Despliega el menú
Aragón

Aragón, un país de montañas

Una autoguía para acompañar al visitante en el castillo de Peracense

El libro acompaña al visitante durante el recorrido por la fortaleza para comprender mejor este monumento. A través de cuatro capítulos aborda el paisaje, la historia de la fortaleza, así como los aspectos más curiosos y menos visibles del castillo, además de ofrecer siete rutas por su entorno para realizar a pie y en vehículo.

Castillo de Peracense.
Castillo de Peracense.
Antonio García

El castillo de Peracense cuenta desde ahora con una autoguía que los visitantes pueden usar en su recorrido por este monumento, para entender mejor los distintos espacios de esta fortaleza, su utilidad, contexto histórico y usos habituales. «El castillo se encuentra bien conservado y se puede visitar al completo, pero para que el público pueda hacerse una idea más completa de este monumento y de lo que sería la vida cotidiana en esta fortaleza y disfrutar así más de la visita, hemos querido editar esta guía», explica Antonio Hernández, socio de la empresa Acrótera, que gestiona el monumento, y miembro de la Asociación Amigos del Castillo de Peracense. Gracias a esta publicación, «el visitante puede ‘ver’ lo que no está a simple vista», señala.

El castillo de Peracense es una fortaleza de gran tamaño pero, conforme el viajero se acerca a él, «lo que más llama la atención del viajero es cómo se mimetiza con su entorno», dice Hernández. Y es que la visita a esta fortaleza no puede hacerse sin prestar atención al entorno natural que lo rodea, pues además, de la belleza del paisaje, es un elemento de primer orden para entender el castillo ya que sus constructores aprovecharon la topografía original del terreno para construir un enclave defensivo de primer orden.

Camuflada

Perfectamente incardinado en la piedra arenisca del paisaje circundante, el castillo, de la misma piedra rojiza, no se distingue a primera vista de la roca natural. «Eso es precisamente lo que querían los que lo construyeron, que quedase escondido en el paisaje, para ofrecer ese factor sorpresa sobre los enemigos que pudieran acercarse», explica el guía.

El castillo presenta tres líneas de murallas, cada una de diámetro más corto que el anterior paero también más escarpada y difícil de sortear. Así se completaba el sistema defensivo de la fortaleza. Una vez dentro, la vida estaba estructurada en torno al señor del castillo y las tropas a su servicio. Las excavaciones paleontológicas que se han ido realizando han permitido conocer detalles de la vida en el castillo que se explican en la guía, a través de infografías y de imágenes de armas otros objetos de museos que corresponderían a la misma época y contexto en el que se inscribe el castillo de Peracense.

Gracias a las excavaciones se sabe también que «el antiguo pueblo de Peracense se asentaba justo a los pies del castillo», explica el experto. De este modo, lograban la protección de la fortaleza y el señor feudal los mantenía cerca para su servicio.

Gracias a la guía pueden conocerse también curiosidades como la dieta alimenticia de la época:«La comida de los soldados y la gente de pie era simplemente pan, vino y gachas», explica Hernández. Las gachas eran «una masa cocinada con harina hecha con legumbres, avena u otros cereales, que no fueran el trigo blanco, ya que ese se reservaba para el señor del castillo». Para él también eran los productos de la ganadería y «solo el señor tenía permiso para practicar la caza en la zona», añade.

El castillo cuenta con una exposición permanente de armas de asedio de época medieval que permiten acercarse al arte de la guerra y la defensa durante ese periodo. Se trata de réplica realizadas por el creador Rubén Saenz, en su taller de Albarracín.

El castillo puede visitarse los sábados y domingos, de 10.30 a 14.00 y de 15.30 a 18.00. Desde Acrótera se realizan visitas guiadas en épocas de temporada alta, verano y Semana Santa. En ocasiones jornadas recreacionistas con actividades de animación de carácter medieval que acercan al visitante a la época de construcción del castillo.

Información sobre el monumento y rutas de su entorno

La publicación consta de 96 páginas y a través de cuatro capítulos aborda el paisaje, la historia de la fortaleza, un recorrido por los aspectos más curiosos y menos visibles del castillo y siete rutas por su entorno para realizar a pie y en vehículo.

El trabajo conjunto de la Asociación Amigos del Castillo de Peracense y la empresa Acrótera Gestión del Patrimonio –que gestiona el monumento desde 2013– ha hecho posible la edición del primer libro. En él, se incorpora la divulgación de la investigación arqueológica que se viene desarrollando en la fortificación.

La guía se enmarca dentro de la conmemoración del XXX aniversario del inicio de las obras de restauración de esta fortaleza turolense (1987-2017) y ha contado con una subvención del Departamento de Turismo del Gobierno de Aragón, además de la colaboración del Ayuntamiento de Peracense y Caja Rural de Teruel.

La guía puede adquirirse en el propio castillo. Comienza a estar disponible en librerías de las tres capitales aragonesas y en diversos establecimientos comerciales de la Comarca del Jiloca. También puede solicitarse su envío a través del Facebook del castillo.

Más noticias en Unpaisdemontañas.

Etiquetas
Comentarios