Aragón
Suscríbete por 1€

La DGA negociará con los sindicatos una reducción en las horas lectivas de los docentes

En estos momentos, los profesores de enseñanzas medias tienen 20 horas semanales, pero antes de la crisis daban clases durante 18.

El nuevo curso traerá novedades para los profesores interinos.
Los alumnos acuden a una clase de Secundaria de un instituto de Zaragoza.
A.A./heraldo

Los derechos perdidos por la crisis en el sistema educativo se van recuperando poco a poco. Una de las últimas novedades ha sido la disposición del Gobierno de Aragón para negociar una posible reducción de la jornada lectiva de los profesores de la Comunidad. Según han subrayado varios sindicatos, en la Mesa Técnica celebrada este jueves, la Administración les emplazó a reunirse a finales de febrero para empezar a tratar esta cuestión. "Destacamos el compromiso de la Administración a iniciar un calendario de negociaciones en mesas técnicas, la primera el 22 de febrero, para recuperar las condiciones laborales anteriores a 2012", publica STEA en una nota.

Una información que confirman los sindicatos mayoritarios. "En estos años les hemos trasladado varias propuestas concretas para reducir el número de horas lectivas. Ahora, ellos han cogido el guante y nos han confirmado que se va a abordar esta cuestión", detalla Alfonso Alegre, representante de Educación de CGT Aragón. Una versión que también respaldan desde CSIF. Por su parte, desde el Gobierno de Aragón ni confirman ni desmienten las futuras negociaciones. 

Tras la aprobación del Real Decreto 14/2012, las horas lectivas semanales del personal docente en centros públicos de Educación Secundaria Obligatoria, Formación Profesional y Especial pasaron de 18 a 21. Un salto cuantitativo que fue muy criticado y que se mantuvo hasta el curso 2015-2016. En aquel momento, el actual Ejecutivo autonómico llegó a un acuerdo con los sindicatos por el que se bajaba una hora lectiva (situándose en el mínimo que permite la legislación anteriormente nombrada). De este modo, el docente podría dedicar una hora más a actividades complementarias en el centro como labor tutorial, coordinación con otros profesores, participación en formación docente o programas de innovación.

“El objetivo en esta negociación es alcanzar las 18 horas semanales”, puntualiza Alfonso Zafra, representante de Educación de CSIF Aragón. Una visión que comparten desde el resto de sindicatos, que como STEA recuerdan que el “modelo andaluz de recuperación de las 18 horas lectivas nos sirve, ya que por el momento está permitiendo sortear las limitaciones que quiere imponer la Administración central”. El Gobierno dirigido por Susana Díaz alcanzó hace casi dos años un pacto para que se recuperaran las 18 horas semanales de manera paulatina. Es decir, en el curso 2017-2018 se ha bajado hasta las 19 horas y en el 2018-2019 se volverán a implantar las 18.

“Nuestro horario laboral (37,5 horas semanales) se divide en tres tipos de horas: lectivas (en clase), complementarias (acudir a la celebración de claustros, reuniones familiares, extraescolares, coordinación entre diversas áreas, preparación de proyectos de innovación) y las horas de preparación y corrección del material escolar”, recuerda Zafra. Por ello, la solución que se propone es “computar determinado número de horas (por ejemplo, las guardias) como horario lectivo”.

De este modo, para el Gobierno central se cumplirían las 20 horas, mientras que los docentes tendrían dos horas libres para dedicarlas a una mayor coordinación y la puesta en marcha de diversos proyectos. Asimismo, reclaman que se reduzcan la jornada lectiva de los profesores de Infantil y Primaria. “Actualmente son 25 y consideramos que se debería bajar a 23, pero es algo que habrá que negociar”, sostiene el representante de CSIF.

Según puntualiza STEA, también serán objeto de diálogo el reconocimiento de los sexenios de oficio a los interinos (pero no la retroactividad), la reducción de jornada a los mayores de 55 años, la conciliación de la vida familiar y laboral, y la regulación de la dispensa de 16 horas por curso para asuntos personales, en aplicación del acuerdo de la Mesa General de Función Pública.

Creación de 242 plazas de plantilla

Lo que sí que se ha acordado de manera definitiva es la consolidación de 242 plazas de plantilla. “Es un paso más en el proceso de estabilización del profesorado. Muchos de los puestos que estaban ocupados por interinos, ahora se convierten en plazas fijas, por lo que los docentes (funcionarios de plantilla) podrán optar a ellas. “En ocasiones, se convocan en oposición más plazas de las que hay aprobadas por plantilla y estos docentes tienen que ir cada año a un centro diferente, como si fueran interinos. El objetivo de este convenio es que esto no ocurra”, recuerda Zafra.

Según asegura el departamento dirigido por Mayte Pérez, tras este pacto ya son cerca de 600 los puestos consolidados en plantilla desde julio de 2015. Asimismo, desde entonces se han sumado más de 1.200 profesores al sistema educativo aragonés. “Este acuerdo mantiene la senda de estabilización del profesorado iniciada hace tres cursos, y que se verá aún más beneficiada por la celebración de la oferta público de empleo ya anunciada para los próximos años”, puntualiza el Gobierno de Aragón en una nota de prensa.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión