta, en filmes como ‘Las siete magníficas y audaces mujeres’ o ‘Las alegres vampiras de Vögel’.

Arco de Santa Águeda

La patrona de Escatrón da nombre a muchos enclaves del pueblo; quizá el más popular es el arco sobre la plaza del Barranco, que incluye una pequeña capilla con altar y un cuadro con la imagen de la santa.

-Ir al especial 'Aragón, pueblo a pueblo'

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión