Despliega el menú
Aragón

Las Urgencias del Miguel Servet y el Royo Villanova se saturan día tras día por varios picos asistenciales

Los sindicatos exigen que se refuerce enfermería y que se abra la cuarta planta del hospital de la margen izquierda.

Así estaban algunos pacientes en el servicio de Urgencias del Royo Villanova este martes por la mañana
Así estaban algunos pacientes en el servicio de Urgencias del Royo Villanova este martes por la mañana

Un preámbulo navideño bastante complicado están viviendo las Urgencias de los hospitales Miguel Servet y Royo Villanova de Zaragoza. La unidad que en el centro del paseo de Isabel la Católica está destinada habitualmente a los pacientes dados de alta que esperan una ambulancia se ha convertido este miércoles en una improvisada sala para enfermos que tenían que ser derivados para su ingreso en otros establecimientos hospitalarios.

Mientras, en las instalaciones del centro de referencia para toda la margen izquierda de la capital aragonesa se llegaron a acumular hasta 13 pacientes en los pasillos y había una veintena de personas pendientes de ingreso sin cama.

Esta era la situación de colapso que este miércoles a primera hora de la mañana describían algunos trabajadores de ambos hospitales. Los problemas derivados de los picos asistenciales se han repetido en los últimos días, antes incluso de la llegada de la epidemia de gripe, cuando las atenciones en Urgencias, sobre todo de gente mayor, se disparan. Esta saturación, que normalmente se origina ante la incapacidad del hospital de absorber los ingresos que se generan desde este servicio, ha hecho saltar una vez más las alarmas.

La DGA ha asegurado que a primeras horas de la tarde de la situación en el Servet era de "normalidad, dentro de una afluencia elevada". Lo que no ofreció fueron cifras concretas de atenciones ya que estas, explicó, "cambian de una hora a otra". "Los hospitales tienen sus planes y mecanismos previstos para adaptarse, bien ampliando espacios o personal, si se produce una situación extraordinaria o de necesidad", han concluido fuentes del Departamento de Sanidad del Ejecutivo autonómico.

Exigen un plan específico

El sindicato Comisiones Obreras ha exigido un plan de Urgencias por parte del Salud, que pasaría, entre otras medidas, por reforzar el personal de enfermería y auxiliares de enfermería, además de abrir la cuarta planta del Royo Villanova. Este piso, destinado en su día al ébola, se usó hasta el pasado marzo para reducir la presión asistencial.

El colapso de las Urgencias se repite de año en año en estas fechas al llegar el frío y provocar un aumento de los procesos respiratorios y otras afecciones como la gripe. En una nota de prensa, esta organización instó a la Consejería de Sanidad a poner en marcha un plan de contención antes de que se declare la habitual epidemia de la gripe y se acabe "por desprogramar quirófanos como ha ocurrido en años anteriores".

CC. OO. y CSIF-Aragón coinciden en denunciar que esta congestión de Urgencias no es puntual, sino sistemática, sobre todo en los mencionados Miguel Servet y Royo Villanova que llevan sufriéndola desde el pasado 11 de diciembre. Según Comisiones, la noche del 11 al 12 de diciembre había en el Servet 19 pacientes en el pasillo y la mañana del día 12 ya se elevaban a 22.

Comisiones también ha ofrecido este miércoles datos sobre la congestión del servicio en ambos establecimientos a media mañana: 14 convalecientes en los pasillos en el Servet y media docena de enfermos en espacios habilitados con biombos en los boxes del Royo, además de otras tantas personas sin cama para ingresar, entre ellas un paciente con una afección grave que posiblemente tenía que ingresar en la unidad de cuidados intensivos.

Situación del resto de Aragón

¿Cuál es la situación del resto de hospitales aragoneses? Una rápida radiografía ha aportado Rubén Eito, de la Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de Comisiones, gracias a los delegados de la organización en cada uno de ellos.

El Provincial Nuestra Señora de Gracia de Zaragoza no tenía dificultades por la mañana. En el San Jorge de Huesca, los boxes estaban llenos y hasta tres pacientes tuvieron que esperar en los pasillos para ser atendidos. Por último, el Hospital de Barbastro presentaba, como la calificó el presentante de CC. OO., una "sobrecarga organizada", habitual en esta época del año.

Etiquetas
Comentarios