Despliega el menú
Aragón

Podemos cede con el ICA y garantiza que las cuentas autonómicas se aprueben en las Cortes

Tras exigir su derogación, vota a favor del cobro del impuesto en el último trámite previo al pleno

Los diputados de la izquierda respaldaron ayer el dictamen de la ley de presupuestos.
Los diputados de la izquierda respaldaron ayer el dictamen de la ley de presupuestos.
Guillermo Mestre

En dos meses han pasado de pactar una reforma del Impuesto sobre la Contaminación de las Aguas (ICA), a manifestarse después por su derogación y más tarde exigir una moratoria en su cobro, pero finalmente Podemos ha cedido con el ICA y garantizará que las cuentas autonómicas se aprueben este miércoles. No solo ha desistido de su postura, sino que su grupo parlamentario ha respaldado este lunes en las Cortes que se mantengan las actuales tarifas del ICA, incluidas en el dictamen de la ley de presupuestos de Aragón de 2018. No obstante, una comisión debe dilucidar su reforma, tal y como han acordado.

En una accidentada comisión de Hacienda, en la que se han tenido que repetir en varias ocasiones las votaciones del articulado de la ley, la izquierda ha impuesto su mayoría en el último trámite previo al pleno que dará el miércoles el visto bueno definitivo a las cuentas. Al mismo tiempo, las bases de Podemos acababan de decidir su respaldo (con un 80%), como hicieron también las de IU (60%), lo que despeja la situación. Eso sí, su militancia apenas se ha movilizado: solo ha participado en torno al 9% de los inscritos de Podemos y un 30% de los afiliados de IU.

Dos horas antes de la votación en las Cortes, la izquierda imponía también su mayoría en el Ayuntamiento de Zaragoza para sacar adelante las cuentas del equipo de ZEC, en un intercambio de apoyos en las instituciones asumido públicamente en las propias filas progresistas.

La foto fija que arroja el dictamen de los presupuestos autonómicos refleja que la coalición PSOE-CHA ha logrado los apoyos sin apenas impacto en las cuantías del presupuesto: de las 1.293 enmiendas presentadas por los partidos, se han aprobado 358 que suponen mover 54 millones sobre una cuantía global de 6.162 y un gasto no financiero de 5.303.

La negociación previa con Podemos ha permitido el acuerdo, puesto que en esos contactos ya se pactó una serie de incorporaciones al proyecto de ley y se dejó para el trámite de enmiendas otro paquete de incorporaciones. De hecho, la coalición PSOE-CHA ha asumido el 70% de las propuestas de la formación morada y el 65% de IU para garantizarse su apoyo.

Suerte dispar de las enmiendas

Mientras tanto, los diputados del PP, PAR y Ciudadanos han votado en contra y han reiterado sus críticas al "rodillo" aplicado en el trámite de enmiendas, ya que solo se han aprobado un 28% de las 1.293 enmiendas presentadas por los grupos, de las cuales solo un puñado son suyas pese a defender que eran "viables". Por ello, han hablado un día más de que las cuentas son "sectarias".

En la comisión de Hacienda ni se ha llegado a dar una justificación del voto y han sido los diputados, a petición de los periodistas, los que han explicado sus posturas en los pasillos de las Cortes.

El coordinador de la ponencia de presupuestos, el socialista Alfredo Sancho, ha mostrado su "satisfacción" por las negociaciones porque permitirán continuar "la recuperación de los servicios sociales, con las bases que ha marcado el Gobierno, y se han visto mejoradas con las enmiendas". En la misma línea se ha pronunciado el nacionalista Gregorio Briz, quien ha destacado el acuerdo de la izquierda, ya que permitirá disponer de las cuentas antes que el año pasado para seguir impulsado políticas progresistas.

Mientras, Antonio Suárez (PP) no solo ha cuestionado el presupuesto, sino que ha criticado el "sainete" de Podemos por votar a favor de la disposición que fija las tarifas del ICA tal y como están redactadas por el Gobierno aragonés, renunciando a la enmienda en la que exigía la moratoria.

La única formación que ha votado en contra del impuesto ha sido la aragonesista Elena Allué tras decaer su propuesta de bonificación, mientras PP y Ciudadanos se han abstenido. "Este es el último presupuesto de la legislatura, que hasta ahora han servido para subir los impuestos a todos los aragoneses, pero resolver se ha resuelto poco", ha sostenido.

Ante las críticas, el diputado de Podemos Héctor Vicente ha justificado el apoyo al cobro del ICA en su "coherencia" con el informe de los letrados de las Cortes, que ha avalado el veto de la DGA a las ocho enmiendas que minoraban los ingresos, entre ellas las de Podemos e IU de suspender el cobro del impuesto.

Javier Martínez, de Ciudadanos, ha insistido en que la ponencia solo ha sido una continuación de las negociaciones entre Podemos y el PSOE y ha lamentado que solo se hayan podido abstener en la sección de la Consejería de Innovación por la negativa de la izquierda a asumir "enmiendas viables e interesantes".

Por su parte, Patricia Luquin, de IU, ha destacado el "cierto giro a la izquierda" gracias a las enmiendas aprobadas, con las que su partido ha conseguido mover 7,5 millones. No obstante, ha destacado que el presupuesto "dista mucho" del deseado por su formación.

Etiquetas
Comentarios